Patti Smith y su hija Jesse están por lanzar un álbum tributo a Nico

Mira a este nuevo colectivo hacer un cover a “Fearfully In Danger” de la ex vocalista de The Velvet Underground.
15.8.16

Jesse y Patti Smith, foto vía Wikicommons

Patti Smith lanzó un video para promocionar su nuevo álbum colaborativo con su hija Jesse Paris Smith y el Soundwalk Collective, un trío de músicos especializado en la producción de obras de audio centradas en la naturaleza, la etnografía, la antropología, las narrativas no lineales, y la psicogeografía. El disco lleva el título de Killer Road, estará listo el 2 de septiembre por Sacred Bones y es una reinterpretación de las canciones y la poesía de la modelo alemana Nico, ex vocalista de The Velvet Underground.

Foto por Michael Stipe de R.E.M. vía

El video, dirigido por Barbara Klein, se grabó en una interpretación en vivo de Fearfully In Danger para una audiencia alemana, porque para Patti Smith todos los símbolos importan. Las letras que Patti desparrama cantando, susurrando y haciendo spoken word sobre un oleaje eléctrico se grabaron para el último disco que Nico logró grabar cinco años antes de su muerte, Camera Obscura.

La carrera de Nico despegó en Europa, donde se convirtió en un ícono de la belleza femenina. Después de cinco años de trabajar con publicaciones de peso como Vogue, Tempo, Vie Nuove, Mascotte Spettacolo, Camera, y Elle, el cineasta italiano Federico Fellini la invitó a aparecer frente a su cámara para el clásico La Dolce Vita en 1959. Así se convirtió en un ícono de la cultura popular europea. Entonces empezó a grabar canciones compuestas por el cantante francés Serge Gainsburg.

Ya dentro del circuito musical y viviendo en Nueva York, Nico conoció a Brian Jones de los Rolling Stones en 1965 quien le presentó a Jimmy Page de Led Zeppelin para que le produjera su primer single, “I’m Not Sayin”. Nico empezó a trabajar con Andy Warhol y Paul Morrissey en su filmes experimentales, entre ellas Chelsea Girls al mismo tiempo que Warhol se convirtió en el manager de The Velvet Underground y sugirió a Nico como vocalista. Warhol preparó una serie de shows multimedia, Exploding Plastic Inevitable, estelarizado por The Velvet Underground & Nico, quienes en 1967 sacaron un disco homónimo, que se convirtió en uno de los discos más importantes del siglo XX.

Su participación con VU duró solo dos años. En realidad ni John Cale ni Lou Reed la soportaban y ella tampoco los quería nada. El actor Ben Carruthers le presentó a Bob Dylan en el 67 y decidió grabar "I'll Keep It with Mine" para su primer álbum, Chelsea Girl, sencillo que Dylan había escrito para Judy Collins en el 64. La carrera solista de Nico se prolongó hasta los últimos años de su vida. Camera Obscura de 1985 fue su última obra antes de sufrir un ataque al corazón mientras iba en su bicicleta en Ibiza.

La razón por la que Patti Smith se ha mantenido en la esfera pública todos estos años tiene que ver con la determinación con la que se ha dedicado a documentar y repasar la historia de los orígenes de la escena punk en el Nueva York de los 60. Su trabajo la ha convertido en un documento viviente. Patti es la prueba viva de que existió una generación de músicos jóvenes que se formaron como niños ferales en un bar, el Max’s Kansas City, donde la influencia de los poetas de la Generación Beat, la gente de la Factory de Andy Warhol, los travestis y la vida nocturna del East Village en Nueva York.

Killer Road sale el 3 de septiembre. Arriba su portada.

Sin quitar el dedo del renglón, Patti se ha encargado de contar y juntar los pedazos de esa historia una anécdota a la vez, y con Killer Road se acerca a una última parte de su labor. Entre un mar de voces, al principio del video de su versión de “Fearfully In Danger”, se escucha un pedacito de audio donde Patti dice: “I have a daughter who’s a struggling musician”, “tengo una hija que está luchando por hacer música”. De la misma manera en la que preparó su autobiografía de 2010 Just Kids, que revivió su carrera y la conectó con una generación de jóvenes muy distinta a la de sus seguidores en los 70, ahora está asociando a dos generaciones de músicos: la suya, representada por Nico y The Velvet Underground, y la de Jesse Paris Smith, que ahora tiene 29 años.