COLOMBIA

La policía arrasa 'El Bronx' de Bogotá, y ahora criminales y adictos deambulan por la ciudad

El alcalde ordenó un operativo para acabar con uno de los barrios más peligros de la capital colombiana, y los desplazados buscan ahora un lugar para vivir. Las críticas apuntan a que no se ha enfrentado de fondo el ciclo de adicción y crimen.
20.7.16
Un auto destruido marca la entrada a 'El Bronx'. (Imagen por Joe Parkin Daniels/VICE News)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Hoy en día, Gonzalo es el único residente de un barrio llamado 'El Bronx', ubicado a sólo unas calles del palacio presidencial de Colombia. Esta zona, una de las más degradadas y violentas de Bogotá debido al tráfico de drogas, fue tomada por 2.500 policías en mayo pasado, lo que generó el desplazamiento de miles de residentes y jefes del crimen que vivían ahí.

"Yo no me voy a ir porque en un mes todo volverá a ser igual", dice Gonzalo, quien pidió permanecer en el anonimato. "Toda esta área estaba controlada por pandillas; esa habitación, arriba de nosotros, es donde ellos vigilaban", dice.

'Toda esta área estaba controlada por pandillas'.

Gonzalo nunca ha tenido que salirse como muchos otros residentes, ya que él es el propietario del lugar donde vive, pero las redadas han provocado una diáspora masiva de personas adictas y sin hogar a los que la ciudad ahora debe poner atención.

Según algunos testigos, en los días siguientes a la operación en 'El Bronx', camiones de la policía recogieron a estas personas y los llevaron por la fuerza a otras ciudades. Algunos están desaparecidos o quizá muertos; pero la gran mayoría permanece en Bogotá, deambulando en la búsqueda de un nuevo rincón para dormir.

Camilo tiene problemas de adicción a las drogas y había estado viviendo en 'El Bronx' y sus alrededores a lo largo de nueve años. Ahora forma parte de la comunidad de desplazados.

"Estaba fumando, hasta que la policía llegó gritando, apuntando con sus armas y lanzando gas lacrimógeno", relata en la calle al lado de su novia Jenny, y otro habitante de 'El Bronx', Andrés.

¿Por qué los cultivos de coca se han duplicado en Colombia?. Leer más aquí.

"Pensé que venían a matarnos", dice Jenny. "Todo el mundo estaba asustado, estaban agarrando a los niños y a la gente mayor, obligándolos a salir. No teníamos idea de a dónde se los estaban llevando".

"Era una total anarquía", agrega Andrés, quien ha estado viviendo en 'El Bronx' desde que se comenzó a formar, a principios de los años 2000.

La redada, que se realizó el 28 de mayo a las 6 de la mañana, fue ordenada por el alcalde Enrique Peñalosa.

"Claramente 'El Bronx' era la base de operaciones para todo tipo de criminales y los números lo demuestran", declaró Peñalosa un mes después de los operativos, afirmando que el crimen se había reducido casi a la mitad en esa zona y sus alrededores. "Ya no habrá repúblicas del crimen independientes".

A pesar de la caída reportada del crimen, ahora la ciudad debe enfrentar las consecuencias humanitarias de la redada, ya que en medio de todo esto habría unas 3.000 personas afectadas, entre gente sin hogar o que vivía en condiciones precarias. Los criminales también han sido desplazados a otros barrios pobres de la ciudad, donde continúan operando violentamente.

'Todo el mundo estaba asustado, estaban agarrando a los niños y a la gente mayor'.

"Ahora dormimos en un lugar diferente cada noche", dijo Jenny, agarrando un cigarro. "La vida es mucho mejor en 'El Bronx'".

Hollman Morris, prominente consejero de la oposición y ex periodista llamó a esta redada una "cortina de humo" usada para postergar la discusión por los recortes a los servicios públicos que hizo Peñalosa. De acuerdo a él, cerca del 50 por ciento del presupuesto aprobado para el desarrollo de la ciudad está destinado a Transmilenio, la red de autobuses de Bogotá, y muy poco para las personas sin hogar, uno de los grupos más vulnerables.

"Cuando tomas una decisión para resolver un problema como el de 'El Bronx', debes tener un plan de contingencia para ello", añadió Morris.

Algunos de los desplazados ni siquiera pudieron recuperar las pocas cosas que tenían. En el bloqueo policial en la entrada del lugar, varios antiguos habitantes estaban preguntando a los policías si podían entrar a recuperar sus pertenencias.

