FYI.

This story is over 5 years old.

Noel y Liam Gallagher no son los únicos: 7 bandas cuyos integrantes se odian entre sí

Si se trata de desearle la muerte a tus compañeros de banda: hay vida más allá de Oasis.

​Hagamos primero un pequeño ejercicio mental. Imagínense estar con las mismas tres personas, haciendo las mismas cosas casi todos los días por –en muchos casos– varios años. Súmenle a la ecuación: drogas, alcohol, peleas estúpidas y mal aliento por las mañanas. Y sí, tener una banda y convivir con sus miembros es como un matrimonio pero con amplificadores, más cientos de horas en el estudio viendo desafinar a tu vocalista y, cómo no, egos del tamaño del Big Ben.

Publicidad

Al final del día, los miembros de una banda son como tus compañeros de trabajo que secretamente odias pero jamás se los vas a decir, ya que prefieres seguir con el small talk en los pasillos y preguntarles sobre sus vidas privadas como si en verdad te importara. Todo esto en pro del buen ambiente de trabajo, ¿no?

Sé sincero: todos sabemos que cuando por cortesía, preguntamos a algún compañero de oficina qué tal le fue en la cena con Pepe Ruíz, en verdad preferiríamos tener el súper poder de ser invisible y seguir nuestro camino a fumarnos un cigarro en el balcón sin que ningún otro humano nos moleste. Solos. Sí.

Ahora, hay que hacer un caso aparte para los queridos Liam y Noel Gallagher desde ya. Los del Manchester City son los Jon Snow, los Tupac, los Diego Maradona, los Kubrick, los Chavela Vargas, los Michael Jordan, los Donald Trump –aquí obviamente estoy siendo sarcástico, detesto a más no poder a este hombre–, en esto de odiarse entre compañeros de banda.

Durante toda la transición de Oasis del anonimato al estrellato mundial, muchísimos insultos y peleas fueron documentados pero, deja de leer esa página web con teorías falsas y escucha al mismo Noel decirte por qué rayos no pudo seguir más en la misma banda que su hermanazo​.

​El bueno de Noel odiaba tanto a su hermano quedejó de viajar con él y el resto de los integrantes de Oasis debido al mal ambiente que había entre ellos.

Publicidad

Aunque, pensándolo bien, no debe ser difícil odiarlo si en frente de tus compañeros de banda y con muchísimo alcohol de por medio, tu propio hermano empieza a cuestionar si la hija que tuviste con tu ex esposa, en realidad es tuya.

En fin, podríamos hacer un artículo entero de varias disputas entre los hermanos Gallagher pero, para eso no estamos aquí hoy. Acá estamos para decirte que hay vida más allá de Noel y Liam en esto de desearse la muerte entre bandmates, para hacerle una oda al odio –ya sea por ''tensiones creativas'' u odio a muerte real y no importa que este actualmente ya no exista. Así que relájate, fúmate un joint y, descubre otras 7 bandas que se odian u odiaron a muerte tanto o más que los hermanos Gallagher.

The Beatles – John Lennon y Paul Mccartney

Quizás el dúo de compositores más importante y legendario de la música pop; pero tener millones de libras esterlinas en la cuenta no hizo que su relación fuese color de rosa. El vínculo entre los dos cerebros responsables por probablemente el cancionero más interpretado en la historia de la música, se fue a la mierda al final de la existencia de los escarabajos.

La muerte de Brian Epstein jugó un papel fundamental ya que Paul empezó a ganar más influencia en la banda y esto no le gustó al bueno de John y, contrató a Allen Klein para manejar la disquera de la banda en esa época, Apple, algo que Paul no quería.

Súmenle a esto una tal Yoko Ono, el disco solista de Paul con Wings –siempre que veas que los integrantes de una banda empiezan a sacar discos solistas, ten miedo–, o regalitos como el tema que le escribió abiertamente John a Paul ''How Do You Sleep At Night''​ que abre con la perlita ''So Sgt. Pepper took you by surprise'' y sigue luego ''Those freaks were right when they said you was dead'' y mi favorita ''The only thing you done was yesterday''. Detalle: la guitarra la grabó George Harrison. Paz y amor con The Beatles, ¿no?

