Acapulco y Surf con "Yuco" Trujillo
Fotografías por Djatmiko Waluyo
vans surf open acapulco

Acapulco y Surf con "Yuco" Trujillo

Hablamos con "Yuco" Trujillos sobre los retos mayores de ser surfista profesional y su camino internacional mientras representa la casa en el Vans Surf Open Acapulco.
16.7.16

El sol se asomaba después de un primer día nublado. El cielo aparecía azul y la arena clara. Acapulco y Playa Revolcadero recibía tablas de todo el mundo, y entre ellas estaba la de un viejo conocido, "Yuco", José Manuel Trujillo. De la localidad de Tres Palos en la zona de Acapulco, "Yuco" creció rodeado de la playa, entre el restaurante de su mamá y sus primera olas cuando comenzó a surfear con su primo. Desde su primera competencia juvenil, sus decenas de campeonatos estatales, sus nacionales e incluso compitiendo en mundiales, "Yuco" es el héroe local, ahora en el Vans Surf Open Acapulco.

Apenas salía del agua y las cámaras perseguían a "Yuco", sonreía, saludaba y hablaba con los medios. El acapulqueño se colocó detrás del brasileño Rafael Teixeira en el heat cinco para calificar a la siguiente ronda. Pero no todo es tan sencillo como tomar una tabla y aprender a tomar las olas.

"El surf es un deporte muy caro si quieres ser profesional porque tienes que estar viajando todo el tiempo. Hay un tour latino, hay un tour que es el mexicano (estatales y nacionales) y luego está el mundial. Y si no tienes patrocinios ahí te cortan las alas", me platicó "Yuco". "No todos tenemos esa capacidad de estar luchando como un guerrero para poder ir a un torneo, ir a otro, te va bien, pierdes, sigues, y no salirse de la línea. Pero como todo, yo pienso que es un sacrificio.

"Nada es gratis en esta vida así que es muy bueno tener de la mano a tu familia, que te apoye, incluso con dinero porque ir a un torneo es comprar tu boleto de avión, inscripción, hotel, transporte, y estamos hablando de 10 o 20 mil pesos en México, y ya fuera del país estamos hablando de 30 o 35 mil pesos. Como profesional tienes que estar surfeando todo el tiempo para estar entre los mejores y es difícil tener la oportunidad de trabajar y seguir surfeando. Se va el dinero".

A lo largo del año, los surfistas del Qualifying Series dentro del World Surf League (WSL) tienen que seguir la gira para ir acumulando puntos, mejorar su posición en el ranking mundial, hacer ruido con su nombre, representar su país y con todo esto ir consiguiendo patrocinios para costear sus competencias y mantenerse surfeando.

"Es de lo más difícil," explica el mexicano, "la falta de apoyo, de patrocinios. Hoy en día sólo cuento con un patrocinio que es Monster Energy, pero la verdad no es suficiente. Hay mensualidades pero no hay presupuesto para poder viajar, y por eso ahí ando tocando puertas hasta el día de hoy. Hice mi marquita de ropa para poder de ahí también ir juntando, vendiendo playeras, sudaderas, gorras, dando clases de surf. Otra manera fue acudir a gente de la política aquí en Acapulco, a gobernadores, alcaldes, presidentes municipales, diputados, ir tocándole la puerta a todos: 'soy José Manuel Trujillo, soy campeón nacional juvenil, campeón categoría abierta, soy surfista internacional'. Y así me fui abriendo camino, pidiendo apoyo a todas estas personas".

El Vans Surf Open Acapulco es una oportunidad importante para los surfistas mexicanos. La WSL llega a sus tierras, las olas son conocidas, y tienen la oportunidad de tomar las olas contra talento internacional como EUA y Brasil, dos de los países que más producen talento en el surf a nivel mundial.

"Tengo el objetivo de hacer un buen papel en la competencia, estoy en casa. Me sirve mucho tener la experiencia de ya haber competido en torneos internacionales, así que estoy aquí representando la casa.

"Siempre estamos esperando que se hagan eventos importantes como éste para que también los patrocinadores se vayan fijando más porque Acapulco siempre ha sido una cuna de campeones", aseguró "Yuco".

Desde Acapulco, "Yuco" llegó a Durban, Sudáfrica en 2002 a su primer mundial del International Surfing Association (ISA), una entidad reconocida por el Comité Olímpico Internacional.

"No tenía mucha experiencia en competencia. Estaba nervioso porque ya tenía ubicado algunos nombres que venían de otros países, algunos de Hawái y de otras partes del mundo que ya salían en videos. Simplemente era una admiración poder surfear con ellos, competir contra ellos.

"En aquél entonces estaba Jordy Smith en los junior, hoy en día está en el top mundial (actual número siete del mundo). Fue una experiencia muy bonita porque era mi primer viaje. No estaba fogueado para un campeonato así. Me acompañó mi hermano Nestor. Yo era menor de edad y tenía que acompañarme alguien al mundial, alguien de la familia que fuera mayor de edad. Competí en el heat, perdí y luego competí en el repechaje y en el segundo heat del repechaje, ahí se acabó mi participación en ese mundial".

Cuatro años después, "Yuco" ganaba un torneo internacional de surf en Puerto Escondido, en la playa de Zicatela. "Ahí gané la cantidad de 50 mil pesos y fue cuando ya se dio el lado bueno del surf. De ahí vinieron los patrocinios, las revistas, las entrevistas. Ése fue el trampolín para mi carrera".

En el tercer día del Vans Surf Open Acapulco, "Yuco" terminó a lado dos de otros dos mexicanos, Jhonny Corzo, una de las promesas más importantes del surf nacional, y Dylan Southworth, uno de los talentos constantes del país. Estos corrieron sus olas para colocarse en las primeras dos posiciones y "Yuco" quedó fuera.

Vienen los cuartos de final donde Corzo enfrentará al brasileño Rafael Teixeira, y Southworth pasará ante el estadounidense Brogie Panesi. En las otras dos llaves de cuartos, estará el costarricense Noe Mar NcGonagle ante el estadounidense Ben Coffey, y finalmente, una de las sorpresas del SOA, el joven francés Diego Mignot, quien radica en Sayulita ante el estadounidense Kevin Schulz.

Por su lado, "Yuco" tiene en claro que las olas siguen llegando y hay que correrlas. "Mi meta es ser campeón nacional este año en Puerto Escondido, y confío que algún día va a llegar otro trampolín para que me de ese brinco al siguiente nivel".