FYI.

This story is over 5 years old.

¿Qué me estás viendo? Ábrete

Nos pusimos a escuchar estos discos para que tú no tengas que hacerlo

Las reseñas musicales que nuestros amigos de Noisey prepararon para este número de la revista VICE.
17.2.15

Estas reseñas aparecen en la edición impresa de VICE del mes de Febrero. Aquí abajo tienen un playlist del que pueden disfrutar mientras leen sobre estos discos que nosotros, muy amablemente, nos pusimos a escuchar para que ustedes no tuvieran que hacerlo.

MEJOR ÁLBUM DEL MES

D'Angelo and the Vanguard
Black Messiah
RCA

Si no la sabes, por todos lados puedes leer la intrincada y trágica historia de los últimos catorce años en la vida de D'Angelo, aquí basta con decir que este guapo lanzó en 2010 Voodoo, un disco perfecto con proceso de producción detrás tan endemoniadamente complejo que quizá sólo Prince podría haber soñado con crear algo así de majestusoso. Todo mundo esperó con ansias el siguiente disco de este tipejo… y la espera duró nada más catorce años. Lo cual no quiere decir que D'Angelo estuviera rascándose el ombligo, pero tampoco que Black Messiah necesitara década y media para ser producido. Para ser un disco que acumuló catorce años de expectativas, Black Messiah resultó hacerle justicia a todos: creador y público. Sus doce tracks son todos robustos, llenos de cerebro, alma y músculo; en conjunto el LP es un despliegue de arreglos alucinantes, tratamientos vocales que no dejan de sorprender, estructuras rítmicas siempre desbordándose más allá de cualquier límite y mucha, mucha magia de estudio, en el buen sentido de la idea. Este debe ser uno de los discos de música negra más cabrones que nos dejó el 2014, de parte de un tipo sin el cual el funk-soul contemporáneo no sería como lo conocemos.
WENCESLAO BRUCIAGA

PEOR ÁLBUM DEL MES

Robert Babicz
The Owl & the Butterfly
Systemic Recordings

Robert Babicz es un productor polaco que se caracteriza por tener un gusto muy extraño en sus redes sociales. Parece como un emo de esos grandotes, gordos y putos (antes de que griten: ¿qué tal que yo soy un emo grandote, gordo y puto) que sella todo lo que hace con un extraño hashtag #babiczstyle como si se tratara de una casa de diseño importantísima. Lo sigo porque es de los grandes genios de ese extraño blend de techno que es para bailar pero uno puede escuchar como buen acompañamiento incidental. Pero a veces falla y lo que trata de ser algo bien #babyczstyle termina por sonar burdo y chocante. Ahora así pasó.
BARTOLOMÉ DELMAR

MEJOR PORTADA DEL MES

Rae Sremmurd
Sremmlife
BSM Recordings / Tangled Talk Records /Pure Noise Records

Rae Sremmurd es el nuevo A$AP Rocky, pero por dos. Este es su primer disco, y es tan bueno que habría que darles mención honorífica, además de otorgarles el premio de mejor rola para fiesta, mejor peinado, máximo nivel de swag, mejor rola para twerking, mejor disco para fumar sin convertirte en un pedazo de sillón y mejor todo en el mundo. Pero como no se puede, y además tienen un nombre muy tonto, sólo les dimos la mejor portada. Aprovechemos que ahora son jóvenes y simpáticos. Pronto las drogas los van a destruir y van a pasar de moda. Pregúntenle a Britney. Aquí en ECIV, definitivamente, también es "no flex zone".
RAQUEL MISERACHI

PEOR PORTADA DEL MES

Meghan Trainor
TITLE
Epic Records

Miren esta calidad de infamia indecente. Es una maldita grosería. Una cachetada con mano sucia en la cara de las estrellas pop más respetables. Miren a Justin Timberlake, o a Beyoncé. Ellos hacen cosas respetables. Esta señora hizo un one-hit-wonder mejor conocido como "la de badabeis". No tiene nada que hacer vendiendo discos. Mejor hubiera hecho un video viral como el de "No te metas a mi feisbuc". Miren qué falta de personalidad. Miren cómo intenta hacer una cara de éxtasis mustio debajo de ese peluche ridículamente colorido. Miren el color unicornio de su peinado. Qué horror.
LORENA MIGUEL

Wu-Tang Clan
A Better Tomorrow
Warner Bros.

Wu-Tang Clan se meten en un aprieto cada que sacan un disco. Por un lado, es causa de celebración que las diez leyendas converjan en un estudio y hagan algo juntos; por otro lado, cualquier nota que lancen será comparada con Enter The Wu-Tang (36 Chambers) que es indiscutiblemente uno de los mejores discos de la música grabada, y saldrá mal parada. Antes de entrar a escuchar A Better Tomorrow, tendrás que preguntarte "¿Es justo compararlo con 36 Chambers?" Si la respuesta es afirmativa, entonces este disco es pésimo, tanto que hasta da pena. Si prefieres saber lo que sucede cuando estos iconos del hip-hop se juntan hoy en día, entonces encontrarás algo extraño. Guiños al old school se mezclan con producciones futuristas de electrónica en el mismo beat, samples de soul y guitarras distorsionadas se escuchan en otros rincones. Desde hace mucho que su interés se ha enfocado a los soundtracks por lo que todo tiene una manera cinemática de desarrollarse, lo cual no siempre resulta en hip-hop emocionante. Ni preguntes por los versos, ¿sabes de quiénes hablamos? ¡Por supuesto rompen madres! Hasta las grabaciones que dejó atrás ODB aún se oyen frescas. Escúchalo una vez y celebra que las leyendas aún caminan entre nosotros, pero pon Enter The Wu-Tang después para recordar por qué son leyendas.
MARCOS HASSAN

NAAFI
Tribal
NAAFI

Me gusta muchísimo que exista Tribal. Sí por la música, pero, sobre todo, por la concepción del proyecto: tres discos de tres artistas distintos (DJ Tetris, Javier Estrada, Alan Rosales) que toman la música prehispánica mexicana como su principal referente de creación. Además, el diseño del disco, en cuanto objeto de diseño, es maravilloso. Tiene el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, que da gusto porque es un proyecto que representa bien a mucha de la vanguardia musical del país, y la música es agresiva, violenta y muy vital. Brutal. Qué viva.
BARTOLOMÉ DELMAR

Bonobo
The Flashlight EP
Ninja Tune

Cuando puse este nuevo EP del productor británico Simon Green me sentí que estaba en el lobby de un hotel boutique. Me gusta Bonobo, The North Borders se me hizo un disco excelente, donde los sonidos fluyen como una marea de electrónica a través de canciones bien hechas con producción impecable. La canción que le da título al EP es movida pero de una manera que alguien que escribe para publicaciones banales con términos como "in" y "hot" describiría como "cosmopolitan"; es minimalista y no muy insistente, con sonidos que hemos escuchado muchísimo. De hecho no sé si lo que hizo en el 2013 ya se escucha un poco fuera de moda o de plano Green se clavó en sonidos y formas "noventerísimos" de hacer música bailable sin mucha garra o ambición. En pocas palabras, esperaba algo mucho mejor formado y con el factor sentimental que hizo de The North Borders un disco tan destacable; aunque tampoco es una porquería irremediable, simplemente es demasiado como música de espera para que te emociones.
RAFA VILLEGAS

Chief Keef
Nobody
Glo Gang/12hunna/101 distribution

Cuando se habla de Chief Keef, casi nunca es sobre su persona sino de lo que representa en una narrativa mayor. Él viene de Chicago, una de las ciudades con más muertes y violencia en EU, por lo que se le ha denominado "Chiraq". Keef ha sido parte de los sucesos que se han visto en esta región, ya ha sido arrestado por posesión de armas y fabricación de heroína, se le ha culpado de ser autor intelectual de varios asesinatos a otros raperos y muchos de crew también han caído a balazos; no hay más real que Keef y apenas tiene 19 años. Musicalmente, se dio a conocer con Back From The Dead, un disco que además de rap muy enervante, samplea muchas ráfagas de ametralladora, algo que comparte con algunas canciones del movimiento alterado del norte de México; aunque para Nobody, su segundo disco en forma, no se escucha ningún balazo. Más bien, el sonido es de una calma aterradora, que a veces parece referir los primeros discos de Three 6 Mafia; Keef balbucea muchas veces y tiene un hábito frecuente de bañar su voz con autotune, pero sus letras, en vez de reflejar la violencia que vive día a día, de llamar a un cambio social o de glorificarse más allá de lo que normalmente estamos acostumbrados a escuchar, habla de encontrarse consigo mismo como persona, como un escuincle que trata de saber quien es, lejos de lo que representa para unos u otros.
MARCOS HASSAN

The Smashing Pumpkins
Monuments to an Elegy
BMG

Senil y ahuevonado intento del tristemente célebre Billy Corgan por permanecer en la industria discográfica, estirando hasta el empacho autocomplaciente, los riffs que le dieran gloria y respeto a los Pumpkins, sobre todo en esas auténticas joyas del rock alternativo como fueron el Siamese Dream y Melloncolie and the infinite sadness. Predecible, torpe, por momentos da la impresión que es el álbum de una banda que covereaba a los Killers y luego se aventó a grabar canciones propias, sin mencionar sus arranques de cursilería que puede implicar riesgo diabético, Monument to an Elegy es un disco que produce tirria cuando no indiferencia, junto a esto, la rola más "locohona" de 5 seconds of summer sería algo así como Iceage.
WENCESLAO BRUCIAGA

Lord Raja
A Constant Moth
Ghostly International

Oigan: ¿sabían que Lord Raja es un maldito genio, que Ghostly International es de las mejores disqueras que hay en el mundo y que este disco resume bien esas dos caracterizaciones? Una onda muy de la electrónica de orita, con texturas del Vaporwave y el downtempo viejito ya digitalizadas, donde está pasando de todo ("maximización" dice Simon Reynolds que dice Lyotard que dice…) pero todo está muy bien. Es como si Flying Lotus estuviera un poco más evolucionadito, así se suena. Vale, vale, vale. Una pizquita de drum n' bass para que tampoco suene tan "de la época". Está bárbaro. Escúchenlo.
BARTOLOMÉ DELMAR

Belle & Sebastian
Girls in Peacetime Wanto to Dance
Matador Records

¿Qué pasó? Si nos llevábamos tan bien. La magia se acabó y no la viste venir. Años de tararear las melodías más edulcoradas sin pena a los colores. Todo por servir se acaba, y el interés con el mismo romance de siempre hacia Belle & Sebastian ha terminado para mí con su más reciente disco. Ni uno más. A mí no me engañan, algo pasó después del The Life Pursuit (2006), sus canciones se volvieron fofas y sin ambiciones en la vida. El ego amable de Stuart Murdoch y sus secuaces está queriendo nadar de a muertito, como si aquí no pasara nada: sí, ahora vamos a darle un "giro" y bailamos y el synthpop y florecitas y chavas rubias… y así. Antes eras chévere, Belle. De tus últimos discos, saco no más de cinco temas. No, no soy severo, sólo que sigues siendo lo mismo: cada nota en su lugar, nunca se arruga la camisa y es que yo ya cambié. Tu nuevo disco está fenomenal sólo si tienes 17. Échame uno que raspe, como tu EP ese de los libros, o como el If You're Feeling Sinister; no sé, dime algo. Pero no saques un disco bobito sólo porque tienes que sacar algo ya. Adiós, Belle.
RICARDO PINEDA

Ghostface Killah
36 Seasons
Tomy Boy Records

Ser un Wu-Tang ya es suficiente currículum de algo. Chamba no te faltará nunca, de ninja o de mentalista. Diez discos sin cerrar la boca y años con la pandilla más letrada del rap te avalan como micrófono de peso. Nada más, no hay que abusar. Aunque, si se va a abusar como el Ghostface Killah lo hace, va. Me refino uno medianón, casi una equis. Un disco regular de vez en vez para mantener el músculo ejercitado no tiene tanto pecado. Su onceavo platívolo es más mezcla de canciones cachondas que líneas con carnita. Ya lleva diez, y algunos muy bien; este no es de los peores, pero difícilmente es un parteaguas de lo que sea. Buen funk y soul; la rima sin ambiciones demasiado estrambóticas, cumpliendo. Él en su pedo, puro jap, puro jap. Nos acordaremos de 36 Seasons hasta que los sobrinos abran ese archivo, y entonces dirás "Ah mira, no era tan malo". Existen canciones más interesantes pasando el track seis, de verdad. Inténtalo. Si lo tuyo es la frescura hay más cosas con bases, rimas y actitud gandaya allá afuera rapeando. No, no hay error. De este lado del vecindario, los viejos ya no juegan baloncesto y se divierten rapeando a modo. Vete a jugar, hijo.
RICARDO PINEDA

Jonny Greenwood
Inherent Vice (Soundtrack)
Nonesuch Records

Qué pálida. Hubiera preferido reseñar una presentación de Power Point. Para empezar, no he visto la película porque todavía no está en cartelera. Ayer tuve que ver la porquería morbosa esa de Theory Of Everything porque no hay nada para matar el rato en el cine. Y luego, escuchando el disco, me hubiera gustado quitar todas las piezas de Jonny Greenwood que son más pesadas que

Victoria Beckham y dejar las rolas de Can, Chuck Jackson y Neil Young para un playlist ecléctico lleno de pedantería pretenciosa pero elegante. Larga vida a Can.
RAQUEL MISERACHI

Publicidad

Ben Frost
Variant
Mute/Bedroom Community

Cinco remixes acertadamente lanzados por el hijo prodigio de la Bedroom Community. "Venter" es un track originalmente lleno de percusiones grandilocuentes y tensión cinematográfica que hace que te sientas perseguido por los malos mientras corres hacia la cima de una nevada cumbre nórdica con el corazón a punto de reventar; Evian Christ desgraciadamente lo convierte en una cosa de post bass music llena de "emotividad" que de tan empalagosa resulta chocante y burda; mientras que Dutch E Germ retuerce la versión original y la convierte en seis tremendos cinematográficos minutos de ruido y ambientes post industriales llenos de basura digital, y finalmente HTRK crea una reducción minimalista y percusiva cuyos fuertes latidos parecieran estar cobijados por una densa neblina. Lo mejor viene al final con Kangding Ray tomando "No Sorrowing" para empatarla con su visión personal de lo technoide, lo cual da como resulta uno de los tracks más finos que le he escuchado al alemán; su remix está lleno de una fuerza muy característica de KR que combina perfectamente con la lógica narrativa de la música de Frost. Finalmente Regis manipula la impresionante masa sonora original de Nolan y la vuelve un tanto más frenética y reverberante y mucho más envolvente.
RAFA VILLEGAS

Molly Drake
Molly Drake
Squirrel Thing

Simplemente una pieza de arte sonoro a prueba de cualquier pedantería temporal, sencilla, casi minimalista, sin pretensiones, lo que la vuelve soberbia. Molly fue nada más y nada menos que la madre de Nick Drake, el cantautor originario de Birmania que gozó de una limitada fama a finales de los sesenta y principios de los setenta creador de un folk sofisticadísimo y refinado y cuya culto vendría años después, toda vez que artistas como Chris y Rich Robinson de los Black Crowes, Paul Weller, Air, Badly Drawn Boy o cineastas como Wes Anderson, empezaran a darle el reconocimiento que se merece. De voz purificada a la que no escapa el sigilo, la Sra. Drake dejó una serie de grabaciones, canciones de la década de los cincuenta, que evocan una nostalgia art deco propia de compositores como Ira Gershwin o personajes como Billie Holiday.
RAFA VILLEGAS

Yo la tengo
Painful/Extra Painful
Matador Records

Con el And then nothing turned inside out (Matador, 2000) los Yo la Tengo alcanzaron una sólida madurez musical a la cual sólo se llega apostándole a un arduo trabajo creativo —y lo digo perfectamente consciente de que a la mayoría de ustedes la palabra "madurez" les causa urticaria—, esta madurez ya se veía venir desde el Painful (1993). Cuando se tiene una visión corta, se podría pensar que a treinta y casi quince años de estos enormes discos, la música de YLT debiera sonar ya por lo menos artrítica, con alzheimer y al borde de la tumba. Pero no es así, es decir, no suenan así ni en sus nuevos discos ni cuando regresas a lo viejo. Afortunadamente el público de YLT ha sido noble, no sé si ha crecido en número pero por lo menos se mantiene, y conste que el público de "lo indie" (lo que sea que eso signifique) está lleno de sectores que confunden lo estúpido y banal con lo geek y nerd, y lo maduro con lo apolillado e inservible. Esta música merece tener siguiendo oídos atentos. El Extra Painful trae además del LP original, otros dos discos de demos, cortes en vivo y demás cosas inéditas que van a obligar a quien ya había tenía este disco y se enamoró de él, a volverlo a comprar.
RAFA VILLEGAS

Nicki Minaj
The Pinkprint
Young Money

¿Han leído la Biblia? Casi todo es "trapeable". Los diseñadores de la imagen de Minaj deben tener en claro que el disco es el pretexto detrás de la teoría de las nalgas. La vulgaridad normalizada, nada grave. Todo es excesivo. Rosa excesivo. En una de esas, entre lingotes descomunales y pachocha de la gruesa, le cae un varo a los productores. Y juegan y mantienen fresco el asunto. El tema con la Minaj es que es demasiado mucho de todo. De eso se trata. De nada. Pero a nadie le ha hecho mal la Minaj como para que le digan que no es hip-hop for real. Por supuesto que eso es real. ¿Lo mejor de The Pinkprint? Beyonce. Esta película ya la vimos, este chiste ya nos lo contaron. Y sigue funcionando. Se ha llamado Mariah Carey, Gloria Estefan, o la misma Beyoncé. Pobre Nicki, es un "no" que terminará volviéndose en un "sí". The Pinkprint es una ironía más de esas que sirven para algo y para nada. Como los amuletos. Su vacuidad es su grandeza. Pinche discazo.
RICARDO PINEDA

AC/DC
Rock or Bust
Columbia

La publicidad que acompañaba al nuevo lanzamiento de estos zares australianos testificaba íntegramente que era el "disco más corto en la historia de AC/DC" pues apenas si rebasa la media hora de duración. Sin tener un sentimiento claro al respecto, es imposible disgustarse con el rock primario de esta banda legendaria pese a quién le peso, sobre todo por la voz siempre proletaria Agnus Young y su actitud de su inconfundible actitud que imprimió una personalidad honesta al muchas veces fachoso terreno del hard rock. Rock or Bust sin ser un trabajo de galimatías sonoros que tanto parecen perseguir y alabar los reseñistas de discos de hoy, se disfruta por esa perfecta lealtad que los AC/DC se tienen a sí mismos y que les sale muy bien; rock maduro al que le tienen sin cuidado sus toqueteos con el pop. Que en efecto sea un disco corto lo vuelve versátil.
WENCESLAO BRUCIAGA

Joey Bada$$
B4.DA.$
Cinematic Music Group / Relentless Records

Este güey tuiteó a finales de año su deseo, su visión, su sueño para el año venidero: "En el 2015 y en los años siguientes quiero ver más líderes mujeres, más reinas y la extinción de la 'Bad Bitch'". Todo bien con este vato: arriba las mujeres y abajo las perras. Bad Bitch podría traducirse como Perra Mala. ¿no? Quizá Perra Malvada, ya que hay que satanizar, endemonizar, villanizar a las perras que ya no quieren seguir cogiendo con nosotros, ¿no? Qué les pasa. Malvada, malvada y media por no obsesionarse conmigo y tener un sistema de autoestima independiente a su vagina. Qué huevos los suyos, qué descaro. Qué bueno que Joey puede ver eso. Se ve que es un tipo común y centrado, como lo es uno. Me siento identificado con él. Tengo muchas ganas d escuchar su música mientras camino por la Roma pretendiendo ser negro. Lo que más me gusta de Joey es que su nombre incluye la palabra badass, o cabrón, pero con signo de dólar. ¡Qué ingenio, qué arrojo! Me siento más identificado porque a mí también me gusta la lana y porque yo también soy un cabrón. ¡Abajo las perras malas, arriba los cabrones! ¡Abajo los estereotipos! ¡Pero de las viejas! ¡Arriba los nuestros! ¡Arriba los cabrones! ¡Arriba Joey Bada$! ¡Arriba!
JULIO DERBEZ

Panda Bear
Panda Bear Meets the Grim Reaper
Domino Recordings

Este es uno de esos proyectos a los que nunca les vas a poder reclamar nada. Como cuando te pones unos calzones que cumplen con todo lo que promete un calzón. No hay falla. De entrada, ya sabes que son cómodos. Que no estorban pero sirven para lo que son y además son bonitos. Sólo que este calzón es una tanga con unas gotitas de LSD que a ratos te revientan como fuegos artificiales en una lámpara de lava. Un calzón que vas seguir usando cuando ya estén agujereados y las gotitas de ácido se hayan desvanecido en tu ñes, sólo porque es un buen calzón. Seh…
RAQUEL MISERACHI

Spank Rock
The Upside
Bad Blood Records / Boysnoize Records

Esto es de muy mal gusto. Tiene la misma cantidad de pussy que de gestos que se pueden extraer de la memoria de cualquiera que haya ido al Alebrije de Acapulco en temporada alta. Es música para gente con problemas de personalidad múltiple que bordean entre el lado blanco de Barack Obama y el lado negro de Michael Jackson cuando ya parecía Lord Voldemort. El disco es lo que sale cuando metes en una licuadora tres cuartas partes del culo de Nicki Minaj, el acto principal de un festival en Miami para niños blancos sin sensibilidad, y un DJ de tribal. Lo odio tanto que creo que lo amo. Además el tipo se llama Jwuan.
RAQUEL MISERACHI

Ana Helder
Fiebre de Marte
Cómeme

Wuao-wauo-wauo-wauo-wuao-wuaowuao-wuao-wuao-zum-zum-zum-zumzum-zum-bong-bong bong tumbudumbu tumbu bumdu wuuaaaaaaaaaoooooo-ding tu tu tu tu tuuuuu tu tu-tu-tu tiruri tiruriru gonggong-gong tuca tuca-turunca bum bum tuca tuca-turunca bum bum bumbumbumbumbum wuao wuao zum zum zumzum zum zum zumzum bum bum ca ca tu catu ca ca tu ca tu ca ca tu ca tu fururu ca tu catu ca ca tu ca tu ca ca tu ca tu fururu.
RAQUEL MISERACHI

DA PLAYLIST