Los 20 artistas colombianos con mayor proyección internacional

FYI.

This story is over 5 years old.

Los 20 artistas colombianos con mayor proyección internacional

Con propuestas frescas e innovadoras, una generación de compatriotas está izando la tricolor más allá de las fronteras patrias. Nuestros respetos.

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Publicidad

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin… sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Publicidad

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

Publicidad

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Publicidad

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin... sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah... y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Publicidad

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah… y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Publicidad

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin... sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah... y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Publicidad

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin... sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah... y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin... sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah... y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Publicidad

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin... sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah... y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin... sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah... y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Publicidad

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

Publicidad

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

Publicidad

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

Son constantes las ocasiones en las que admiramos a toda clase de artistas internacionales por el simple hecho de venir del extranjero, pero, ¿apreciamos con el mismo nivel de respeto a aquellos compatriotas que han logrado brillar más allá de nuestras fronteras?

En THUMP, nos arriesgamos a dar una respuesta que, en principio, debe saber sortear ese juicio medio arribista, tan arraigado por estos lares, de considerar a lo extranjero como símbolo de estatus o peor, de legitimidad (¿acaso cuál es el verdadero valor de tocar en Nueva York o de prensar un sencillo con un sello alemán, sobre todo si donde tocaste fue en el asado de tu amigo en Queens y donde firmaste fue en el sello de tu primo bugueño que se fue a Múnich seis meses de intercambio?). En el contexto de un mercado global y de una industria precaria como la nuestra, sin embargo, hay que aceptar que para el artista electrónico local, brillar afuera resulta casi que imperativo para el desarrollo de una carrera artística saludable. Y en esta línea, hay compatriotas que están destacándose por construir procesos sólidos que los proyectan más allá de las limitaciones de su propio mercado, y así mismo, los hay también quienes por cuestiones netamente estéticas están conectando profundo y en puntos neurálgicos del dancefloor global.

Llegar lejos, en general, es algo bueno, muy bueno, sobre todo en esta industria tan jodida y mejor aún si en el camino no se le vende el alma al diablo. Eso merece respetos, venias y, por supuesto, likes.

En todo caso, superada esta carreta, nos dimos a la muy satisfactoria tarea de buscar, escuchar, procesar, discutir y finalmente celebrar algunos nombres de DJ's y productores colombianos que actualmente resuenan con fuerza global. Y decimos satisfactoria porque la verdad es que nos llena de orgullo que después de tantos años de crecimiento, nuestra electrónica esté, a través de estas expresiones, mostrando signos de eso que algunos "ilustrados" llaman madurez. En fin... sin más preámbulos y siendo conscientes que algunos nombres se nos han quedado por fuera de esta selección Colombia (lo sentimos de antemano, hasta la objetividad tiene un margen de error humano), estos son los 20 artistas que, a nuestro juicio, están empujando los límites de la escena local, fortaleciendo, de paso, nuestro propio panorama nacional.

Si acaso tiene a alguno de estos a su lado, por favor, dele un abrazo. Es un warrior.

DJ PHO: Cuando no está detrás de las tornas, DJ PHO es Germán Leonardo Rojas, un DJ y productor de 32 años que hoy día puede jactarse de ser uno de los reyes del scratch local. Germán quiso empezar a hacer música cuando vio a Mix Master Mike en el video de "Three MC's and One DJ" de los Beastie Boys: "Mix Master Mike hacía toda la parte instrumental del video con scratch, desde la batería hasta los sintes", explica el artista, quien desde ese momento empezó a comprar las máquinas, sin tener mucha idea para qué servían. Él solo quería hacer la música que estaban haciendo sus ídolos: Wu Tang Clan, Cypress Hill o La Etnnia.

Todo se terminó de bullir en él cuando vivió un año en Nueva York, estudiando y pillando de cerca la movida. Al volver, DJ PHO llegó directico a tocar en Hip Hop al Parque, evento donde ha vuelto a tocar un par de veces más. De los beats hiphoperos pasó a los mashups, y su relación con la música electrónica se hizo más fuerte. De Hip Hop al Parque en adelante, este tornamesista ha logrado trabajar con artistas como Natalia Lafourcade, DJ Shadow y el productor americano RJD2, creador del opening de la serie Mad Men. También algunas producciones propias, como las que hizo en su EP Cartoon Mashups, fueron consideradas por medios como "The B-Side" como uno de los mejores mashups del año, en 2011.

