FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

Loliday en Cambodia

¿Sabes cuántas niñas de 14 años se necesitan para fabricar tu vestido de mil dólares?
25.1.12

Fuimos a Camboya para asistir a su primera Semana de la Moda (la cual puedes ver aquí). Ahí presenciamos el partido inaugural: Creciente Glamour y Elegancia vs. Depravada Explotación Industrial de Niños. A nuestro regreso, examinamos la idea camboyana del fashion.

Anaïs Nin afirmó: “Escribimos para saborear la vida dos veces, en el momento y en retrospectiva". Puede que esto sea cierto, también puede que no. Pero es justificación suficiente para dedicarle otro blog a lo mejor de la oferta estética de Camboya. He aquí nuestras cosas favoritas del estilo Jemer (fotos de Rhys James y Will Fairman).

Estas gemelas de 18 años trabajan ilegalmente seis días a la semana por dos dólares diarios, en una fábrica de ropa desde que tienen 14 años. De esta manera ayudan a su familia. Srey, a la derecha, no sabe qué es la Semana de la Moda de Berlín, la Semana de la Moda, la Moda ni Berlín. Sin embargo, parece que su hermana sí.

A diferencia de su contraparte británica, la población camboyana de niños callejeros parece no tener reparos en hacerte sentir tan nervioso como sea posible.

Publicidad

Ésta es la versión de mimbre de un arrocero cargando una botella gigante de vino para su amo, después de recorrer varias millas de pantano. La encontramos en una tienda de zapatos que, fuera de esto, resultó políticamente correcta y relajante. Estaba en el imperio del fashion, Sophy & Sina, en Phnom Penh.

Aquí estoy envuelta en fibras de carbón, ambientándome para el espectáculo de Remy Hou, "Heist". No estamos seguros si la colección de corte espía estuvo inspirada en los asientos traseros de un Maybach blindado.

Hay tres estilos callejeros distintos en Camboya. El primero son playeras con frases sin sentido en inglés. El segundo son prendas con Angry Birds, popular a pesar de que nadie puede costear un equipo para jugarlo.

Todos los demás usan sus pijamas en público.

Internet hizo los estilos occidentales más accesibles a los camboyanos adictos al fashion, y pudimos ver esa influencia en todos los niveles sociales, desde los trapos que se venden en el mercado hasta los escalafones superiores de la moda. Por ejemplo, copiaron nuestros estampados de leopardo.

Sin embargo, los verdaderos conocedores todavía saben satisfacer sus deseos con prendas hechas a su medida. Moda inteligente, cero sufrimiento. ;)

Para ver nuestra cobertura de La Semana de la Moda de Camboya y La Semana de la Moda Internacional: Camboya, da clic aquí, o dale play aquí abajo.