FYI.

This story is over 5 years old.

argentina

Argentina revalida al kirchnerismo aunque los liberales se consolidan como alternativa

El candidato kirchnerista, Daniel Scioli, se impuso en las elecciones primarias con el 38,45 por ciento de los votos, mientras que el principal candidato del frente opositor Cambiemos, Mauricio Macri, consiguió el 24,3 de los sufragios.
10.8.15
Daniel Scioli, en el centro de la imagen, celebra la victoria en las elecciones primarias argentinas. (Imagen por Natacha Pisarenko/AP)

El peronismo y su versión posmoderna, el kirchnerismo, continúan con vigencia.

Tras 12 años de los Kirchner en la presidencia del país, la ciudadanía volvió el domingo a votar mayoritariamente a su movimiento durante las elecciones Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) en las que se escogieron los candidatos a presidente, vicepresidente, diputados, senadores, gobernadores y algunos municipios.

Publicidad

A nivel nacional, y con el 97, 50 de los votos escrutados, el candidato único del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, impulsado por Cristina Fernández de Kirchner obtuvo la mayoría de los votos siendo el ganador de la jornada con un 38,45 por ciento.

Con más fe y esperanza que nunca en el futuro de Argentina y de nuestro pueblo. — Daniel Scioli (@danielscioli)August 9, 2015

Daniel Scioli eligió una foto junto a su esposa para expresarse por Twitter cuando cerraban los colegios electorales.

En segundo lugar, se situó Mauricio Macri, quién disputó una interna dentro de la alianza entre partidos Cambiemos. Macri obtuvo el 24,3 por ciento de los sufragios, mientras que Ernesto Sanz y Elisa Carrió, sus dos aliados, obtuvieron 3,5 y 2,3 por ciento, respectivamente. La suma total de la interna quedó en el 30,1 por ciento, a 8,3 puntos del candidato kirchnerista.

UNIDOS SOMOS MÁS — Mauricio Macri (@mauriciomacri)August 10, 2015

Macri reforzó la idea de unión mostrándose junto a sus rivales de interna.

El tercer lugar en el podio quedó, tal como adelantaban las encuestas, para el ex funcionario del oficialismo, devenido en opositor, Sergio Massa, quién obtuvo el 14,2 por ciento de los votos. La suma con su rival de interna dentro de la alianza UNA, el cordobés Juan Manuel De la Sota que obtuvo 6,4 por ciento, quedó en 20,64 por ciento.

Gracias! A los millones de argentinos que hoy eligieron nuestras propuestas y nuestro equipo. — Sergio Massa (@SergioMassa)August 10, 2015

Publicidad

Sergio Massa agradece a sus votantes por Twitter en una foto junto a su esposa.

Los resultados de las internas presidenciales no han tenido grandes sorpresas ya que la mayoría de las encuestas anticipaban lo ocurrido. La suma de los 3 candidatos más votados (Scioli, Macri y Massa) representa poco más de tres cuartas partes del total del padrón.

Sin embargo Scioli, quién ha sido uno de los más importantes aliados conservadores de los Kirchner en estos años, consiguió la hazaña de ser el único candidato dentro de su espacio, más por la realidad que impusieron las encuestas que por una elección ideológica de la conductora. Ahora se encamina hacia la instancia decisiva con el empujón que le da el haber sido el ganador de las primarias a más de 14 puntos del segundo. "Ahora más que nunca voy a convocar a los indecisos e independientes" declaró al periódico La Nación, en relación a las elecciones definitivas de octubre.

Tras las especulaciones en los medios sobre posibles acuerdos en el arco opositor de cara a octubre, tanto Macri como Massa despejaron dudas. "Volver a hablar de un acuerdo con Massa no tiene sentido, la polarización ya está asegurada", aseguró Macri a Clarín. Por su lado Massa afirmó que "no hay posibilidad de un acuerdo, vamos a dar la pelea para entrar al balotaje [segunda vuelta]".

Estos tres candidatos, hoy con genuinas posibilidades de apuntar a la presidencia, poseen estilos bastante similares. No confrontan demasiado, sobre todo en la comparativa con la actual mandataria de Fernandez de Kirchner, y tampoco ninguno se desgasta demasiado en explicar lo que haría si ganara. Scioli representa el kirchnerismo más conservador, Macri el liberalismo, y Massa trata de ocupar la zona intermedia. Pero los tres tratan de capturar al electorado indeciso.

Publicidad

La provincia de Buenos Aires

En las candidaturas a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país y que representa casi el 40 por ciento del padrón nacional, es donde se libró la batalla más fuerte.

La candidatura más votada fue la de la candidata de Macri, María Eugenia Vidal, quién recogió el voto antikirchnerista alcanzando un importante 29,4 por ciento. Esta cifra representa mucho para la apuesta presidencial de Macri, no solo por la cantidad de votos que implica, sino también por provenir de un distrito de inclinación netamente peronista. Con el voto a Vidal, Macri confirma que tiene con qué pelear en la determinante Buenos Aires.

Así todo, a nivel de partidos, en esta provincia también venció el FPV con la suma de sus dos candidatos. Anábal Fernández, jefe de gabinete del Gobierno nacional, y Julián Domínguez, presidente de la Cámara de diputados, habían subido el tono en la dialéctica previa a las elecciones, con fuertes acusaciones cruzadas.

El ganador de la disputa fue Fernández, con un ajustado 21,2 por ciento contra el 19,2 de Domínguez. La sumatoria de ambos deja al FPV en un virtual primer lugar de cara a las elecciones definitivas de octubre con un total de 40,4 de los votos.

Felipe Solá, ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, y candidato por UNA, obtuvo un para nada despreciable 19,6 por ciento y también pisó fuerte en el territorio que tan bien conoce.

Máximo Kirchner, el hijo de la presidenta, se presentó como precandidato a diputado por la provincia de Santa Cruz en su debut electoral. Fue el candidato más votado allí obteniendo un 44,6 por ciento de los votos, pero no le alcanzó para superar a la suma de los dos candidatos de la alianza opositora, quienes obtuvieron el 47,7. En los festejos, el debutante Kirchner dejó un mensaje para todos los candidatos presidenciales, recordando al propio Scioli, candidato de su espacio, sobre uno de los asuntos que más le cuestionan dentro del movimiento quienes sostienen un enfrentamiento declarado con el poder de los grandes medios hegemónicos y el establishment local. "En estas PASO ningún candidato presidencial superó el 40% y eso demuestra que el pueblo no quiere a ningún dirigente protegido por los medios y los grupos económicos", señaló.

La Campora, la agrupación juvenil ultra kirchnerista que él lidera, también se estrenaba en estas elecciones con muchas candidaturas, y obtuvo algunas victorias en algunas intendencias.

Sigue a Tomi Di Pietro en Twiiter: @tomidipietro