FYI.

This story is over 5 years old.

Por qué Wall Street ama — y debería temer — a la nueva supercomputadora de Google

Investigadores de Google afirman que están trabajando en una supercomputadora que aprovecha el poder de la física cuántica, pero algunos expertos temen que pueda ser utilizado para causar estragos en los mercados financieros.
10.12.15
Un ordinateur quantique D-Wave 2X. (Photo de Stephen Lam/Reuters)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Investigadores de Google afirman que están trabajando en una supercomputadora que aprovecha el poder de la física cuántica para calcular en un segundo problemas que un ordenador ordinario tardaría  10.000 años de resolver. Si están en lo cierto — algunas personas han cuestionado estas afirmaciones — entonces el mundo podría encontrarse en los albores de una nueva era de las computadoras superpoderosas.

"Debido a que el sistema operativo de la naturaleza, la física cuántica, es necesario un proceso que actúe sobre este sistema para describir las partes del universo", dijo Hartmut Neven, director de ingeniería de Google, en una conferencia de prensa en Centro de Investigación Ames de la NASA en Mountain View, California, el martes. "Tarde o temprano, las computadoras cuánticas serán la herramienta elegida para resolver estos problemas".

Publicidad

Autoridades de Neven y la NASA estaban discutiendo específicamente sobre la computadora cuántica D-Wave 2X, una máquina construida por D-Wave Systems en Canadá. Es un cubo negro de 3 metros de alto que refresca su procesador a temperaturas que son 180 veces inferiores que el espacio interestelar en el vacío cuya presión es de 10 mil millones de veces inferior a la atmósfera, según la compañía.

Este operativo policial puede haber resuelto el enigma sobre quién creo el bitcoin. Leer más aquí.

Las computadoras cuánticas podrían ayudar a coches sin conductor a circular en medio del tráfico, regular los enormes sistemas de agua, y ayudar a desarrollar nuevos fármacos mediante la comprensión de cómo las proteínas infinitesimales funcionan en el cuerpo humano, expresó el fabricante.

"Cuanto más podamos entender las formas de proteínas en nuestro cuerpo y cómo los medicamentos potenciales interactúan con las proteínas, mejor podremos intentar desarrollar nuevos medicamentos", cuenta Ramez Naam, un ex desarrollador de software en Microsoft. "Es una gran oportunidad para las computadoras cuánticas en un sentido positivo".

Mientras que los ordenadores regulares utilizan el lenguaje binario conocido de bits — conformado por unos o ceros — los ordenadores cuánticos usan bits cuánticos o qubits, que puede ser uno, cero, o ambos, dependiendo de cómo se utilizan. El cambio desbloquea más potencia de cálculo, permitiendo a las computadoras cuánticas el tener en cuenta variables incalculables en comparación con las máquinas convencionales.

Publicidad

Sin embargo, algunos expertos han cuestionado si el 2X D-Wave es tan avanzado como afirman Google y sus creadores. Señalan que los ingenieros de Google a menudo realizan las pruebas del D-Wave contra los ordenadores regulares utilizando algoritmos específicos que dan al D-Wave una ventaja.

Windows 3.1 aún existe y acaba de fulminar el sistema informático de un aeropuerto galo. Leer más aquí.

"Ésta es sin duda la más impresionante demostración en lo que respecta a las capacidades de la máquina D-Wave", declaró Scott Aaronson, profesor de informática en el Instituto de Tecnología de Massachusetts a la revista New Scientist. "Y, sin embargo, sigue sin quedar totalmente claro si se puede llegar a lo que yo considero una 'verdadera aceleración cuántica' utilizando la arquitectura de D-Wave".

Naam también se apresuró a advertir que la D-Wave no es necesariamente una tecnología revolucionaria. La computación cuántica se encuentra todavía en su infancia, afirmó. "Podría ser que hagamos grandes rupturas en la computación cuántica que nos permitan crear nuevos usos prácticos", opinó Naam. Y, agregó, que "no puede ser que no suceda en este siglo".

Sin embargo, Goldman Sachs — que ha invertido en los sistemas D-Wave — y CME Group, el mayor administrador de activos futuros, están considerando la compra de los ordenadores cuánticos por 10 millones de dólares para obtener una ventaja en el competitivo mundo de Wall Street, donde las computadoras rupturistas son cruciales para los negocios, según informa Bloomberg.

Publicidad

Esto no cayó bien a todo el mundo.

El profesor de Derecho en la Universidad de Maryland Michael Greenberger, ex funcionario de la Comisión de Mercado para Futuribles Materias Primas, expresó su preocupación por el potencial uso de los ordenadores cuánticos en el comercio de alta frecuencia, que implica rápidamente la compra y venta de acciones de empresas con el objetivo de exprimir cada centavo en cada transacción. Es una práctica que puede causar estragos en los mercados financieros.

Hacking Team: el negocio del espionaje y sus conexiones gubernamentales al descubierto. Leer más aquí.

Las transacciones de alta frecuencia ayudaron a causar el llamado "flash crash" de 2010, cuando Navinder Sarao, de 36 años, trabajando desde casa de sus padres en un suburbio de Londres, supuestamente habría realizado masivas órdenes de ventas de computadoras para provocar una bajada en los precios de las acciones para luego comprarlas a precio de ganga. La Bolsa de Nueva York perdió 1.000 puntos en un día. Se recuperó poco después, pero un gran jurado acusó a Sarao por cargos de manipulación de los mercados financieros. Ahora él está luchando para no ser extraditado a EEUU.

Greenberger se preguntó qué podría suceder si un comerciante sin escrúpulos como Sarao pusiera sus manos en un ordenador cuántico.

"Es difícil creer que podrían ser más rápidos de lo que son ahora", dijo. "Están operando en microsegundos. En la medida en que puedan acelerarse incluso un microsegundo, eso hará que el problema sea mucho peor".

Sigue a John Dyer en Twitter: @johnjdyerjr

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs