FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Ya viene Él mató a un policía motorizado

Liderando el cartel del Hermoso Ruido, una banda argentina que durante los últimos años ha alcanzado una especie de estatus de culto. Ya casi.
27.7.14

Si hay una banda que haya ascendido vertiginosamente en los últimos años dentro la escena actual del ‘indie’ argentino —y quizás en la del latinoamericano—, esa es El Mató A Un Policía Motorizado. Originaria de La Plata, esa urbe argentina que año tras año es fuertemente nutrida —tanto económica como culturalmente— por estudiantes de diferentes partes, un lugar donde la música alternativa y las disciplinas universitarias siempre han ido de la mano. ‘Ciudad de las diagonales’, pero también de un rock que el resto de la Argentina le reconoce como propio y único. No es casual que de allí hayan salido figuras emblemáticas como Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota o Virus, y algunas nuevas glorias muy respetables como Guasones o Estelares.

Llevan en la sangre el ‘hazlo tú mismo’, de la misma manera que llevan las raíces de —lo que fueron en su momento— los inicios de esa onda semi-hipster que hoy en día tildamos de “independiente”. Hace poco y sin titubeos la Rolling Stone ibérica salió a afirmar que su nuevo disco “parte de la facción ‘Strokes-Is This It” del ‘indie’ gaucho. Reiteradamente en blogs de internet y en otras publicaciones especializadas, suelen referirse a ellos como una banda de culto.

El Festival Hermoso Ruido los presentará por primera vez en Colombia a finales de agosto. Detalle que, luego de una visita de la agrupación —más otra de su cantante en formato solista— al Primavera Sound (Barcelona), otra más al Vive Latino (México DF) y la más reciente a la Latin Alternative Music Conference en Nueva York, no es poca cosa. Cuesta pensar que hace años ofrecían sus shows en El Viejo Variete, recinto donde antes de la inflación una cerveza de litro valía 5 pesos (unos $3500 colombianos) y el público aportaba las peleas como atracción principal.

Vendrán a presentar La dinastía Scorpio, primer álbum que hacen con todos los juguetes y en producción conjunta al lado del reconocido Eduardo Bergallo (Soda Stéreo, Los Fabulosos Cadillacs). Un disco de carretera donde todos los músicos tocaron al mismo tiempo sin metrónomo y se buscó capturar la grandilocuencia de sus shows. “A él se le ocurrió que sería una buena idea, tomar la fuerza que tenemos en las presentaciones y tratar de que se note en estudio. Porque por ahí los discos sonaban chiquitos y el grupo en vivo mostraba otra fuerza, otro volumen; se generaba mucha diferencia, mucho contraste”, arranca explicando Santiago Barrionuevo, mejor conocido como ‘Santiago Motorizado’. De todos sus trabajos, La dinastía Scorpio es el que —aún recurriendo a aquellas técnicas de saturación tan utilizadas por allá en sus primeros tiempos—logra un sonido mucho más limpio y pulido. En él siguen presentes ese bajo ramonero que siempre les ha dado un toque muy barrial y esas melodías estilo Interpol que han sido argentinizadas en el proceso. Canciones como “Chica de oro” y “Mujeres bellas y fuertes” se perfilan dentro del mismo como posibles hits/no hits.

“Cuando arrancamos teníamos la idea de poner la guitarra bien fuerte, romper con la mezcla clásica que se suele usar, tener la voz más arriba y la banda un poco más atrás. No copó un poco eso”, explica Santiago. Esa fue la fórmula de su homónimo del 2004. Luego bajaron un poco la intensidad para grabar Navidad de reserva (siguiente álbum y primer EP de una trilogía) y un poco más para Un millón de euros (siendo su sencillo “Amigo piedra”, la melodía más ‘limpia’ de esta etapa), estrategia que recién comenzaría a cambiar en Día de los muertos, disco que, fiel a su temática, tenía que sonar oscuro y crudo. “Fueron decisiones del momento, nos gustó que cada disco tuviera su personalidad”, afirma. Estos dos últimos compactos fueron masterizados por Bergallo, y ahí nació su relación con la agrupación.

“Al principio no me animaba mucho a hacer canciones, no era mi rol. Recuerdo que me junté con Manu (Sánchez Viamonte, mejor conocido como ‘Pantro Puto’), le mostré las cosas que tenía, la primera canción, que recuerdo que era “Guitarra comunista” (que salió en el primer disco) y le gustó mucho”. El debut de El Mató A Un Policía Motorizado es un trabajo visceral que tiene mucho de Pixies, pero también un poco de fenómenos de su ciudad como Peligrosos Gorriones y Embajada Boliviana. Fue grabado antes de su entrada en el circuito de bares de La Plata y de que sus integrantes comenzaran a buscar lugares para tocar. El que hayan pensado primero en el estudio y luego en las calles es algo comprensible, sobre todo si se piensa que el primer puntazo para la formación de El Mató A Un Policía Motorizado lo dio Santiago: “Si uno realmente quiere tener una banda, no puede estar esperando a que lo llamen y que esto no ocurra nunca”.

En medio de la búsqueda de su identidad como cantante, Santiago Barrionuevo echa mano de las influencias sonoras de Dean Martin, Yo La Tengo y Flaming Lips: “Me gustan esos cantantes que tienen su propia voz, o que tienen esa voz finita que parece que se va a quebrar”, dice refiriéndose a ellos. Se reconoce tímido, pero también destaca que la ruptura de una pierna jugando al fútbol —al impedirle tocar el bajo— le permitió concentrarse durante su última gira en la parte vocal. Es humilde, considera que al lado de Buenos Aires o Barcelona su cuidad no deja de ser un pueblo y prefiere no hacerse expectativas de nada y dejar que sean los logros los que lo sorprendan. Humildad que seguramente le será clave para su presentación en Colombia, por qué El Mató A Un Policía Motorizado no tiene razón para ponerse a fanfarronear, su música habla por sí sola y eso a los colombianos —como buenos analistas del rock argentino— les encanta.

Oye La Dinastía Scorpio por acá:

El Festival Hermoso Ruido se realizará los días 28, 29 y 30 de agosto y presentará una selecta nómina independiente de varios rincones del planeta. Espera más ruido sobre el tema por aquí y mientras tanto, checa bandas participantes, horarios y demás por acá