lisergico

Murakami se conoce con Moebius en estas ilustraciones abstractas

Platicamos con el artista israelí Ori Toor sobre el reciente giro estético en su obra.
6.6.17
Imágenes cortesía del artista.

Con sus geométricas y altamente surreales abstracciones capturadas con brillantes, atrevidas paletas de color, las nuevas ilustraciones por el artista israelí Ori Toor marcan un parteaguas definitivo de las animaciones en GIF por las que es famoso y de donde partió. Su nueva serie de obras significan el intento del artista por enfocarse más en crear composiciones holísticas que en los elementos solitarios de un espacio. El artista dice que está intentando jugar con el formato de un poster, más que con las dimensiones de una imagen de Instagram, y regresar a una forma artística más lineal.

Publicidad

El artista cuenta a Creators que, de vez en cuando, él experimenta un impulso momentáneo a cambiar entre lo móvil y lo estático. "Cada medio tiene sus ventajas y desventajas", dice Toor. "Lo que hace a una imagen estática genial y diferente a cualquier otro medio es que trasciende el tiempo y el espacio. Experimentamos animación, música, libros, etc. en una línea temporal. En una pintura experimentamos todo al mismo tiempo".

Aunque las obras terminadas se ven drásticamente diferente, Toor explica que su proceso actual de ejecución no cambia mucho entre diferentes medios. "Solamente me siento y trabajo. Puedo tener una imagen en mi mente, puede que no. Pongo música o un podcast y empiezo a dibujar desde cero". No le gusta hacer un trabajo en sucio porque él cree que ir sobre y tras líneas ya hechas lo pone nervioso, últimamente arruinando la calidad del trabajo. Una vez que ha completado el contorno de una imagen, inmediatamente empieza a colorearla.

El artista dice que le gusta imaginar sus vibrantes arreglos visuales como portadas de revistas imaginarias, y las interfaces para consolas musicales y aplicaciones. "Siempre he sentido que si pones algo de texto junto a una imagen hace que todo sea vea mejor y lo vuelve una composición más legítima". Toor entonces usa líneas y bloques que son desprovistas de todo contenido para representar infografías, títulos o simples textos, con la finalidad de crear composiciones más interesantes. No obstante un par de motivos recurrentes como casas, pescados, gatos, patos, y árboles, el imaginario de Toor se presta mucho a la interpretación. El artista admite que a veces no sabe lo que está viendo. "Personalmente, creo que es una fantasía de mi tipo ideal de vida diaria. Una normalidad que no puede suceder cuando eres un artista muerto de hambre que vive en el Medio Este".

Publicidad

Mira más obras de Ori Toor en su sitio, y síguelo en Instagram.

Relacionados:

Mira cómo Vasili Kandinski hacía un dibujo en 1926

Trazos multicolor se derriten en estas pinturas psicodélicas

Pinturas al óleo rompen la línea entre lo figurativo y lo abstracto