FYI.

This story is over 5 years old.

Las altas temperaturas ayudarán a formar más piedras en los riñones

Si, el calentamiento global podría enfermar al 70% de Estados Unidos.
24 Septiembre 2014, 4:09pm

Si alguna vez tuviste una piedra en los riñones sabes que el dolor es insoportable. Si no las has tenido, tus opciones aumentan cada día gracias al calentamiento global.

"Cuando has tenido una harás todos los esfuerzos por no tener otra" me dijo Ketan Badani, un urólogo del hospital Mount Sinai en la ciudad de Nueva York. La masa sólida de calcio debe viajar desde tu hígado, bajando por el estrecho tubo llamado uréter, hasta llegar a tu vejiga.

Este proceso puede tardar pocos días o unas pocas horas, pero el dolor es comparado con estar en un parto: viene en onda parecidas a las contracciones, el dolor se centra en tu espalda, bajo la caja torácica y no mejora al cambiar de posición. Las nauseas son paralizantes y a menudo producen vómitos. Si la piedra es menor a 5 milímetros, probablemente pasará. En caso contrario tendrás que removerla quirúrgicamente después de unos días de dolor.

Muchos factores determinan si tendrás una piedra en el riñón o no, por ejemplo tu dieta y la velocidad de tu metabolismo. Pero un factor sorpresivo es dónde vives. La comunidad médica de Estados Unidos se refiere al sur y al sur-oeste como "el cinturón de piedras en el riñón", y no es broma: el año 2000 un 40% de los norteamericanos en el sector tuvo el doble de posibilidades de tener piedras en el riñón que aquellos en el este o el oeste.

Un paper del 2008 predijo que las ascendentes temperaturas expandirán el "cinturón de piedras en el riñón", poniendo a un 70% de la población en riesgo para fin de siglo.

SÉ cÓmo se ven y hago lo posible por no tenerlas

Hasta ahora, las evidencias apoyan esta teoría; el numero de personas con piedras en el riñón se ha duplicado en las ultimas dos décadas y el top ten de años más calurosos registrados en el tiempo coincide. Y pese a que la relación puede ser inesperada, un estudio reciente enfocado en la gran cantidad de piedras en los riñones encontradas en niños llegó a la misma conclusión.

El lugar donde está el "cinturón de piedras en los riñones" tampoco es coincidencia; las personas en lugares muy calurosos tienden a estar más tiempo deshidratados. "La causa más común para la aparición de piedras en los riñones alrededor del mundo es la deshidratación, y usualmente esta se produce por el calor" dice Badani. En lugares calurosos necesitas más agua para hacer tu rutina diaria y las personas usualmente olvidan reponer líquidos, lo que se traduce en que el calcio es menos diluído (muchas piedras en los riñones son oxalato de calcio cristalizado). Pero las piedras se demoran en tomar forma.

"Dos o tres meses después de un evento climático es normal ver que la formación de piedras" dice Badani. Urólogos como Badani ven llegar a la mayoría de sus pacientes en Octubre o Noviembre, cuando la ola de calor en Norteamérica ha pasado. "Pero si estás en un ambiente caluroso constante, como Texas o California, puede que no haya mucha variación temporal" agrega. Esto significa que el costo promedio subirá drásticamente, asegura el paper. Malas noticias para el acorralado sistema de salud.

El paper de 2008 utiliza modelos de predicción climática para anticipar donde habrá más riesgos de tener piedras en los riñones:

Para el 2050 las áreas con mayor riesgo serán lugares que no están actualmente en el "cinturón de piedras en los riñones", pero si donde las temperaturas aumentan rápidamente. Esto es en el medio oeste de Estados Unidos, donde no hay océanos cercanos que moderen el aumento de la temperatura. Basado en cómo se distribuye la población desde el año 2000, esto significa que cerca del 50% de los estadounidenses estarían dentro del cinturón para el año 2050. Mientras tanto, olas de calor y sequías se espera que sean más comunes, como la que afecta a California este verano, aumentando el riesgo de piedras en los riñones.

Por supuesto que el limitado acceso al agua no necesariamente significa que la gente esté bebiendo menos.

"Incluso con altas temperaturas en algunos momentos del año, si estas hidratado minimizas el riesgo" dice Badani. Las plantas puede que no reciban mucha agua, continúa, pero las personas van a encontrar una forma de seguir bebiéndola. De todas formas deben estar conscientes de ser más cuidadosos y conscientes de no deshidratarse, porque el agotamiento por calor puede tener más y peores efectos que una dolorosa (pero pasajera) piedra en el riñón.