Filipinas

Duterte busca extender su gobierno de terror: ahora dice que bombardeará escuelas

El presidente de Filipinas aseguró esta semana que ordenará a las fuerzas armadas de su país lanzar ataques aéreos contra planteles donde, asegura, se enseña "comunismo" y se inspira a los niños a rebelarse contra el gobierno.
Imagen por Mark Cristino/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, quiere llevar su gobierno de terror más allá de la guerra contra las drogas.

El mandatario aseguró esta semana que tiene la intención de lanzar ataques aéreos contra escuelas indígenas en su propio país que, asegura, enseñan "subversión y comunismo" e inspiran a los estudiantes a rebelarse contra el gobierno.

Publicidad

"Voy a bombardear esas escuelas", dijo el presidente en una conferencia de prensa después de su informe de gobierno. "Voy a usar a las Fuerzas Armadas, la Fuerza Aérea de Filipinas… porque ustedes están operando de manera ilegal y enseñan a nuestros niños a rebelarse contra su gobierno".

Las declaraciones de Rodrigo Duterte provocaron críticas inmediatas por parte de organizaciones de derechos humanos. "Al llamar a un ataque contra escuelas, Duterte está autorizando a los militares a cometer crímenes de guerra", afirmó Carlos Conde, integrante de Human Rights Watch.

Así protege Duterte a militares filipinos: 'si violan a tres mujeres, diré que lo hice yo'. Leer más aquí.

Las amenazas del presidente contra el grupo étinco Lumad son una nueva fase del enfrentamiento que tienen las fuerzas gubernamentales y los maoístas rebeldes en la isla sureña de Mindanao.

La organización no gubernamental Save Our Schools Network ha contabilizado que el ejército filipino ha emprendido 68 ataques contra 89 escuelas Lumad desde julio del año pasado.

La breve administración de Duterte ha elevado sus niveles de violencia, después de lanzar una brutal estrategia contra las drogas que ha dejado, al menos, 7.000 muertos. El sábado pasado, el Congreso votó para extender la ley marcial decretada en el estado de Mindanao, donde más de 100 militares han fallecido en su intento por acabar con las células terroristas ligadas al Estado Islámico.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs