FYI.

This story is over 5 years old.

Deja que Salt Cathedral te susurre sobre el amor con “Always There When I Need You”

Otro suculento adelanto de su disco debut.

Escuchar a Salt Cathedral es como entrar en un universo onírico, como flotar entre nubes con atardeceres color pastel. Es nadar en letras que hablan del amor, del dolor, del empoderamiento de las luchas personales y otros pensamientos naturales que sobreviven de la rutina para quedar plasmados en canciones que simplemente quieres repetir una y otra vez.

Pues bien, la dupla de colombianos residentes en Brooklyn nos ha venido antojando a lo largo de este año con sencillos que harán parte de su disco debut Big Waves/ Small Waves que está en la puerta del horno, listo para salir y ser devorado por nosotros. A principio de año nos sorprendieron primero con "Fragments" y luego con "Run For The Money", lo que hasta el momento nos ha dejado un par de pistas en el camino, como que la gran influencia en el sonido será el dancehall jamaiquino y contará con colaboraciones de artistas como Matisyahu, Assassin y el dub master Lee Scratch Perry, según cuenta la banda.

Para seguir con la onda antojadora, Salt Cathedral nos ha soltado otra dosis de su disco, esta vez con "Always There When I Need You", una canción muy por la onda Major Lazer con toda la potencia de ser un hit de verano, con la voz ensoñadora de Juliana Ronderos y unas bases que simplemente transportan a algún lugar paradisíaco rodeado de arena, palmeras y mar. Según Juli esta "es una canción que habla del deseo de un amor incondicional, que está ahí siempre y que promete crecer junto a ti. Es ese amor ideal de película que promete ser tan perfecto y tan romántico y que creo que todos nos preguntamos si realmente existe. Cuando escribí esta canción, pensaba en todas las cosas bonitas que quería que me cantaran, y las escribí para cantármelas a mi misma. De pronto algún día alguien me la canta de vuelta".

Déjate llevar por susurros repletos de amor con "Always There When I Need You".

***
Sigue a Salt Cathedral por aquí.