Cómete estas flores que se encuentran a un lado de la carretera
All photos taken by Penelope Eaton

FYI.

This story is over 5 years old.

Cómete estas flores que se encuentran a un lado de la carretera

La capuchina es la planta de ensueño del recolector perezoso. Si la buscas, la puedes encontrar por todas partes, sobre todo al de las carreteras, cerca de los bancos del río, e incluso, tal vez, en el jardín de tu vecino.

El otoño pasado, estaba conduciendo por una carretera aislada del cañón en Malibú, California, cuando vi una vid llena de hojas en forma de hojas de lirio y una que otra flor de naranja encima de un árbol caído justo al lado de la carretera.

Después de detenerme y salir a inspeccionar un poco más, vi un árbol que estaba cubierto de capuchina, una vid comestible de hojas picantes y flores brillantes. Aún mejor, ya casi era invierno, las viñas habían comenzado a morir por la temporada y solo quedaban sus hojas más tristes, sus pequeñas flores arrugadas y sus vainas parcialmente marchitas.

Publicidad
forager_nasturtium_field

Para asegurarme, agarré una hoja y una flor y me las comí. Como no me había muerto cinco horas más tarde, comencé a contar los días para que llegara el verano.

La capuchina es la planta de ensueño del recolector perezoso. Si la buscas, la puedes encontrar por todas partes, sobre todo al de las carreteras, cerca de los bancos del río, e incluso, tal vez, en el jardín de tu vecino.

Ya que comienzan a florecer, a finales de la primavera y principios del verano, las flores de capuchina, de color naranja brillante, amarillo o rojo (dependiendo de la variedad) con hojas circulares y aterciopeladas, marcan el inicio del verano de Los Ángeles y poco después empiezan a aparecer en los menús. Con un sabor vegetal picante y limpio –algo así entre berros y arúgula– la capuchina es una planta versátil, cuyas hojas, flores y vainas se pueden comer crudas, cocidas, o preparadas de cualquier manera.

nasturtium_jungle

Desde la primera vez que me sentí atraída por su color, he vuelto a ese lugar y a algunos otros durante toda la temporada para alimentarme a mí, a mis amigos, y a algunos chefs de la ciudad. Al salir por provisiones, me pongo siempre un par de botas de gigante que tengan aguante y sugiero que hagas lo mismo, no importa qué tan tentador sea llevar tus chanclas favoritas. Es importante tener cuidado de cosas como las desagradables garrapatas u otro tipo de insectos no deseados que, inevitablemente, son parte de la búsqueda del alimento.

Publicidad
cutting_nasturtiums_with_scissors

Para cosechar la capuchina, es preferible ir temprano en la mañana, antes de que se ponga cálido y las flores se empiecen a abrir, o tarde en la noche cuando empiece a enfriar de nuevo. Corta aproximadamente dos centímetros y medio por debajo de la parte inferior de la flor para que quede un poco de tallo en la planta, lo que permite una mayor versatilidad a la hora de cocinar; las hojas se pueden cortar del rabito aproximadamente dos centímetros y medio por debajo de la parte inferior de la flor para que quede un poco de tallo en la planta lo que permite una mayor versatilidad a la hora de cocinar; las hojas se pueden cortar de la misma manera. Asegúrate de moverte a su alrededor y tomar de manera uniforme de toda la parcela para evitar cosechar demasiado algunas áreas de la planta. Si obtienes las provisiones adecuadamente, y solo te quedas con un tercio de la planta, podrás volver al mismo lugar durante años.

"Procura no cosechar muchas de las pequeñas, pues son la próxima generación de la planta".

Cuando busco las mejores flores capuchinas, procuro obtener una gran variedad de colores que van desde el amarillo claro hasta al rojo oscuro, porque se ven mejor en el platillo si van mezcladas. Escojo las que están abiertas, pero no demasiado, y me aseguro de inspeccionar la planta porque a los insectos les gusta esconderse debajo de la flor, justo en su base.

aphids_on_nasturtium

La mayoría de las veces los áfidos negros se pueden eliminar fácilmente raspándolos con las tijeras, pero si están muy cómodos en la planta lo mejor es dejarlos ahí. Otra cosa que hay que evitar cuando buscas qué flores recoger son las que tienen pequeñas manchas blancas producto de los insectos y de las enfermedades.

Publicidad

Con las hojas, las más grandes son las que más se utilizan en la cocina y las pequeñas funcionan mejor en ensaladas, crudas, y como guarnición. A medida que las hojas crecen, pueden desarrollar una superficie llena de baches y la piel obtiene una decoloración amarilla; evita esas y quédate con las que tienen un color verdoso oscuro. Lo más importante, procura no cosechar muchas de las pequeñas, pues son la próxima generación de la planta.

nasturtium_foraging_tupperware

Si haces un recorrido más pequeño puedes usar muchos contenedores grandes de Tupperware para transportar la capuchina. Me gusta alinearlas con toallas de papel ligeramente húmedas, no porque necesariamente necesiten humedad, sino porque las ayuda a mantenerse frescas y el calor no les va bien una vez que se recogen. Para un recorrido más largo, puedes utilizar algo ligero, como grandes bolsas de papel o plástico, y echarlas allí, solo asegúrate de no apretar la bolsa ya que se pueden aplastar con bastante facilidad.

Otra cosa que puedes hacer es cosechar las vainas verdes medio maduras y jóvenes que aún están en la vid, llevarlas a casa y conservarlas en vinagre. Los recolectores las llaman "alcaparras para pobres" y son increíblemente ricas –me atrevería a decir, tal vez, que incluso son mejores que las alcaparras reales. Me gusta mucho esta receta.

nasturtium_seed_pods

Después de la búsqueda de alimentos, lávalas suavemente y revisa que no tengan insectos. Siempre encuentro por lo menos una o dos arañas y un montón de otros bichos por lo que sugiero no saltarse este paso.

Luego come unas pocas, porque la capuchina es mejor cuando se come tan pronto como es posible después de ser recolectada. Me encanta ponerlas en la ensalada, la pasta, y las hojas más grandes se usan como hojas de parra para envolver arroz y queso y otras cosas ricas. También puedes cortar algunas vides más largas, ponerlas en agua y utilizarlas como flores en tu casa, arrancándolas en la semana para que pasen de tu mesa de cocina a una ensalada.