FYI.

This story is over 5 years old.

Los amantes del AK-47 ya pueden comprar souvenirs del Kalashnikov en un aeropuerto ruso

La marca que comenzó a comercializar el AK-47 en 1948 ha decidido abrir su primera tienda de productos de merchandising en uno de los aeropuertos de Moscú. La franquicia ofrece desde reproducciones en plástico de las metralletas a munición falsa.

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Kalashnikov, la proverbial factoría de las metralletas más letales de la modernidad, dispondrá finalmente de su propia tienda de regalos y de productos de merchandising. La idea no es otra que incluso aquellos que no nos hayamos visto obligados a sostener ni disparar alguna de las pesadas armas de la factoría rusa, tengamos la oportunidad ahora de recordar su legado con cariño.

La tienda Kalashnikov ha abierto sus puertas en el aeropuerto internacional Sheremetyevo de Moscú y vende de todo, menos las célebres metralletas. Uno puede comprar imitaciones de plástico, llaveros, camisetas y toda suerte de productos que comercializan la marca como si se tratara de una firma de osos de peluche.

Publicidad

El AK-47 es el modelo más famoso de los producidos por la factoría entonces soviética. La primera metralleta de aquella serie destructora fue producida en 1948 y se convertiría en el arma predilecta de defensa entre los rebeldes procomunistas que seguían campando por la interminable estepa rusa. Su pionero diseño no tardaría en inundar el mercado de imitaciones, especialmente en China.

Relanzando el AK-47: el arma de la paz. Ver aquí.

A día de hoy, el kalashnikov se ha convertido en la compañera más fiel de los combatientes de los Balcanes, de los terroristas yihadistas y de las guerrillas repartidas por los confines de Sumatra, Bangladesh y por todas las latitudes imaginables de África.

"Estamos encantados de ofrecer la posibilidad a cualquiera que viaje por Rusia, de llevarse un souvenir con la marca de nuestra empresa", ha informado la compañía a través de un comunicado de prensa.

Las imágenes transmitidas por el canal Ruptly TV muestran la fiesta de inauguración de la tienda, mientras se escucha de fondo la canción Eye of the Tiger, el tema de los 80 que se convirtió en número uno de todos los charts del planeta gracias a ser el tema principal de la banda sonora de Rocky, la opera prima de Sylvester Stallone. Los clientes posan ante las cámaras con sus metralletas de imitación en sus ambos, mientras los empleados se deslizan más allá de las vitrinas de cristal en las que pueden observarse distintas armas de fuego de plástico y de munición. Lo cierto es que el lugar parece una suerte de franquicia bélico nacionalista de la cadena estadounidense Urban Outfiters.

En imágenes: asistimos a la feria de armas donde Rusia burla las sanciones de Occidente. Ver aquí.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs