Motherboard

Estudio para trazar el genoma del cannabis se enfocará en mota que no te droga

Científicos de la Universidad de California en Davis lanzaron un nuevo proyecto para estudiar la secuencia genética de la famosa planta.
31.10.17
Imagen: Wikimedia Commons

A pesar que la mariguana sigue ganando terreno y aceptación en el sector público y legal, aún queda mucho por aprender sobre esta planta.

Científicos de la Universidad de California en Davis —una de las mejores instituciones para investigaciones sobre agricultura— comenzaron un nuevo proyecto para trazar el genoma del cannabis. No son los primeros en estudiar el genoma de la planta, pero la diferencia es que están menos interesados en la mariguana que te pone pacheco y más enfocados en el aporte medicinal y nutritivo de su ADN.

Publicidad

"La gente ha mejorado mucho el cultivo [de mariguana] con altas cantidades de THC para uso recreativo", comentó Jon Vaught, presidente y cofundador de Front Range Biosciences, compañía de biotecnología enfocada en el cannabis que se unió con la Universidad de California para el estudio. "En este sentido, no hay mucho que hacer. Realmente no estamos enfocados en ello".

Vaught comentó que su compañía ve al cannabis como el cultivo comercial del futuro, especialmente en forma de medicina y suplementos de salud —como el aceite CBD— o en productos de nutrición —como la proteína de cáñamo en polvo—. Pero resulta complicado que el proceso sea igual de fácil y rentable que cultivar maíz siempre que se trabaja con una planta que no tiene el potencial para drogarte. Por ello, la genómica es tan importante en esta etapa.


Relacionados: El encanto de los tricomas canábicos en fotografías


El equipo de científicos, encabezados por el profesor Dario Cantu, ha trazado genomas de semillas de café arábigo y uvas cabernet sauvignon en el pasado, y por lo tanto está más que preparado para la tarea de encontrar la secuencia de la mariguana. A diferencia de las demás investigaciones en esta área, todos los resultados se harán públicos, ya que se trata de una universidad privada. Estos significa que los cultivadores de todo tipo de mota se beneficiarán con el estudio.

"La información estará disponible para que los cultivadores tengan la posibilidad de mejorar ciertos aspectos, lo cual es un gran paso en línea con nuestra misión pública", dice Dan Flynn, vocero de la Universidad de California en Davis.

El cáñamo y la mariguana son dos especies diferentes, puesto que contienen niveles distintos de THC. Pero ya que ambas son plantas de cannabis, la información fundamental que brote del estudio podrá aplicarse ampliamente, desde ayudar a los cultivadores a aislar nuevos cannabinoides o crear una cosecha que pueda aguantar plagas o sequías.

A pesar de los años que los cultivadores han utilizado para perfeccionar su arte, el mundo del cannabis visto desde la ciencia es muy reciente, ya que la mariguana, al ser una droga de tipo I a nivel federal en Estados Unidos, tiene que recibir la aprobación de la DEA para su estudio. Trazar el genoma es un buen comienzo para obtener algo de información genética básica.

Pero hasta que la DEA no sea más flexible con sus reglas —o la mota tome la ruta del matrimonio entre parejas del mismo sexo—, estas investigaciones sólo nos revelarán una ínfima parte de lo que podemos aprender del cannabis.