El logro más sobresaliente de este scratcher es haber participado varias veces en el campeonato Red Bull Thre3Style, un concurso para DJ's a nivel mundial, en el que ha representado al país varios años desde 2011 en los primeros lugares. Hace poco estuvo en Tokio en el mismo evento, el cual reunió a 40 de los mejores tornamesistas del mundo para competir entre ellos, tocar en simultáneo y hacer un track entre todos. Una experiencia envidiable de la que nos regaló algunas fotos.

Lucrecia Dalt: Hace años que esta colombiana cambió las calles de Pereira y Medellín (en donde trabajaba con el colectivo paisa Series Media) por las de Barcelona. De ahí pasó a Berlín a trabajar con nadie más ni nadie menos que Gudrun Gut, una de las madres del post-punk, el dark wave y la música electrónica alemana, para colaborar en el tercer EP de la serie "4 Women No Cry" que la teutona publicó con el sello berlinés independiente Monika Enterprise. Luego publicó material en Other People, el sello más reciente de Nicolas Jaar.

De ahí en adelante, refugiada en uno de los fortines de la música de máquinas y viviendo un exilio musical que la ha favorecido por todos lados, Lucrecia se fue volviendo una punta de lanza colombiana en lo que a electrónica nacional y proyección internacional se refiere, desenvolviéndose con un sonido difuminado, un surrealismo no mágico pero sí bastante metafísico, que se debate todo el tiempo entre el live, el escenario y el estudio. Sus interpretaciones han cobrado la forma de una experiencia sonora, y la han hecho aliarse con sellos como HEM Berlín y su propio sello Pruna Recordings.

OKRAA: Juan Carlos Torres puede llegar a ser el artista revelación de la música electrónica este año en el país, y todos los argumentos están sobre la mesa. Empezando desde 2009 junto con sus hermanos el famoso proyecto de post rock y electrónica Globos de Aire, Juan Carlos fue armando el bagaje interno que luego explotaría al máximo para lo que vendría después, su proyecto como solista: OKRAA. Es una apuesta musical que suena a dream pop y synth wave aterrizado a latitudes colombianas, y a la que le atinó con toda.

Todo ha ido a un ritmo vertiginoso para este productor bogotano acostumbrado a los sonidos acompasados, quien después de calentar motores con su EP Dreamachine, comenzó una nueva etapa con una producción más ambiciosa, Vultur, su nuevo EP. Y decimos ambiciosa porque se embarcó en una gira que incluyó España, Austria y el Reino Unido para darlo a conocer, en un recorrido que dejó estela sonora con lives muy íntimos y con estaciones de radio que empezaron a reproducir sus sonidos a todas las latitudes como la BBC Radio 1 de Londres, KEXP de Estados Unidos, ByteFM de Alemania y Radio Television Suisse, de Suiza. Con el eslogan de "¡Colombia se toma el mundo!" que pone en sus publicaciones por Facebook, OKRAA nos ha ido demostrando que la mejor conquista es la de las cosas hechas con amor, y su música lo tiene todito.

Moska: El pelado detrás del aka más representativo del EDM colombiano tiene apenas 22 años y se llama Daniel Amézquita, un caleño que se enamoró de la música electrónica cuando vio un video del festival Sensation White que se realiza en Amsterdam, y decidió que iba a empezar a remixear canciones de ídolos como Michael Jackson desde el computador de 1GB de memoria que tenía en la casa.

