Simón Poxyran: De Mendoza para el mundo
Foto: Ángela Aparicio

Simón Poxyran: De Mendoza para el mundo

A sus 19 años, Simón es la revelación indiscutible del indie argentino.
29.6.17

La lógica de la escena independiente argentina —y la de las escenas del mundo, tal vez— indica que el crecimiento en popularidad se da vía un camino lento, engorroso, con matices y altibajos. Al revés de lo que suele ocurrir en el mainstream, donde de un día para el otro un artista puede pasar de tocar para decenas a tocar para miles con tan sólo vender el alma a una discográfica, en el underground son contados los casos en donde ese progreso sea exponencial. Internet parece ser el camino de las excepciones en este sentido, pero para que un artista logré trascendencia debe tener "algo". Quizás ese "algo" sea el que lleva consigo Simón Poxirán.

Publicidad

Simón tiene 19 años y es la revelación del indie argentino. ¿Por qué? "Somos sinceros y se nota", explica el joven oriundo de Mendoza, Argentina, sobre Perras on the Beach, la banda que lidera. En la era de la pos-verdad ser sincero es muchísimo, pero esa respuesta no lo explica todo.

Quizás una pista para comprender la génesis de su éxito esté en los artistas que Simón decide escuchar. Sin ningún prejuicio, Simón confiesa "estar abierto a todo". Sus referentes van desde músicos de trap hasta Charly García, pasando por Tame Impala y la nueva psicodelia australiana. Pero el estilo tresdes de Simón (despreocupado, desprolijo y despojado) que tanto gusta en su público, remite sin dudas a Mac DeMarco: "Todas las cosas que tomo y que un montón tomamos de él, las tomamos inconscientemente; se te queda metido en la cabeza y aunque no quieras te va a sonar parecido. Lo veo como un referente de la generación" confiesa, al mismo tiempo que reconoce tener otros intereses al día de hoy: "Sinceramente no me flashea tanto ahora, me encanta y todo pero no lo tengo tan arriba. Tengo mucho más arriba a Pond, también a Tame Impala, el rock psicodélico. De Mac DeMarco me gusta que es chill y está todo bien como para estar tirado en el pasto. A mí me gusta cuando la música está muy drogadicta y no entendés un carajo".

¿Quién es Simón?

Stop. Quizás haya que repasar la historia de Simón para desentrañar los porqués. A los 9 años, mucho antes de encontrar lo que le gusta, el niño Poxyran (por entonces Simón Saieg) empezó a ir a clases de canto junto con su hermano Juan (voz de la banda Usted Señalemelo): "Yo no estaba tan copado, a mí me gustaba otra cosa, soy hiperquinético, no me puedo parar de mover y quiero hacer cosas diferentes todo el tiempo", explica Simón. Poco tiempo después, a los 12, vio un recital de tango y se emocionó con la idea de aprender a tocar el violín. "Empecé a estudiar violín pero con una profesora que era evangelista, y estaba todo mal porque me enseñaba más de dios que de la música. Después encontré otro profesor increíble que en la primer clase me dijo 'mostrame lo que sabés'". Lo que sabía era todo teoría. Entonces se dio cuenta que todavía no había encontrado lo que en realidad le gustaba: "Este profesor me mostró un pibe que tocaba hip hop con el violín y me encantó, por eso estuve tocando el violín como dos años, hasta que después largué todo a la mierda", rememora.

Si bien es cierto que Simón comenzó con la música de chico, compuso sus primeros temas hace dos años al enterarse que su padre, fallecido diez años atrás, no había muerto por causas naturales, sino que se había suicidado: "Esas cosas son las que te dan el impulso a hacer música, pintar un cuadro o sacar fotos. Para mí la música viene de los buenos y los malos momentos, pero los malos momentos traen más cosas que los buenos. La he pasado mal, como todo el mundo, pero después cuando estás bien y te recuperás, es cuando agarrás la guitarra", explica.

Publicidad

En ese momento triste es cuando decidió armar Perras on the Beach con un grupo de amigos, que en parte integraban la banda de su hermano Juan. Simón compuso los temas y con la ayuda de su hermano en sintetizadores, Lucca Beguerie en guitarra eléctrica, Cocó Orozco en batería y Bruno Beguerie en bajo, editó su primer disco, denominado Chupalapija. Con el tiempo el Bandcamp explotó de visitas y el ascenso fue instantáneo.

