FYI.

This story is over 5 years old.

ESPAÑA

Se cierra el caso Couso, el periodista español muerto por un ataque norteamericano en Irak

Indignación entre los familiares y compañeros del cámara José Couso después que la Audiencia Nacional española haya decidido proponer el cierre de la causa al considerar que “no tiene margen para continuar con la instrucción”.
10.6.15
Imagen vía Reuters

Indignación entre los familiares y compañeros del cámara José Couso, después que el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, tomó ayer la decisión de proponer el cierre de la causa al considerar que "no tiene margen para continuar con la instrucción".

El periodista José Couso murió el 8 de abril de 2003 a causa del cañonazo de un tanque del ejército de los EE.UU. cuando se encontraba en el hotel Palestina de Bagdad cubriendo la guerra de Irak.

Desde 2010, el sumario de la causa mantenía procesados y bajo orden de busca y captura al teniente coronel del Ejército de Estados Unidos Philip de Camp, el capitán Philip Wolford y el sargento Thomas Gibson, a los que acusaba de "delitos contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado en concurso con homicidio".

El cierre del caso es casi definitivo a la espera que la Sala de lo Penal lo ratifique. En su auto, el juez Santiago Pedraz, destaca que a pesar de que existen "suficientes indicios racionales" contra los tres militares del ejército norteamericano, este "crimen de guerra" va a quedar "impune".

Pedraz explica que el pronunciamiento del Tribunal Supremo del pasado abril donde enterraba la causa del Tibet, establece un precedente a la hora de aplicar la "muy restrictiva" Ley de Justicia Universal impulsada por el Partido Popular (PP) y aprobada el 2014.

España entierra la causa contra el gobierno chino por genocidio en Tíbet. Leer más aquí.

Los Convenios de Ginebra contienen la obligación — también para España —de buscar a las personas acusadas de haber cometido, u ordenado cometer, crímenes de guerra y hacerlos comparecer ante sus Tribunales, sea cual fuere su nacionalidad o la de sus víctimas.

"En base a Ley de Justicia Internacional reformada en 2014, el Tribunal Supremo lo que ha mantiene es que, pese a que los Convenios no lo dicen, y aunque su objeto y fin no puede ser otro que perseguir a los criminales de guerra allá donde estén para que sus actos no queden impunes, sólo debe buscarse a esas personas si están en España", explica a VICE News Javier Chinchón, investigador de Rights International Spain y Profesor de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid.

"Es decir, que hasta que un criminal de guerra no esté en España — la Ley de 2014 realmente exige que resida habitualmente en España —, nuestros tribunales no pueden hacer absolutamente nada aunque sus víctimas sean españolas", señala Chinchón.

'El PP se llena la boca hablando de patriotismo y, sin embargo, niega algo tan fundamental como es la defensa de un ciudadano español'.

En 2010 unos cables filtrados por Wikileaks mostraban la disposición de España a satisfacer la voluntad de Estados Unidos pese a tener que sacrificar la legalidad. Que no prosperase la causa judicial del caso Couso era una de las principales demandas de Washington a Madrid.

Indignación

"No es un varapalo solo para el caso Couso, también lo es para la libertad de información", destaca a VICE News Olga Rodríguez, periodista que se encontraba con José Couso en el hotel Palestina de Bagdad y que vivió en primera persona el asesinato del cámara Español.

"En Bagdad se violaron las leyes que protegen a los periodistas y civiles en una zona de conflicto. Con el cierre del caso, el mensaje que se trasmite es la impunidad y la perpetuación de este tipo de crímenes contra la prensa", añade Rodríguez.

En este mismo sentido se ha pronunciado la presidenta de la sección española de Reporteros Sin Fronteras, Malena Álvarez, que ha "lamentado profundamente la resolución del juez Pedraz" y "critica profundamente la reforma de la justicia universal" que ha provocado el archivo de la causa.

"El PP se llena la boca hablando de patriotismo y, sin embargo, niega algo tan fundamental como es la defensa de un ciudadano español. Parece que hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda", añade indignada Olga Rodríguez.

"La Justicia no puede actuar porque este gobierno la ha atado de pies y manos. Hoy se ha vuelto a demostrar que el cambio legislativo que impulsó Rajoy fue una operación destinada a permitir que determinados asesinos y delincuentes queden al margen de la ley", afirma en un comunicado David Couso, hermano del periodista y portavoz de la familia.

Cuando la causa finalice su curso judicial en España, familiares, amigos y compañeros de José Couso tienen claro que llevarán el caso al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos con base en Estrasburgo para que "su asesinato no quede impune".

"No vamos a rendirnos ante sus sucias maniobras, están muy equivocados", sentencia el hermano.

Sigue a David Meseguer en Twitter @davidmeseguer