Hip Hop al Parque 2018: Entre la indiferencia y la iluminación de Grandmaster Flash
Foto por @inflamablebogota.

Hip Hop al Parque 2018: Entre la indiferencia y la iluminación de Grandmaster Flash

El festival de hip hop más grande de Latinoamérica dejó momentos inolvidables, pero también varias inquietudes con respecto al poco compromiso del público rapero.
8.10.18

Hip Hop al Parque 2018 será recordado como el evento en el que Grandmaster Flash iluminó al público con su talento y sabiduría. Además de la presentación del maestro, el fin de semana pasó entre rimas afiladas de exponentes como Tote King y Rapsody, energía y fiesta con Rap Bang Club, y cantos al unísono con Born Jamericans. Más de 50.000 personas asistieron en total, según Idartes, y a diferencia de años anteriores, ningún concierto se interrumpió para pedir que se detuvieran las peleas entre el público. Pero el final del festival sí deja preguntas sobre qué quiere el público, y qué le debe dar el festival.

Publicidad

En el Parque Simón Bolívar, el sábado empezó lento y con amagues de lluvia. Al inicio de la tarde, en las presentaciones de artistas como Tynoko (Bogotá) o Almost Blue (Medellín) eran pocos los asistentes. Incluso con shows como el de las cubanas Telmary y Habana Sana, era más la gente que estaba sentada en las graderías de piedra laterales que atentos al concierto. Con la atención dividida, parte del público también estaba atento a la competición de breakdance –en la que cualquiera podía participar– que estaba teniendo lugar en la parte de atrás de la explanada del parque, o visitando las tiendas que ofrecían ropa, afiches, discos y vinilos. En las alturas, crews de grafiti iban vistiendo los lienzos que se habían dispuesto para ellos.

Con DJ Kmos, mientras acababa la tarde, los asistentes empezaron a ir hacia adelante motivados por canciones conocidas y emotivas que todos corearon, como “El Haiku” de Samurai. Mientras avanzaban las presentaciones, también se llevaba a cabo la batalla internacional de breakdance: Colombia se enfrentó contra Chile, Estados Unidos y Puerto Rico, y perdió las tres veces.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

La técnica del DJ y el tornamesismo se volvió protagonista cuando subió a la tarima Grand Wizzard Theodore, reconocido como el inventor del scratch. Lo sucedió DJ Kool Flash, una niña prodigio que a los once años ya ha competido en las finales de competiciones importantes como el DMC World DJ Championships. Con sus habilidades y elección de himnos del género conocidos por todo el público, que para este momento ya contaba con cerca de 20.000 asistentes, logró activar la fiesta.

Luego vinieron los Beat Junkies, una de las principales agrupaciones de DJs del mundo. Su show fue técnicamente impecable, pero también mostró las dificultades de los shows de DJs en festivales como Hip Hop al Parque: al estar al fondo del escenario, sin ningún rapero que llenara el vacío de la tarima, hacía que se sintieran lejanos; asimismo, el público reaccionaba bien a las canciones más conocidas que pinchaban, pero no mantenía la misma energía que había tenido en presentaciones anteriores que incluían MCs.

Publicidad

Pacheco y Zkirla, tradicionales presentadores de Hip Hop al Parque, llamaron la atención del público para recordar que la tarima más importante era la del cielo, y homenajearon a algunas de las figuras del hip hop colombiano que han muerto: Melissa, de Gotas de Rap; Samurai y los miembros del crew de grafiti VSK fallecidos recientemente. Con un minuto de aplausos, la multitud los recordó.

El componente local del sábado acabó con Rap Bang Club, cuya enérgica presentación fue bien recibida por el complicado público de Hip Hop al Parque, en especial cuando invitaron a tarima al peruano Norick para cantar “Murderah”.

El primer día cerró –y encontró su punto más alto– con Born Jamericans. Con su fusión de rap y reggae, mientras una nube de espeso humo se elevaba desde los incontables porros de los presentes, pusieron a saltar y corear al público con clásicos como “Yardcore” y “Gotta Get Mine”. Varias veces le cantaron a las mujeres presentes, e incluso les regalaron globos con forma de corazón a dos de las asistentes. Sus canciones, conocidas por gran parte del festival, funcionaron como catalizador. La imagen era potente con decenas de miles de personas con su celular alumbrando, mostrando el potencial que tiene el público del festival.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

El domingo la gente empezó a llegar más temprano, con lo que las presentaciones de Kriska, Zalama Crew (Cali) y Supreme Records ya contaban con una asistencia considerablemente mayor a la del día anterior. En la batalla internacional de breakdance, Estados Unidos le ganó en la final a Venezuela.

Cuando Rapsody y 9th Wonder se subieron a tarima, minutos antes de las cinco de la tarde, ya había una multitud considerable. Rapsody, una de las mejores raperas del panorama actual de Estados Unidos y el mundo, cuyo álbum Laila’s Wisdom fue nominado a los Grammys de este año como mejor álbum de rap, entretuvo al público con temas como “OooWeee” y “Power”. Con 9th Wonder –uno de los mejores productores de la historia del hip hop– respaldándola en los tornas, su presentación fue uno de los puntos altos del festival.

