VICE Sports

Los Dallas Mavericks fueron acusados de acoso sexual

El dueño de los Mavericks, Mark Cuban, dijo que no sabía nada sobre la situación dentro de la organización.
25.2.18
Foto de Kevin Jairaj—USA TODAY Sports

Los Dallas Mavericks fueron objeto de denuncias de acoso sexual en el lugar de trabajo, según un informe de Sports Illustrated (SI) publicado hace dos días. Un ex empleado describió a la organización como "una casa de animales".

Las declaraciones llegaron de varias fuentes, de empleados y ex empleados, tanto hombres como mujeres, y muchas de las acusaciones fueron en contra de Terdema Ussery, presidente y CEO del equipo, y contra su aparente reputación de acosador sexual serial. Aunque, de acuerdo con el informe, ciertamente no fue el único responsable.

Publicidad

Las víctimas presentaron testimonios detallados de cómo Ussery abusaba verbalmente de las mujeres, les proponía tener sexo a las empleadas y las incitaba a tener contacto en público, lo hacía con tal frecuencia que al menos una de las mujeres renunció por eso. Otra mujer afirmó que mientras hablaba con Ussery sobre sus planes para el fin de semana, él le dijo que ya sabía que "definitivamente iba a tener sexo con varios". Sin embargo, no se sorprendió porque cuando aceptó el trabajo, dijo que una de sus amigas le advirtió: "hagas lo que hagas, no te quedes encerrada en un elevador con él".


Relacionados: Diez hombres que son exitosos a pesar de ser acusados de violación


Desde 1998, los Mavericks llevaron a cabo una investigación interna después de que varias mujeres de la organización se quejaron por la conducta inapropiada de Ussery. Las únicas repercusiones, al parecer, fueron que Ussery se quedó en la organización, se renovaron los manuales de los empleados con una nueva política de acoso sexual y contrataron a un nuevo jefe de R.H., Buddy Pittman.

Según SI:

"Básicamente trajeron a [Pittman] para salvar a T de sí mismo", dice un ex empleado, refiriéndose a Ussery por su apodo.

Ussery, un ejecutivo deportivo de alto nivel, que muchos creían que era un candidato viable para el comisionado de la NBA, recibió una extensión de su contrato de tres años en 1999, y Mark Cuban la contrató cuando compró el equipo en el 2000. Luego dejó los Mavericks en 2015 para asumir el rol de presidente de deportes globales en Under Armour (y renunció inmediatamente después de dos meses de haber trabajado ahí, casualmente con acusaciones por comportamiento inapropiado en un elevador).

Es probable que todo haya continuado y haya llegado tan lejos gracias al departamento de recursos humanos insensible y antipático de Pittman. Una mujer en el informe afirma que acudió a Pittman "innumerables veces" para quejarse del comportamiento de Ussery en vano. El vicepresidente de mercadotecnia de Mavericks, Scott Paul Monroe, le dijo a una mujer que "simplemente aceptara” el abuso de Ussery porque "él es el jefe".

Publicidad

Otros ejemplos incluyen a un empleado que supuestamente veía porno en su escritorio, y al escritor Earl K. Sneed de Mavs.com, quien fue acusado de abuso doméstico dos veces, una vez por una colega de los Mavs. Durante la temporada 2010-11, Sneed estuvo involucrado en una disputa doméstica, en la cual un informe policial decía que Sneed se había sentado en su novia y la había cacheteado. Dos meses después, fue arrestado en las oficinas de Mavericks por abuso. Después, cuando todavía trabajaba con los Mavs, salió con una compañera de trabajo, y varias fuentes afirman que Sneed la golpeó durante una pelea en algún momento del 2014. Después, la mujer regresó al trabajo con la cara muy hinchada. Apenas hace dos días despidieron a Sneed, los Mavericks emitieron esta declaración:

"Por otra parte, también nos enteramos de que un empleado engañó a la organización sobre un incidente de violencia doméstica. Este empleado no fue sincero acerca de la situación y fue despedido".

En una declaración para el Dallas Morning News, Sneed afirmó que el lenguaje que utilizaron en el informe era "impreciso", pero admitió que "las dos relaciones descritas en el informe no son algo de lo que me sienta orgulloso".

Cuban, ahora se encuentra en un ambiente de trabajo que asegura desconocía. En una declaración para SI, según él no sabía lo que pasaba dentro de la organización.

"La único que sé es porque escuché que ustedes estaban investigando algunas cosas… Basado en lo que leí aquí, acabamos de despedir a la persona encargada de recursos humanos. No tolero ese tipo de comportamientos".

Cuban también dijo que había estado al pendiente de su departamento de recursos humanos para consultar algunos posibles problemas, especialmente desde que el movimiento #MeToo se ha convertido en una parte tan importante del diálogo nacional. Sin embargo, también en SI, una fuente afirmó que Cuban ciertamente sabía de la misoginia desenfrenada de la organización:

"Créeme, Mark sabe todo lo que pasa", dice una ex empleada de los Mavericks. "Claro que Mark sabía [sobre los casos de acoso y abuso]. Todos lo sabían".

Mientras que la recepción de las oficinas era un escenario horrible de misoginia y acoso sexual, al parecer el área de los vestidores era un tipo de refugio para las empleadas. Una ex empleada de alto rango le dijo a SI que los momentos de más ansiedad los vivió en su escritorio entre sus colegas, no cuando interactuaba con los jugadores.

"He tratado con jugadores todo el tiempo y nunca tuve ningún problema… siempre sabían cómo tratar a las personas. Pero en las oficinas era como un zoológico de mierda. No tenía problema con tratar con los jugadores; el problema era cuando estaba en mi escritorio".


En una declaración en el sitio web del equipo, los Mavericks dijeron que habían contratado a un abogado externo para llevar a cabo una investigación independiente sobre las acusaciones, así como sobre el ambiente laboral en general. La NBA también podría investigar y a lo mejor podría disciplinar al equipo de varias maneras, incluidas multas y suspensiones.