FYI.

This story is over 5 years old.

La disputa por las tierras en Kenia está envenenando y matando a los leones

Grupos ecologistas denuncian que cada vez más pastores kenianos están utilizando veneno para matar y enfermar a los animales que deambulan en las zonas donde pasta su ganado.
10.12.15
Photo via EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Alrededor de media docena de leones pertenecientes a la manada conocida como Marsh Pride de la Reserva Nacional de Masai Mara en Kenia se enfermaron el lunes después de comer cadáveres de vaca que habían sido envenenados en medio de una escalada del conflicto entre pastores locales y estos animales que viven dentro de las áreas protegidas, según dijeron grupos ecologistas.

"Empezaron a desvanecerse con espuma en la boca", explica Anne Kent Taylor, conservacionista que vive en la reserva de Masai Mara durante varios meses del año.

Publicidad

Una leona, conocida como Bibi, murió a causa del veneno. Otra, Sienna, ha desaparecido y ha sido dada por muerta. El resto de los leones fueron tratados de forma rápida y sus perspectivas de recuperación son buenas, comenta Taylor.

Las autoridades kenianas detuvieron a tres pastores Masai por el presunto envenenamiento de Bibi y su manada después de que los leones hubieran matado a dos de sus vacas, informó Associated Press. Un cuarto sospechoso continúa en libertad.

Bibi ganó notoriedad después de aparecer en el programa "Big Cat Diary" de la BBC entre 1996 y 2008.

Más de 11.000 noruegos se registran para cazar a sólo 16 lobos. Leer más aquí.

Bibi, a diferencia del león Cecil, que fue asesinado por un dentista estadounidense a principios de este año, no fue ejecutado por deporte o venta, sino que fue asesinada — casi con seguridad — por pastores locales Masai.

Taylor explica que el ganado proporciona a los pastores Masai su sustento, junto con el comercio.

"Es su medio de vida", relata. "Así como nosotros ponemos el dinero en un banco, ellos compran ganado".

Los leones y el ganado Masai pastan en las mismas tierras, que han sido privatizadas y convertidas en áreas de conservación y el ganado es a menudo prohibido. Taylor dice que el gobierno apoya el establecimiento de áreas de conservación, ya que promueven el turismo.

"[Los masai] han sido consultados para poner su tierra dentro zonas de protección a fin de que estas áreas sean seguras para la vida salvaje", añade Taylor. "Ellos reciben dinero por la gestión de la conservación. Así que se benefician de la industria del turismo".

Publicidad

Pero como resultado del gran auge de la industria turística centrada en la conservación de la vida silvestre, los pastores masai están efectivamente siendo empujados a abandonar sus tierras.

"La cantidad de ganado se ha incrementado de manera exponencial y las zonas para pastoreo se han reducido de manera exponencial, eso es lo que provoca que el conflicto", describe Taylor.

Japón vuelve a matar ballenas en nombre de la investigación. Leer más aquí.

El uso de veneno como medio para matar leones ha aumentado en varios países de África oriental, dice Phillip Henschel, un especialista en leones del grupo de conservación Panthera.

"Los cazadores furtivos que matan la fauna para utilizar partes de sus cuerpo también usan veneno cada vez más, como ha sido ampliamente documentado en el caso de las intoxicaciones por cianuro de elefantes en Zimbabue", afirma. "Pero en el caso de leones, los casos más conocidos de ataques con veneno podrían estar vinculados a los pastores".

El conflicto entre los leones y el ganado en África es particularmente intenso en Tanzania, Zimbabue, Kenia y partes de Namibia.

Los veterinarios que realizaron la autopsia a Bibi determinaron que el león resultó muerto por el pesticida carbofurano, el cual se vende bajo la marca Furadan y está prohibido en Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

Hasta 100 leones mueren cada año por envenenamiento en Kenia, según Henschel.

"Las tribus de pastores de África siempre han matado leones en defensa de su ganado", cuenta Henschel. "Pero mientras los cazadores tradicionales usaban lanzas o flechas, ejerciendo gran valentía, y dirigiendo generalmente los ataques a puntuales animales causantes de problemas, un número creciente de pastores africanos están utilizando veneno como medida preventiva a nivel local para exterminar poblaciones enteras de grandes carnívoros".

La ONG keniana Fauna Directa ha presionado desde 2009 para que Kenia imponga una prohibición sobre los pesticidas, pero hasta ahora el gobierno local se ha negado.

Sigue a Hannah K. Gold en Twitter: @togglecoat

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs