FYI.

This story is over 5 years old.

Docenas de muertos en un ataque del ejército nigeriano a una secta chií que idolatra a Jomeini

El Ejército nigeriano se enfrentó con la secta chií Movimiento Islámico de Nigeria, en un violento episodio que se saldó con 60 muertos y el arresto de su cabecilla, convertido en un conocido líder chií a imagen y semejanza del Ayatollah Jomeini.
16.12.15
Imagen por Reuters
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El ejército de Nigeria se enfrentó con las prominentes fuerzas de la secta chií este fin de semana, en un violento episodio que se saldó con 60 muertos y el arresto de su cabecilla, que se ha convertido en un conocido líder del mundo chií siguiendo la estela del venerado Ayatollah Jomeini.

La redada al Movimiento Islámico de Nigeria (IMN, en sus siglas en inglés) tuvo lugar en la norteña ciudad de Zaria, con las fuerzas armadas acusando al líder, Sheikh Ibrahim Zakzaky, de haber asesinado al jefe del ejército, el teniente general Tukur Buratai. Las autoridades tomaron a Zakzaky y a su mujer en custodia, mientras algunos periodistas indicaron que su hijo murió en el ataque, de acuerdo con la BBC.

Publicidad

Algunos miembros de la secta bloquearon el convoy del teniente general en la ciudad el sábado. El grupo llevaba a cabo un ritual anual para dar la bienvenida al mes de Maulud, el mes de nacimiento del profeta Mohammed.

Siguiendo al incidente del convoy, el ejército hizo una redada en diversos edificios de la secta y en la casa de Zakzaky el domingo. Zarkazy fue arrestado y diversos miembros del grupo resultaron muertos, incluso su mano derecha y portavoz de la secta.

"Como ayer, tenemos 60 cuerpos en la morgue", dijo Khalid Lawal, el director médico de la universidad Ahmadu Bello, explicó a Reuters.

Un atentado en Nigeria deja decenas de muertos y esta vez a Facebook también le importa. Leer más aquí.

Los vecinos aseguraron que habían oído fuertes estallidos durante la redada y que barraron la entrada de la zona acordonada a los periodistas.

Decenas de miles de musulmanes de Nigeria son suníes, incluyendo el grupo islamista radical que opera en el país Boko Haram, una milicia que ha matado a miles de personas en atentados bomba y tiroteos desde 2009, la mayor parte en el noreste de Nigeria.

Pero también hay miles de chiitas, la mayor parte seguidores de Zakzaky, cuyo movimiento está inspirado en la revolución islámica de 1979 liderado por Khomeini en un país de mayoría chiita como Irán. El grupo pretende establecer una República Islámica en el estado de Kaduna, ubicado al norte de Abuja, la capital del país.

Publicidad

Irán condenó el ataque el lunes y convocó a su representante en Nigeria, de acuerdo con la agencia estatal de noticias. El ministro de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, se puso en contacto con el gobierno nigeriano para tomar cartas en el asunto.

La secta chií aseguró que centenares de sus miembros habían sido asesinados. El ejército retiró los cuerpos inertes del lugar, imposibilitando la verificación de los hechos denunciados. Un portavoz de la presidencia nigeriana y las Fuerzas Armadas rehusaron hacer declaraciones al respecto, según la agencia de noticias Reuters.

Un episodio similar que involucró a la secta y al Ejército tuvo lugar el año pasado en una durante un peregrinaje. Zakzaky afirmó que 30 de sus seguidores y tres de sus hijos fueron asesinados. A finales de noviembre, más de 20 miembros de IMN murieron en un ataque bomba llevado a cabo durante otro peregrinaje. Muchos aseguraron entonces que Boko Haram estaba detrás de la violencia y Zakzaky desmintió estas alegaciones.

Una de las niñas que escapó de Boko Haram explica su experiencia un año después del secuestro. Leer más aquí.

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES