FYI.

This story is over 5 years old.

Centenares de mujeres desafían la prohibición de manifestarse en Burundi con una marcha pacífica

Cientos de mujeres desafiaron a la violencia policial y desfilaron por las calles de la capital de Burundi para protestar contra del plan del presidente Pierre Nkurunziza de ser reelegido.
Photo par Goran Tomasevic/Reuters

Cientos de mujeres se concentraron el domingo en la capital de Burundi, Bujumbura, desafiando así la prohibición de manifestarse, y enfrentándose a la posibilidad de ser reprimidas con violencia policial. Las mujeres desfilaron contra la decisión del presidente Pierre Nkurunziza, de perseguir un tercer mandato al frente del gobierno.

"Somos madres. Y son nuestros hijos los que están siendo asesinados. Son nuestros hijos los que están en prisión. Estamos aquí para respetar los derechos humanos. Estamos aquí para oponernos al tercer mandato", coreaban las mujeres según informa RFI.

Publicidad

Según informa Associated Press un manifestante murió el domingo después de ser tiroteado en el barrio de Musaga, en la capital. Sin embargo nada apunta a que la víctima estuviese implicada en la marcha. Fuentes locales dijeron que la policía habría intentado impedir que las mujeres alcanzaran la céntrica plaza de la Independencia, pero que no emplearon la fuerza, hasta que, finalmente, las mujeres se dispersaron pacíficamente.

Fue exactamente lo contrario de lo que sucedió hace algunas semanas. Al menos 19 personas han fallecido desde el 25 de abril, cuando Nkurunziza anunció su plan de saltarse el límite de dos mandatos que impone la constitución del país y concurrir a la reelección. Cientos de personas han resultado heridas y según las informaciones, alrededor de 600 han sido detenidas en relación con las protestas.

"Las mujeres han decidido ponerse en pie y decir no a la violación de la constitución", declaró a Reuters Beatrice Nyamoya, una de las líderes de la protesta.

El presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete declaró el sábado que varios líderes del África del Este celebrarán una cumbre para buscar una manera de detener la violencia y garantizar unas elecciones limpias, informa la agencia Reuters.

Today in #Burundi: Women demonstrate in Buja. Cops tried to stop them #womenstrongerthanmen. Photos: @soniarolley pic.twitter.com/Lb2y9whlpF

— Eliza Mackintosh (@elizamackintosh) May 10, 2015

Publicidad

"Hemos quedado en reunirnos… para discutir cómo ayudar a nuestros hermanos y hermanas de Burundi para que sus elecciones sean un éxito y asegurarnos de que el país está unido, que está en paz y que es seguro, sin que haya conflictos innecesarios" dijo Kikwete en una declaración. Se espera que jefes de estado procedentes de Uganda, Kenya y Rwanda atiendan a la cumbre que se celebrará en la capital de Etiopía, Dar es Salaam.

Según la agencia para los refugiados de Naciones Unidas (UNRWA), más de 50 mil residentes del país han volado rumbo a las vecinas Rwanda, Tanzania o hasta a la República Democrática del Congo en busca de refugio, ante la escalada de violencia.

La semana pasada algunos manifestantes contrarios al gobierno quemaron el cuerpo de un hombre sospechoso de ser miembro de la Imbonerakure, el partido político que reúne a las juventudes del CNDD-FDD, la formación que ocupa actualmente el poder. Los miembros del Imbonerakure han sido acusados de hostigar e intimidar a los manifestantes y de ser una milicia armada de Nkurunziza.

Después de la presentación oficial de su candidatura a la presidencia el viernes pasado, Nkurunziza restó importancia a la violencia que asola el país. "Los burundeses no tienen ningún problema con las elecciones … porque el 99 por ciento del país está en paz", dijo, según la BBC. "Estas manifestaciones se han convertido en insurrección, pero es algo que vamos a controlar … y les aseguro que las elecciones van a ir bien."

Publicidad

Nkurunziza, ex líder revolucionario, fue proclamado presidente en 2005 por el parlamento de Burundi, después de que el país se pasara una década sumido en una guerra civil. Sus partidarios defienden que el presidente puede ser elegido por tercera vez porque cuando asumió el poder por primera lo hizo sin que se convocaran elecciones generales. El tribunal constitucional del país ha dictaminado que puede volver a presentarse.

El anuncio de Nkurunziza de volver a presentarse a la reelección y las protestas suscitadas han provocado que el gobierno de Estados Unidos haya amenazado con sancionar económicamente al país. Según cuentan fuentes de la agencia Reuters, la embajadora norteamericana en la ONU, Samantha Power, dijo que la decisión del tribunal constitucional de apoyo a Nkurunziza adolece de "una aparente falta de imparcialidad".

"Estados Unidos está siguiendo la situación con extremo cuidado y estamos preparados para tomar medidas e intervenir, entre ellas la prohibición de que se emitan más visados o las sanciones contra todo el que planee contribuir a propagar la violencia", dijo Power.

Sigue a Gillian Mohney oen Twitter: @gillianmohney

Los colaboradores de VICE News Dieudonné Hakizimana y Kayla Ruble también han contribuido a redactar esta noticia.