Publicidad

No obstante, la barrera del lenguaje y el desconocimiento de su música por gran parte de los asistentes, era bastante evidente, lo que hizo que el show no tuviera el impacto que quizás habría debido. El momento más colorido de sus rapeos llegó cuando invitó a un hombre a bailar lenta y románticamente con ella, después de preguntarle si estaba soltero y tenía más de 18 años. El hombre quedó sonriendo; Rapsody, feliz, y el público, divertido.

Luego de la presentación de Andy Joint, que obtuvo el primer lugar de la convocatoria distrital, vino el momento más esperado de esta edición del festival. Grandmaster Flash, uno de los creadores del hip hop, alguien que estuvo desde el primer momento construyendo la estructura de la cultura, bendijo al Parque Metropolitano Simón Bolívar y sus asistentes con una clase magistral de lo que era el hip hop. Sus tornamesas estaban al frente del escenario, él se sabía protagonista.

Habló de que, al ser un padrino de la cultura y llevar cuarenta años en el hip hop, quería enseñar algunas cosas que quizás el público no sabía. La clase empezó con algunos clásicos, ya no solo del rap, sino de los géneros que inspiraron al rap: el soul de Aretha Franklin, por ejemplo. Así contextualizaba el hip hop en la historia, reconociendo a sus arquitectos y a sus influencias.

Luego empezó a recordar y a homenajear a los miembros de la comunidad del hip hop que han muerto: desde Big Pun hasta Prodigy. Incluyó también a DJs, como Scott La Rock, a b-boys como Frosty Freeze y a grafiteros como Stay High 149. El público, consciente de estar presenciando a uno de los grandes dar cátedra, hacía caso cada vez que Flash gritaba “¡manos arriba!” y “¡hagan ruido!”.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Además del homenaje, también sirvió de guía para conocer a Nueva York a través de sus barrios y resaltando a sus artistas. Empezó con el Bronx, su lugar de origen y también del hip hop; hizo lo mismo con Queens, Staten Island, Harlem y Brooklyn. Mientras mezclaba las canciones, con una técnica precisa que el tiempo no ha erosionado, hablaba de la importancia del respeto y el conocimiento.

Las caras iluminadas de algunos MCs de la escena local que estaban entre el público como Karin B, TSH Sudaca y El Kalvo confirmaban la trascendencia de lo que estaba sucediendo, un momento histórico para el hip hop en Colombia. El cenit del show de Flash llegó cuando los violines fríos anunciaron la entrada de “Falsedades”, de Tres Coronas, un clásico que hizo que todos cantaran y se conmovieran. La última canción que pinchó fue “Jump Around”, de House of Pain, un clásico que mantuvo a la gente saltando. Luego dio las gracias, se despidió y salió del escenario: la labor estaba cumplida.

Publicidad

El encargado de cerrar el festival Hip Hop al Parque 2018 fue Toteking. El rapero sevillano, un veterano y figura consagrada del rap en español, presentó los principales éxitos de su carrera, como “Mi política”, “Matemáticas” y su verso de “Vete a Casa”, así como algunas canciones de Lebron, su más reciente álbum.

Cantó con precisión, cada rima una idea para digerir. Pero no logró conectar con el público: varias personas se empezaron a ir a la mitad de su presentación, aunque minutos antes habían estado gritando cuando Grandmaster Flash hablaba de la importancia del respeto. El momento que más emocionó a las más de 20.000 personas que estaban viéndolo fue cuando el rapero venezolano Apache salió al escenario para cantar un verso.

Ante la indiferencia de parte del público, El Tote, profesional, siguió cantando y buscando animar a la gente, pero su presentación acabó con un tono lúgubre: sin que lo dijera, era evidente su frustración. Mientras tanto, Zkirla pedía al público que hiciera ruido.

El desplante del público casi que podría ser un honor para Toteking: lo une a una lista de artistas ilustres a los que el público ha abandonado, como Public Enemy y Dilated Peoples. Que vuelva a pasar con Toteking muestra que no es un tema de idioma, y plantea la pregunta de quién debe cerrar el festival para ser bien recibido, y de por qué el público rechaza implícitamente a figuras importantísimas de la cultura que dicen amar.

Publicidad

Las presentaciones de Grandmaster Flash y ToteKing resumen bien la paradoja de Hip Hop al Parque y de sus asistentes: suele ser una multitud apasionada, que corea los clásicos del hip hop y llena de energía el escenario; pero también parece ser un público que no está dispuesto a salir de los artistas que ya conoce, así tenga al frente a algunos de los artistas más importantes del rap en español y, en el caso de ediciones anteriores, de la historia del género. Hasta otra edición.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Foto por Carlos Basto | Noisey en Español.

Conéctate con Noisey en Instagram.