FYI.

This story is over 5 years old.

Antes del social media, los DJs se publicitaban con tarjetas de béisbol

No, no hay hologramas coleccionables.
6.2.15

En la semana estaba viendo en mi Twitter como una de nuestras compañeras de THUMP, Olyvia, compartía que los DJs y productores, Cash Cash, le habían enviado una vela aromática como un método de captar la atención ahora que están por lanzar su nuevo EP. Pareciera que en un mundo donde Facebook y Twitter suenan tan obvios, ¿para qué esforzarse en hacer cosas fuera de estos mundos? Es cierto que la música electrónica es todo un mundo de experimentación digital, donde ya no nos importa estar conectándonos con cosas off line, mientras más lo podamos compartir en las redes, mejor. Para que un mundo de festivales como Tomorrowland existieran, claro que no tomó tres años en hacerse, costó un esfuerzo de décadas para hacerlo tan masivo. Así es como la disquera alemana, !K7, logró llamar la atención de los jóvenes en 1995.

Publicidad

A través de un deck muy bien hecho, que incluye datos como: cuántos gigs han tocado en cierto año, cuántos vinyles han publicado, cuánto es el BPM al que va una de sus sesiones, cuántos discos tienen en su casa, cuánto es lo más que han tocado (para que no se crean esos maratónicos sets de hoy en día) y cuánto es lo que menos han tenido que tocar. Los jóvenes del entonces fueron conociendo de una manera muy creativa, más de sus DJs favoritos, sin necesidad de entrar a Google y buscar sobre ellos. Me encantaría que volvieran a reeditarlas.

Fotografías tomadas de: Tilllate