El rugido analógico detrás de Taller Bacuma

Sintetizadores duros y crudos de México hacia el mundo.
7.11.17

Emprender en un país como el nuestro, más que mostrarnos un panorama de ensueño, nos revela toda una serie de retos que hay que vencer y si se trata de un ramo tan duro como lo es el musical y de desarrollo tecnológico, abordado desde un proyecto independiente, lo es aún más.

Taller Bocuma ha decidido tomar este sinuoso camino, Emmanuel Galván Martinez ingeniero de profesión, retomó su curiosidad infantil por el ¿Cómo funcionan las cosas?, concretamente los electrónicos en casa, y a manera de ingeniería inversa armando y desarmando, comprendió como es que operan los componentes de estos aparatos.

Publicidad

Sin embargo su afición y proyectos personales dedicados hacia la música electrónica y otras sonoridades, le han abierto camino para llevar sus habilidades profesionales hacia el diseño y desarrollo de sintetizadores analógicos e híbridos.

Bocuma comenzó por el mero ocio, armado con herramientas básicas y algunos componentes, inició así esta corta pero bien encaminada campaña. Algo que hay que destacar, es que su acercamiento con otros artistas dentro del medio electrónico, le han hecho saber cuáles son las necesidades que todo consumidor especializado y aficionado requiere, tomando en cuenta estos parámetros a la hora de proyectar sus creaciones.

A la fecha podemos encontrar varios artículos ya disponibles y algunos incluso se han agotado, como el ya famoso Big Bocuma, un sintetizador meramente analógico, duro y crudo, que ahora ronda en el arsenal de varios artistas electrónicos de nuestro país.

Su último lanzamiento Frankie, es su más reciente creación, un sintetizador analógico que llama la atención ya que no posee carcaza alguna, esto en palabras de Emmanuel, trata de incentivar justamente la curiosidad por la observación de sus componentes y la investigación de cómo funcionan cada uno de ellos.

Frankie es altamente intuitivo de usar, posee un secuenciador de ocho pasos y un filtro espectacular que es modulado mediante foto sensores lo cual da una versatilidad muy curiosa ya que incluso dependiendo de la cantidad de luz que a estos llega, el sonido cambiará totalmente, obviamente, el nombre es inspiración de la obra más famosa de la escritora Marie Shelley.

Por acá podrás encontrar un video acerca de sus especificaciones:

Actualmente Frankie ya está a la venta y puedes adquirirlo visitando la página de Facebook de Taller Bocuma o bien su sitio oficial, cabe señalar que su precio es bastante accesible y competitivo así como también hay que tener en cuenta, que cada uno de ellos es ensamblado a mano, pero bajo estándares industriales, ya que actualmente es una marca formalmente registrada y patentada.

Esperamos ya con bastantes ansias, cuáles serán las siguientes creaciones de este gran proyecto, las cuales ya están en fase de desarrollo.

Mauricio está en Twitter @MauricioAk3.