Los desafíos y encantos del Gran Premio de Mónaco, según Force India
El encanto de Mónaco

Los desafíos y encantos del Gran Premio de Mónaco, según Force India

Ahí, Checo Pérez se subió al podio la temporada pasada. En 2017 Force India busca repetir la gesta
26.5.17

Este fin de semana es el más importante en el calendario de la Fórmula 1, con el Gran Premio de Mónaco celebrándose en la orilla del Mediterráneo.

Desde que se corrió por primera vez en 1929, la carrera se ha convertido en un ícono gracias a su trazado estrecho y serpenteante, su glamorosa sede y la presencia garantizada de algunas docenas de celebridades en el paddock.

Aunque Mónaco a veces puede llegar a ser una carrera procesional, sigue siendo la carrera que los pilotos mas anhelan ganar. No es exageración decir que un triunfo en el Principado puede lanzar la carrera de cualquiera. Y ganar ahí en varias ocasiones puede generar el estatus de leyenda.

Publicidad

Pero, ¿qué pasa con quienes trabajan con los autos? Hablamos con el miembro del equipo de fosos de Sahara Force India, Curtis Stones, sobre los retos únicos y las recompensas que implica la carrera.

"Mónaco no es un circuito estándar y no está hecho expresamente para las carreras, por lo que consiste en un pequeño conjunto de garajes al lado de la bahía", explica Curtis a VICE Sports.

Curtis Brown // Photo: Farah

"El reto es el espacio limitado, no hay tanto espacio como lo tenemos en otras carreras y eso lo complica en términos de logística. No podemos llevar mucho equipo o refacciones y trabajar es bastante confinado, así que tenemos que ayudarnos entre todos.

"Generalmente, las cosas son más lentas aquí", agrega. "Tenemos el espacio limitado. En un circuito estándar tienes el equipo en tu garaje. Aquí está repartido en garajes al otro lado de la bahía. Eso puede hacer que las cosas a veces sean más lentas".

Así que no son sólo los pilotos quienes trabajan en condiciones claustrofóbicas en Mónaco, pues la cuadrilla en los garajes enfrenta un reto similar, además del riesgo de chocar contra una barrera a 240 kilómetros por hora.

¿Entonces Mónaco es una pesadilla para trabajar?

"Yo no diría eso", responde Curtis rápidamente. "La magia radica en que no es un lugar como todos. Estás muy cerca de los aficionados, de la atmósfera".

Además de trabajar como mecánico en el auto de Sergio Pérez, Curtis también trabaja en las detenciones en los fosos. Ya no se permite la recarga de combustible en los autos de la F1, así que las detenciones son para cambiar las llantas o alguna parte averiada de la carrocería. Para muchos puede sonar como algo sencillo, pero el trabajo realmente requiere de precisión militar en una cuadrilla grande.

Esteban Ocon en la práctica de Mónaco 2017 // Foto: Sahara Force India

"Yo trabajo la rueda izquierda trasera, pongo la llanta", asegura Curtis. "Tienes a tres tipos por rueda, uno tiene la pistola (para desenroscar la tuerca), otro quita la llanta y el otro la pone".

"Idealmente, se necesita estar en buena forma física", agrega. "Pero se trata más de prevenir lesiones que de estar bien físicamente. Hay pequeños lapsos de gran actividad física y te puedes lesionar facilmente al cargar llantas grandes. La gente llega a lesionarse por eso, y el estar bien físicamente ayuda con eso".

Publicidad

"La cuadrilla de fosos tiene un equipo de entrenadores en acondicionamiento físico y entre cada carreras tenemos sesiones. Nos dividimos en grupos dependiendo de lo que hacemos en una detención y entrenamos para nuestros roles específicos.

"Durante los fines de semana de carrera tenemos atención constante de nuestro entrenador, y se asegura de que todos estemos hidratados, saludables y que no haya lesiones. Tenemos gente que nos cuida 24/7, que ve por nuestra aptitud general y por nuestro entrenamiento".

El año pasado Mónaco fue un hito en la temporada para Force India. Checo Pérez, que se ha convertido en un especialista de la pista, desplegó uno de los mejores manejos de la temporada para asegurar el tercer lugar en el Principado, un resultado que ayudó al equipo a terminar en el cuarto lugar en el campeonato de constructores, el mejor lugar en su historia.

Pérez celeba su podio el año pasado en el Gran Premio de Mónaco // Foto: Sahara Force India

"Si hay un podio que deseas, ese es Mónaco", dijo Curtis cuando le preguntaron por ese resultado. "Realmente no podíamos creerlo cuando ocurrió, pero la carrera se dio tan bien y la sensación de emoción al final fue fantástica. Todo el equipo estaba con un gran ánimo, casi como si hubiéramos ganado".

"Hemos tenido un inicio de temporada realmente sólido: estamos marcando puntos y parecemos mejorar con cada carrera, por lo que espero que podamos hacerlo de nuevo. Sergio es realmente bueno en circuitos callejeros y así que haremos nuestro trabajo y esperamos lo mejor".