Segundo acto

Pero mientras Simón hacía de las suyas con POB, la banda de su hermano ganaba espacios al mismo ritmo, por lo que Perras tuvo que frenar. Simón tenía claro que su banda era un proyecto "para cagarse de risa", pero cada vez recibía más llamados para tocar en eventos, pequeños y también masivos, como el festival Cosquín Rock, realizado en la localidad homónima, ubicada en la Provincia de Córdoba. Tras la primera fecha de Perras en Buenos Aires, Usted Señalemelo comenzó a grabar su segundo disco y la situación se tornó problemática: ya no se podían llevar a cabo los dos proyectos al mismo tiempo con los mismos integrantes en ambas bandas. Se terminó Perras on the Beach ¿Continuará?

Tras el fin de POB, Poxyrán no se quedó quieto. Publicó un disco solista, con el mismo espíritu: sincero y artesanal, como Chupalapija, pero mucho más intimista y pop. Un disco que funciona para él como una manera de canalizar la muerte de su padre. De hecho, eligió llamarlo Saieg, que no es ni más ni menos que el apellido que su progenitor le otorgó.

Publicidad

Saieg se presenta como un disco esencialmente lo-fi, con elementos de pop y resabios de psicodelia. Se destaca un sonido descuidado, adrede, pero que logra distinguirse por sus arreglos expresivos y sus loops, algunos de ellos prestados, a la manera de un DJ: "El tema que se llama 'Ya no puedo más', nosotros le decimos Babasónicos porque la guitarra suena igual a una guitarra de Babasónicos. En el mismo tema donde tenemos un sample de 'Cerca de la revolución' (de Charly García), la batería de ese tema es la de 'Chamber of Reflection' de Mac DeMarco". Simón juega con eso, llama, sin ruborizarse "robo" al empleo de samples, pero entiende que es un juego que se juega bien en Argentina: "Acá en Argentina llega algo de afuera y los argentinos como somos muy culeaos lo agarramos, lo transformamos y lo argentinizamos; queda todo de una manera mucho más real". En ese espíritu "artesanal" que Simón pregona, quizá se encuentre una de las claves para entender el porqué de su crecimiento.

De Mendoza para el mundo

Simón vive en Mendoza. Va a Buenos Aires de vez en cuando, pero su corazón y su mente están en Australia. Nunca pisó la tierra de los canguros, no tiene ascendencia allí ni nada que lo ligue con ese país, pero tanto a la hora de escuchar música como de componer, el líder de POB tiene la idea fija: "No sé por qué me gusta Australia. Empezó por un fetiche con la música, el rock psicodélico moderno. Cuando era pibe escuchaba Pink Floyd pero no encontré nada así hasta que encontré Tame Impala, Pond, King Lizzard y dije '¿qué mierda está pasando allá?'". Pero no sólo se quedó en la música. Además, se volvió fan de los documentales de NatGeo sobre la fauna de aquel continente y cada vez está más ilusionado con la idea de tocar allí: "Me fijé en Spotify donde escuchaba la gente el disco de Perras y en Australia había veinte oyentes", dice entre risas.

Por el momento, prefiere quedarse en Mendoza y recorrer el mundo desde allí, sin mudarse a Buenos Aires, porque reconoce tener miedo a "contaminarse" en la Capital. En su provincia se siente cómodo, protegido por decenas de colegas de bandas locales, algunos de ellos con repercusión en todo el país. "Todos nos estamos protegiendo. Es como una familia, todos avanzamos juntos. Nadie sabe qué está pasando en Mendoza, pero es algo muy zarpado y no hay que perdérselo. Son como cuarenta bandas, hay mucho, y cada vez van a ir apareciendo en Buenos Aires. Pero nos vamos a quedar acá porque hay que federalizar la música", advierte.

Simón planea rearmar Perras on the Beach con dos nuevos integrantes provenientes de bandas mendocinas. Sobre lo que viene, se encuentra esperanzado: "Creo que va a seguir todo igual, cada vez más lindo, cada vez más gente. Pero ya tengo muchas ganas de irme de Buenos Aires, ya toqué mucho, ya conozco todo, entendí cómo se maneja la gente. Tengo ganas de tocar en todo el país, no hay que olvidarse que la gente también está fuera de Capital; en Capital está todo medio truchado ya. También vamos a hacer Chile y México seguro el año que viene o a fines de este. Y todo Latinoamérica, hasta irnos a la mierda, llegar a Australia y conquistar el mundo entero".

Sigue a Noisey en Facebook.