"Todas nuestras cosas están adentro, pero dicen que vengamos mañana", dijo una mujer que fue desplazada mientras su familia la esperaba. "Han dicho lo mismo toda la semana".

Graffiti de Pablo Escobar, el capo de la droga, afuera de un bar en 'El Bronx'. (Imagen por Joe Daniel Parkins/VICE News.)

La policía presente en la escena dijo que todo reclamo de pertenencias tenía que pasar por la oficina del alcalde.

El barrio, que se compone de apenas dos calles, ha llegado a representar a Bogotá en su más alta criminalidad. 'El Bronx' ha basado su economía en el basuco, la pasta de cocaína barata consumida por los grupos más vulnerables de la ciudad, ya que desde ahí se distribuía la mayoría de la droga. La policía estima que en cualquier día de la semana los traficantes pueden llegar a ganar hasta 25.000 dólares, y en un fin de semana generan unos 100.000 dólares del mercado de droga.

El día de hoy el área luce post apocalíptica. La devastación se nota en los caminos, las casas abandonadas y la basura. El pavimento está destruido y cubierto de heces, tanto animales como humanas.

En su momento, la gente entraría a 'El Bronx' para drogarse, estableciéndose por meses, e incluso trabajando para para las bandas criminales a cambio de basuco, aseguran policías y testigos.

Crímenes sexuales en el conflicto de Colombia — impunidad total

Cuando VICE News visitó 'El Bronx' por primera vez en agosto de 2015, los médicos que monitoreaban el área dijeron que la recuperación de los adictos al basuco toma unos seis meses.

Por aquél entonces, el área se llenó de adictos que dormían en el suelo de las calles y en las construcciones semi destruidas. Una pila de basura en cada entrada sirve como límite del barrio. Dentro de esos límites el control pertenecía a las pandillas.

Después de la redada, la policía nos dio una especie de tour por los lugares más degradados del área; y se reportó incluso que una habitación en la parte de arriba de una casa abandonada fue presuntamente usada para descuartizar a los prisioneros y con ellos alimentar a los pitbull.

'Las pandillas también reclutaban niños… Con fines de explotación sexual'.

"La gente solía venir aquí a consumir drogas hasta que se quedaban sin dinero", informó un oficial de policía, dentro de una habitación cubierta de manchas de sangre, grafitis y heces de perro. "Entonces eran obligados a quedarse para trabajar hasta saldar la deuda, o eran asesinados para probar que iban en serio".

Danny Julián Quintana, director del equipo de investigación pública del fiscal general, dio más detalle en lo que encontraron los oficiales.

"Había botes donde las heces de las personas eran disueltas con ácido", dijo Quintana. "Los criminales esclavizaban a la gente sin hogar en el tráfico de drogas y armas, además de la desaparición de cuerpos. Las pandillas también reclutaban niños de las escuelas al sur de Bogotá con fines de explotación sexual. Hacían que vagabundos y niños pelearan".

Los medios colombianos tragaron saliva ante los horribles detalles que se daban a conocer respecto al 'Bronx' cuando era impenetrable. Hubo reportes de cocodrilos en el barrio, adoración a Satanás y laboratorios donde molían huesos humanos para añadirlos en el basuco. Muchos de estos rumores habían estado circulando durante años, y algunos sospechan que sólo se trataba de mitos para ampliar la importancia de 'El Bronx'.

'La redada ha expuesto totalmente la red de corrupción que opera en El Bronx'

Quintana ha querido subrayar que la evidencia que encontraron fue efectivamente impresionante, y señala que había policías involucrados. Algunos grupos criminales pagaron a miembros de la policía y de fiscalía general para trabajar en algunos servicios.

El equipo de Quintana reporta haber encontrado 102.000 dosis de diferentes drogas, desde píldoras hasta basuco, un túnel de 200 metros que iba de 'El Bronx' hacia un barrio vecino y 900 máquinas tragamonedas. Aquellos que vivían en el área jugaban constantemente para sostener su vicio.

Sin embargo, lo que ha decepcionado a muchos colombianos es que la anunciada redada masiva sólo haya dejado 11 arrestos, incluidos los de dos líderes de pandilla llamados Teodilio Arrango y Ronald Stid Rodríguez, cuando cientos, si no es es que miles de criminales operaban ahí. Algunos observadores incluso han señalado la creciente corrupción entre la policía y el ejército.

"El golpe principal de esta operación fue en contra de las fuerzas de seguridad", dijo Julián Quintero, director de la ONG Acción Técnica Social. "La redada ha expuesto totalmente la red de corrupción que opera en 'El Bronx', la cual también permite escapar a varios líderes".

Pipas caseras, muchas veces hechas con tubos de PVC, en las calles de 'El Bronx'. (Imagen por Joe Parkin Daniels/VICE News.)

Quintero, cuya organización ofrece programas de 'reducción de daños' para drogadictos en todo Colombia, también expresó su preocupación por el futuro de aquellos que vivían ahí. Algunos permanecen temporalmente hospedados a las afueras de Bogotá, o dentro de un tratamiento de abstinencia, aunque la gran mayoría vive ahora en otros barrios igualmente duros, donde siguen consumiendo drogas. "La ciudad debe abrir las posibilidades de acción desde una perspectiva de reducción de daños y riesgos".

La redada, que llevó a los más vulnerables a las calles, ha generado mucho debate en Bogotá sobre cómo las diferentes administraciones han enfrentado el complejo ciclo de adicción y crimen.

'El crimen siempre aparecerá en algún otro lado'.

El anterior alcalde de la ciudad y ex guerrillero, Gustavo Petro también trató de desmantelar 'El Bronx', pero lo hizo a través de una perspectiva de reducción de daños e integración social. Parte de su plan fue el Centro de Atención Médica a Drogodependientes (CAMAD), en el cual los doctores llegaron a 'El Bronx' y otras áreas vulnerables para proveer atención médica básica a la gente de esas zonas.

Como parte de las grandes reformas de Peñalosa, el presupuesto de CAMAD ha sido reducido y posiblemente el centro sea completamente desmantelado. La médico encargada en el hospital que servía en 'El Bronx' afirma que la redada y la reducción de los recursos del CAMAD constituyen un ataque a lo más débil de Bogotá, lo que ella atribuye a una perniciosa agenda neoliberal.

"Claramente Peñalosa está en contra de todo lo que se le pueda atribuir a Petro", dijo la médico, explicando su preocupación de que 22 hospitales puedan enfrentar una privatización parcial. "Está haciendo esto por razones puramente políticas". Su equipo no recibió ninguna notificación sobre la redada antes de que sucediera. Ellos, como cualquier otro bogotano, se enteraron de la operación a través de los encabezados de los medios.

Heces de perro y manchas de sangre en el suelo en una casa donde las personas eran descuartizadas y servían de alimento a los perros.(Imagen por Joe Parkin Daniels/VICE News.)

Algunos analistas señalaron que aunque la redada generó cierta atención alrededor del impopular alcalde, muy poco cambiará ya que los criminales preparan sus operaciones en áreas cercanas. "Puedes luchar contra los delincuentes, pero como el mercado de basuco, coca y pastillas continúa, el crimen siempre aparecerá en algún otro lado", dijo Ariel Ávila de la Fundación Paz y Reconciliación establecida en Bogotá.

Desde la redada, muchos de los líderes criminales que escaparon se han establecido en San Bernardo, conocido popularmente como 'Samber', un barrio también peligroso pero menos conocido a sólo unas calles de ahí. La policía dice que a pesar de la fuerte presencia ahí después del operativo en 'El Bronx','Samber' está sufriendo un incremento en los crímenes violentos y el tráfico de drogas, ya que los grupos criminales están luchando por establecer su control.

'Ahora van a terminar regresando aquí o a cualquier otro lugar, ¿qué cambiará?'

"Ahí es a donde voy a drogarme ahora", dijo Camilo, quien estaba viviendo en 'El Bronx' al momento de la redada. "Sólo que ahora es más cara. Desde que tomaron 'El Bronx' el precio [de la droga] en 'Samber' se ha elevado".

Los colombianos señalan que esto no es nada nuevo. Cuando Peñalosa cumplió su primer mandato como alcalde a finales de los años noventa, el mercado de las drogas de Bogotá corría a través de un barrio marginal a unas pocas calles de lo que hoy es 'El Bronx'. Esa zona era conocida como 'El Cartucho'. Peñalosa ordenó una redada justo como la del mes pasado, echando indiscriminadamente a civiles y pandillas de la región. La mayoría se movió unas calles hacia el oeste a 'El Bronx'.

"Estoy aquí desde antes que fuera 'El Bronx'", dijo el último de sus residentes, Gonzalo, luciendo resignado. "Vine a Bogotá buscando una oportunidad para establecer mi tienda aquí. Entonces cerraron 'El Cartucho', y llegaron los criminales. Ahora van a terminar regresando aquí o a cualquier otro lugar, ¿qué cambiará?".

Sigue a Joe Parkin Daniels en Twitter:@joeparkdan

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs