Lo que debes saber antes de mezclar MDMA con antidepresivos

¿Qué tan dañino es combinar ambas sustancias?
Hannah Ewens
London, GB
19.7.17

Este artículo fue publicado originalmente en Vice*

Los SSRIs (inhibidores selectivos del receptor de la serotonina) y el MDMA no son los mejores compañeros. Si te prescribien antidepresivos para tratar la depresión, las posibilidades de que puedas disfrutar del MDMA se van a ver tan disminuidas a largo plazo, que no vale la pena triturarlo, restregártelo por todos lados y someterte a su fuerte sabor amargo.

Publicidad

"Yo solía consumir MD cada vez que iba de fiesta", dice Nilu, de 27 años. "Pero desde que empecé a tomar antidepresivos (SSRIs), desde los 23 para acá, ya no me hace efecto. La primera vez que metí pepas después de mi prescripción de SSRIs pensé, 'Hmm, ¿será que esto va a funcionar o va a dañar el efecto de mi medicamento?' Pero ahora, cada tanto medio empiezo a sentir alguna cosa, sin embargo, nueve de diez veces ya no me funciona."

Charlotte, de 31 años, tiene un problema similar. "He estado consumiendo de forma itinerante los SSRIs, y se me dificulta sentir algo con el MD –que, cuando era joven e impaciente, implicaba que me metiera el doble o el triple de la dosis, y me hacia efecto una hora después que a los demás, si es que me hacia algo", dice. "Es muy frustrante cuando todos lo sienten y tu simplemente estas sentado esperando, intentando con todas tus fuerzas que algo suceda."

vale la pena mencionar acá que definitivamente no quieren hacer eso; tomar una cantidad de pepas o de MDMA en una sentada es el causante de muchos problemas, como acabar teniendo una noche de mierda, o en el hospital, o (peor) en una morgue. Procuren siempre empezar con la mitad de la dosis y esperen a que surta efecto antes de tomar más, dejando pausas de dos horas entre las dosis.


Lea también:


Para aquellos que simplemente no logran sentir nada, existe un responsable: la serotonina, el neurotransmisor que juega un rol importante en la regulación de los estados de ánimo, el sueño y el apetito, además de inundar el cerebro cuando se toman inhibidores como el MD.

El doctor Russell Newcombe, un investigador de drogas especializado en la reducción de los daños, usa como analogía una piscina para describir como el MDMA y los antidepresivos actúan individualmente en el sistema cerebral de la serotonina.

Publicidad

"Los SSRIs operan principalmente reteniendo la máximo la absorción, es decir, hace que los niveles de serotonina decaigan pero no la incrementan, por ende evitan la tristeza," dice. "Esta es una analogía de una piscina, en la cual los niveles de agua se mantienen constantes gracias al sistema del reciclaje. El MDMA funciona en tres etapas de la neurotransmisión: también bloquea la reabsorción, pero también potencia la descarga de serotonina desde la célula pre sináptica, al igual que cuando el agua está siento vertida dentro de la piscina, y además mejora la receptividad en la célula post sináptica. Para resumir, el impacto del uso del MDMA en la serotonina y en la sinápsis es como una piscina en la que, mientras se está virtiendo el agua, los sistemas de drenaje están bloqueados. Resultado: la piscina está inundada de agua."

Así que ambas sustancias se cancelan la una a la otra, pero ¿combinarlas representa un riesgo real?

El doctor Newcombe dice que "no realmente", pero que le resta la capacidad al MDMA. El doctor Ben Sessa, un psicólogo que realiza pruebas de psicofarmacología, está de acuerdo. "La regla general es no combinar SSRIs con MDMA", dice, añadiendo primero que no lo sabemos todo lo que necesitamos acerca de la interacción de estas drogas; y segundo, que las reacciones son altamente idiosincrásicas y difíciles de predecir.


Lea también:


"Idealmente, si estas consumiendo MDMA, no deberías tener ningún otro medicamento encima," dice. "Existe un mito urbano que dice que si tomas una droga como prozac y luego consumes MDMA, vas a conseguir un efecto más grande. Pero este definitivamente no es el caso, os SSRIs reducen los efectos del MDMA."

"No vas a sentir los efectos psicológicos ni la euforia que buscas incrementando la dosis, pero sí vas a experimentar los efectos fisiológicos. A mayor presión sanguínea, mayor frecuencia cardiaca y mayor temperatura, y esos son los efectos que uno busca tener."

Publicidad

Existen algunos riesgos poco comunes ligados a la combinación de las dos drogas. "Tanto el MDMA como los SSRIs, durante la sobredosis, pueden causar algo llamado 'el síndrome de ADH inapropiado', que trastorna el metabolismo sanguíneo y, en casos severos, puede ser tóxico. Esa es una buena razón para no combinarlos," dice el doctor Sessa.

De nuevo, el peligro real recae en lo que tanto Charlotte como Nilu describen como la búsqueda desesperada de sentirse como sus amigos que no están usando antidepresivos.

"No vas a sentir los efectos psicológicos ni la euforia que buscas incrementando la dosis, pero sí vas a experimentar los efectos fisiológicos. A mayor presión sanguínea, mayor frecuencia cardiaca y mayor temperatura, y esos no son precisamente los efectos que uno busca tener."

Me pregunto en voz alta si tiene sentido consumir MDMA si estás en antidepresivos. El doctor Sessa me lo aclara con rapidez: no. "Todo lo que estarías haciendo es consumiendo MDMA para sentir calor," dice, "lo cual suena un poco loco, ¿no?"

Y este no es el único factor negativo; desafortunadamente, aunque no te sientas drogado, definitivamente sentirás el bajón. Como tu cerebro ha sido despojado de toda la serotonina, vas a aterrizar con el resto de tus amigos, pero al menos ellos pudieron disfrutar de un par de horas de euforia, lo cual los ayuda a justificar los siguientes tres días teniendo ganas de llorar todo el tiempo.

Más allá de eso, como se ha investigado tan poco acerca del tema, no conocemos mucho más. El doctor Sessa dice que aún no sabemos el efecto que pueda tener el MDMA sobre los antidepresivos los siguientes días después de la ingesta, pero existe la fuerte posibilidad de que los SSRIs no funcionen en toda su capacidad cuando los niveles de serotonina están enloquecidos.

De cualquier forma, es elegir entre sudar por horas mientras tus amigos la pasan bien sin ti y después sentirse atroz, versus estarse tranquilo y no tener efectos adversos de ningún tipo. Yo elegiría la segunda opción.