La práctica diaria con sus remixes cargados de EDM estallable y bailable lo llevó a un punto de inflexión, cuando un bootleg que le hizo a la famosa canción de Rihanna con Michael Jackson, "We Found Love", empezó a recibir la aprobación de DJ's como Tiësto y Laidback Luke, quienes empezaron a tocarlo en venues como el Festival Ultra de Miami y Pacha en Ibiza. Allá tocaría más adelante el mismo Moska junto con Tiësto y Hardwell, y pronto muchos de sus ídolos comenzaron a ser sus colegas: Nicky Romero, David Guetta, Steve Angello y hasta Armin Van Buuren, con los que tocó hombro a hombro en el festival Summerland, en Cartagena, y a los que más adelante también acompañaría en Tomorrowland, el festival de EDM más grande del mundo. Con muchos ha seguido produciendo hits, como con Calvin Harris, Laidback Luke y hasta Diplo, que lo recibe muy seguido en su programa Diplo and Friends y con quien participó en la famosa canción "Lose Yourself", en la que sale por un segundo fugaz con la 10 de James puesta al final del video.

Dany F: Con apenas 23 años, Daniel Flórez puede jactarse de ser el elemento más peladito de una de las disqueras que más ha trabajado y fortalecido la producción y la escena latinoamericana: Cómeme, el hijo grande de Matías Aguayo. Después de coincidir ambos en una fiesta en Medellín, Dany F fue más que bienvenido al sello, en el que lleva tres años y piquito, siendo uno de los exponentes colombianos más importantes de tropical bass dede su ángulo más surrealista en el país.

Después de hacer parte de The Power of Now, una compilación de Cómeme junto a Barnt y Philipp Gorbachev, Dany F lanzó hace poco Wouhau, su más reciente producción con el sello de Aguayo, que salió en mayo de 2015 en vinilo. Pronto, si su mamá le da permiso, arrancará su periplo global tocando en el Sónar de acá, siendo Chile su siguiente parada.

Mitú: De una alucinación sonora en una selva de Capurganá a su materialización como realidad musical en varias tarimas del mundo, el dúo de lo que se fue conociendo como "techno de la selva", conformado por el Bomba Estéreo Julián Salazar y Franklin "Lamparita" Tejedor, le ha dado lugar a todo menos al descanso en este 2015.

Esta historia comienza tres años atrás con Potro, un EP que dibujaba un paisaje sonoro techno tropical que ya se empezaba a proyectar como propio. Luego de presentarse incansablemente en el país, de abrirle conciertos a The XX y a The Drums y de presentarse en el Womex 2013 en Europa, Mitú volvió al estudio entre Palenque y Bogotá, y en una catarsis luminosa dio a luz a Balnear, con el que conquistarían escenarios de Colombia, Suramérica y el resto del mundo, un paso a la vez. Tarimas en Rock al Parque, Chile, el Reino Unido, Dinamarca y España han retumbado con el pulso del tambor de Lamparita y la vibración análoga de los sintes de Julián, quienes con la seguridad de haber puesto pie en un territorio inexplorado y marcarlo como propio, empezaron a abrir una nueva trocha musical. Con su más reciente EP, Siempre, que le apuesta a un sonido más azaroso, hicieron una gira relámpago por Estados Unidos bien exitosa. No sabemos aún cuál vaya a ser el próximo paso a seguir de estos dos, solo sabemos que vamos a estar moviéndonos con ellos. Ah... y justo ayer los anunciaron para tocar en Festival Nrmal en México.

Wire: Este misterioso personaje, aparentemente de Medellín, se ha convertido poco a poco en unos de los nombres confiables del techno en nuestro país. Como parte del sello del holandés Bas Mooy, Mord Records, Wire se ha codeado con grandes artistas como Sleeparchive, Brendon Moeller, Exium y UVB, gracias a su sonido visceral y contundente. Pero ha sido su confianza en lo propio lo que más podría destacarse, pues tras sacar ediciones limitadas de CD's en su propio sello W.I.R.E., el colombiano logró captar la atención de dos nombres gravitantes en el escenario techno reciente, TM404 (Andreas Tilliander) y Milton Bradley, quienes han pausado por un tiempo sus trabajos en sellos como Do Not Resist The Beat!, K209 y Kontra-Musik para remezclar dos tracks de este desconocido paisa. Un logro que merece más reconocimiento del que se le ha dado. Cabe resaltar que este enigmático personaje solo ha tocado una vez en vivo, así que tendremos Wire para rato.

Johnny Deepp: El trío compuesto por Dorado (David Triana), Tomas Station (Tomás García) y Bruno Anthony (Antonio Ponce de León) nació en una piscina en Tinjacá, Boyacá, y de ahí en adelante el grupo, cuyo nombre comenzó a modo de broma, se ha ensanchado a lo largo y ancho del globo terráqueo, debido a que sus integrantes se reparten entre Nueva York y Berlín. Desde por allá hacen música y ya van por la tercera entrega de su propia disquera, Downpitch Recordings, y en vinilo, pues según ellos, hoy día son "la principal herramienta de reparación cultural musical", como nos afirmaron en una entrevista reciente. Enraizados en un house profundo que suena honesto y aún mejor cuando se bastardiza (como lo muestra el ¡Hola Thump! que hicieron para nosotros y que recordamos aquí abajo), han comandado decks desde Billares Londres hasta IPSE en Berlín, pasando por Animal Club en Roma, Verboten y Output en Nueva York y Minimuzikhol en Estambul. Ninguno de los tres tiene más de 25 años. El futuro, que se veía muy prometedor, al parecer ya está recompensándolos, a Johnny Deepp y cada uno por separado en sus respectivas ciudades.

Lunate: El bogotano Juan Manuel Cortés puede ser uno de los artistas con más futuro en el plano electrónico nacional. Además de haber sido partícipe del MicroMutek de Bogotá, Lunate ya ha expuesto su talento en el Mutek Montreal, y es el representante colombiano en la clase 2015 del Red Bull Music Academy (RBMA) que tendrá lugar en París durante este mes de noviembre. De igual manera, el año pasado editó su primer álbum en el sello norteamericano 100% Silk. Un palmarés corto pero sustancioso, de un personaje casi anónimo con el que hablamos hace poco, que a estas alturas ya tiene su propio live, y que se mueve en un espectro grande que va desde el ambient hasta el house.

Adriana López: La gente que piensa que en Colombia no se hace buen techno está muy equivocada, y Adriana López lo demuestra. Esta colombiana, radicada desde hace ya varios años en Barcelona, ha forjado por su cuenta un camino donde el "nadie es profeta en su tierra" podría fácilmente ser su eslogan. De moverse en el circuito electrónico bogotano en clubes techno como CBC, Adriana pasó a ser la apadrinada del DJ y productor Developer en Europa, continente al que se mudó en 2002. Sin embargo, no fue sino hasta el 2012 que la artista publicó su primer disco Conducciones, en el sello Modularz, con el que desde el inicio encontró la senda necesaria para montar su propio sello: Grey Report.

Desde entonces, López ha estado metida en la crema y nata del techno mundial, tocando en sitios como Berghain y Tresor en Alemania, y Corsica Studios en Londres, también compartiendo cabina con grandes como Ben Klock, DVS1, Function, Marcel Dettmann, Svreca y Oscar Mulero. Un lugar que se ganó a punta de enfoque y empuje, por su pureza al mezclar y su sonido technero franco, que denota un buen criterio para distinguir sonidos fríos pero funcionales.

Sano: Sebastián Hoyos puede ser de los pocos artistas que en verdad ha sabido aprovechar los sonidos, instrumentos e inspiración del entorno tropical que nos rodea. Oriundo de Medellín, Sano logró con sus presentaciones como DJ y su house clásico que evolucionó hacia un acid del trópico, acumular el impulso necesario para aventurarse a vivir a Barcelona, donde rápidamente fue acogido por Matías Aguayo y el combo de Cómeme. Desde entonces, ya ha prensado en el sello un EP y un álbum, además de viajar por una gran cantidad de ciudades compartiendo su música. Recientemente pasó a formar parte de los tres mosqueteros que conforman Rionegro, con ese nuevo álbum que se volvió joyita en la corona de la música electrónica latinoamericana actual.

Julio Victoria: La carrera musical de Julio comenzó muy lejos de acá, cuando empezó a familiarizarse con los buenos beats en el sur de Alemania, país que visitaba como jugador de tenis profesional. Impactado por este universo, la vida de este original de Armenia pronto se redireccionó hacia los platos, y su verdadera catapulta en el país como DJ fue su reciente residencia en Billares Londres, en donde cada fin de semana pudo ir afinando su estilo, que si nos vamos a comparaciones, suena un poco como el sonido amoroso de Innervisions, pero con percusiones que funcionan en la pista de baile, todo esto hilado por la clave de sus mezclas y composiciones, que es la armonía. Hoy por hoy, no hay fiesta ni festival colombiano donde no sea invitado: el Breakfest de Medellín, el Indiebo acá en Bogotá y también nuestro BudLab, que se realizó hace un par de meses. Asimismo, cada vez son más las veces que Julito sale a representar los sonidos locales; su último destino internacional fue Nueva York y Miami, donde fue invitado a tocar en Verboten y en el finísimo festival III Points. Uno de sus más recientes logros como productor ha sido trabajar con el sello alemán Get Physical, que ha sacado a grandes como Dixon, con quien disparó el track "Impermanent" este año, el cual recientemente logró captar la atención del talentoso Francesco Tristano, quien incluyó el corte en su Body Language Mix.

Este año Julio Victoria se sintió apto para empezar a experimentar en el estudio, y obtuvo resultados increíbles. Nos referimos a Ensamble y a Ao Project, dos abstracciones musicales diferentes a lo que solemos conocer del artista, pero que al mismo tiempo mantienen ese sonido armónico característico. Ensamble se compone de Julio Victoria en los decks, Claudia Niño en la viola y Carlos Márquez en la guitarra, cuyas interpretaciones lo sumergen a uno en un recorrido sonoro que evoca a artistas como Francesco Tristano y Henrik Schwarz. En cambio en Ao Project, Julio utiliza un sonido tan típico como el tintinar de las campanas de la iglesia de San Francisco para reinterpretarlo en un lenguaje electrónico, propicio para la creación de nuevos sonidos. Los rumores de su Twitter indican que el artista va a estar pisando tierra austriaca dentro de poco

Rionegro: Este proyecto se originó en las afueras de Medellín, en medio de la noche, el humo y el aguardiente, algunos discos de salsa y una MPC. Rionegro es el proyecto compuesto por Gladkazuka, Sano y Matias Aguayo, con colaboraciones de Natalia Valencia, Natalia Lara, Luis Miguel Jaramillo y un pianista, en el que se le rinde tributo al lugar que dio origen a todo, como el río que fluye hacia Medellín de camino al océano. Música que combina el house con lo autóctono, el futurismo indígena con el rumba n' bass, en una intensa exploración de sonidos que acaba de salir a las calles a través de los laboratorios de Cómeme. Rionegro suena auténtico, suena nuestro. Es un intento fructífero de hacer música electrónica con raíces sudacas.

KhoMha: Robert Alzate, paisa de 24 años, se posiciona firme al lado de Moska para defender el frente del EDM colombiano. Con un sonido dance oscurito, drops pesados, y apadrinado por Markus Schulz, KhoMha lleva desde 2013 arrasando el público de grandes escenarios como Tomorrowland, Ultra y A State of Trance, algunos de los festivales más representativos del EDM mundial, con canciones que se han vuelto hits en los sets de reconocidos artistas del popular género, como Armin Van Buuren. Hace poco el productor paisa lanzó El Malo, un EP que alcanzó el segundo puesto en ventas en Beatport.

MH: Felipe Marín se ha ido ganando cierto respeto en la ciudad de Medellín gracias a sus presentaciones como DJ, donde sutilmente combina lo mejor del house, el techno y el electro. Integrante del colectivo Move, ha podido demostrar su talento por un sinnúmero de eventos, no solo en Medellín, sino afuera del país, como lo hizo recientemente en su visita a Ciudad de México con el colectivo DANCE YOUR NAME. Con un trabajo bien hecho y de bajo perfil, su esfuerzo se vio reflejado en el reciente anuncio de Delta Funktionen en THUMP, donde revelaba que MH editará tres EPs en su sello, Radio Matrix. Un gran logro para un artista que hasta ahora está surgiendo pero que ya se proyecta para latitudes lejanas, porque ha sabido hacer las cosas bien y se enfoca en lo que es realmente importante: la música. Sin duda será uno de los newcomers del 2016.

El Freaky: DJ Mike Style, Andrés Shaq, DJ Kmmy Ranks y Fat Sugar Daddy son los cuatro miembros del colectivo audiovisual bogotano que ha escalado en el tiempo para pasar de ser brillante promotor del under tropical a convertirse en eminencia del global bass colombiano. En su extenso catálogo de colaboraciones figuran artistas de la talla de Carlos Vives, Choquibtown, Tego Calderón, Gyptian y Major Lazer, a quienes recientemente remezclaron con una descarga cumbiera-trapera.

Con una estética visual y sonora de caricatura, y una gestión ciertamente envidiable, el Freaky ha logrado consagrarse mezclando el caribe con el bass, coronando tarimas en Colombia, Suramérica, México y Estados Unidos, pasando en poco tiempo de ser armaparrandas de una movida subterránea y silenciosa a abrirle conciertos a One Direction. Su sello más reciente en el pasaporte es el del continente africano, al que fueron en el marco del Kaloo Bang Festival, que se lleva a cabo en Isla Reunión, e incluso, hace solo días se presentaron en un evento del Reinado Nacional de Belleza. Para arriba van, sin duda.

Gladkazuka: De la misma cuna de Lucrecia Dalt en Medellín, el colectivo Series Media, Gregorio Gómez tiene uno de los akas más sonoros y uno de los lives más completos de nuestra tierra. Este paisa que lleva desde los noventa dándole a la música electrónica, entre otras, con una tremenda banda llamada Panorama, terminó, como muchos coterráneos, en el sello de Aguayo con su EP El Untitled. De ahí en adelante todo fue cuesta arriba para este productor que tiene fama de introvertido, de hacer un house con sonido noble y orgánico y que le apostó con toda a su live en vez de irse por el típico camino del DJ. Después de haber girado por Europa el año pasado, Gladkazuka anda concentrado en el estudio con el proyecto de Rionegro.

Sebass: Juan Sebastián Vargas, mejor conocido como Sebass, el DJ más resonante del colectivo bogotano RE.SET, lleva más de un mes de gira por el viejo continente, donde ya le ha puesto chulito a varios países como Austria, Croacia, Suecia, Alemania, República Checa, España, Francia, Italia y Holanda, y a varios festivales como el ADE, el Outlook y el Koalition. Entre los sets de este artista que tiene sus raíces en el movimiento Bogotraxx, que van del neuro funk al crossbreed, Sebass ha sabido cautivar al público colombiano en diferentes fiestas y festivales, lo que lo llevó a ganar reconocimiento internacional gracias a la gestión de RE.SET, y a haber compartido escenario junto a grandes del género como Andy C. y Goldie.

Astronomical Telegram: Hay muchas razones por las que Daniel Restrepo, el paisa detrás de este proyecto de techno beligerante y crudito, debe estar entre estos 20 nombres. Para comenzar, ya ha tenido tracks rodando por Berghain de la mano de grandes DJs como Steffi, que suele tocar uno de los tracks de su EP Naked Index 05. El pasado mes de mayo estuvo de gira por Argentina tocando en Under Club, recinto que recientemente ha albergado artistas de la talla de Dave Clarke, Eduardo de la Calle y Zenker Brothers. Asimismo cabe destacar que Stanislav Tolkachev remixeó su canción "Near-Heart Object", disco que estuvo a la venta en la legendaria tienda de discos Hardwax. Resumiendo, este productor tiene todas las de ganar afuera del país.

Cute Heels: Criado en Bogotá a punta de punk y calle, Victor Lenis se fue ya hace varios años para Bruselas. Con mucha 707 en sus percusiones, y un aura noise de finos sintetizadores resonando, este productor es capaz de pasar del new wave al EBM y de ahí al acid, al techno, al house y al disco. Esta versatilidad no solo lo ha posicionado pegadito a artistas como Adult, The Horrorist y The Hacker, sino que lo ha mantenido girando activamente; por ejemplo, sus fechas más recientes incluyeron desde Medellín hasta México, España, el Reino Unido, Berlín, Serbia y Croacia. Una agenda bien movida para un artista nacional. Además de haber sido reseñado en medios como Pitchfork, la semana pasada la revista alemana Groove incluyó su Nepotism EP dentro de su prestigioso chart.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.

***

Más selecciones de THUMP, aquí.