Publicidad

The Kinks - Dave Davies y Mick Avory

​Imagínense ser el baterista de la banda, andar concentrado tocando la segunda rola de tu setlist y que venga uno de los integrantes y te grite que te saques tu pene y toques el snare con él ya que probablemente suene mejor. Es bastante raro, lo admito. Esto lo hizo Dave Davies, guitarra líder de The Kinks. Mick Avory, bataco de los ingleses, no se tomó esto a la ligera y dejó a Dave golpeado e inconsciente en el piso. Incluso Mick llegó a pensar que había asesinado a su compañero de banda y se dio a la fuga. Parece película de Tarantino. Luego la policía capturó a Mick y este negó todo lo que había pasado pero los policías tenían básicamente el testimonio de toda la audiencia.

Debido a esto y otros altercados bastante locos, la federación americana de músicos negó la entrada al país a The Kinks por cuatro años. Una gran lástima ya que era en ese preciso momento cuando la música británica estaba en todos lados en la tierra del Tío Sam, con The Beatles como bandera.

Obviamente la popularidad del grupo en la tierra de Donald Trump sufrió debido a esto y, según el líder de The Kinks, Ray Davies ''el veto ridículo a la entrada a Estados Unidos nos quitó nuestros mejores años como banda, estábamos en nuestro mejor momento''.

Incuso Ray Davies concluye que ser parte de The Kinks, casi le quita la vida.

The Ramones – Joey Ramone y Johny Ramone

Directo al grano con estos Ramones. Básicamente Joey y Johnny no se llevaban nada, nada bien, por algo que usamos el 90% de las veces que terminamos con una pareja: es que no tenemos las mismas metas en la vida ni la vemos igual. Ahora, en el caso específico de este par, hay algo bastante actual en la disputa. Johnny era un republicano muy conservador –cualquier parecido a la realidad actual es mera coincidencia, cuates– mientras que Joey era liberal y bohemio.

Publicidad

Todo se fue a la chingada cuando Johnny sedujo para luego lograr casarse con la antigua novia de Joey, Linda Danielle. Pausa. ¿Ven porque les digo que no tengan sexo con las novias o exes de sus bandmates? Esto hizo que Joey escribiera la rola ''The KKK Took My Baby Away''​. Increíble título, por cierto. Johnny, enojado por esto, no asistió al funeral de Joey en el 2001, para tres años luego morir por cáncer de próstata.

Dos conclusiones:

  • Prohibido el sexo con las novias o exes de tus compañeros de banda.
  • No seas un pinche republicano conservador –un pinche Trump– si no quieres que te escriban rolas en donde te llamen racista. Por favor: no más, no más, no más.

The Rolling Stones – Mick Jagger y Keith Richards

Bueno, ¿cuántos años tienen los Stones girando? Más que tú y yo vivos. Obviamente tienen que estar cansados de ellos mismos, es ciencia dura. Ahora, hay códigos que no se pueden romper para mantener la amistad laboral we y, al parecer Keith Richards lo hizo con Mick más de una vez. Resaltaré uno: Keith se burlaba del tamaño del pene de Jagger.

La banda se separó momentáneamente por los 80 y, según Rich Cohen –amigo personal de Jagger y creador junto a él, Terrence Winter y Scorsese de ''Vinyl'' – Jagger quería ser Davir Bowie o Michael Jackson. Quería hacer su carrera como solista y que lo admiraran sólo a él pero, a los discos solistas de Mick She's The Boss y Primitive Cool no les fue tan bien. Keith por su lado también grabó un disco solista con su banda X-Pensive Winos​.

Publicidad

Una perla de la autobiografía Life de Keith es esta: ''Mick cree que es mi dueño pero no he entrado a su recámara en más de veinte años''.

La cuestión es que el disco de Keith sonaba como los Stones. Esto hizo que se revaluaran las cosas y, al menos, te hacía pensar en quién había sido el verdadero responsable por el éxito de la banda.

Siguiendo a mi amigo Rich Cohen, este par de joyas decidieron que no podían hacer dinero gigante por su cuenta y, decidieron seguir juntos y seguir haciendo giras y discos. De igual forma, Rich advierte ''Cuando ven a Keith y Mick juntos en el escenario, espalda con espalda, están viendo a dos actores. Su amistad era el rock n' roll… ¿y qué pasa cuando esa amistad muere? No se soportan''.

The Police – Sting y Stewart Copeland

Cuando la banda se separó en 1983, las peleas entre el baterista Copeland y como a él le gustaba llamar en tono de burla a Sting ''The God Of Rock'', eran lo más notorio de la banda. Incluso, Stewart rompió las costillas de Sting de un rodillazo.

Según el mismo Stewart: "quizás podemos tener una relación humana fuera de la banda pero, jamás nadie puede mencionar algo relacionado a música".  Por ejemplo: la reunión del 2007 de The Police terminó abriendo antiguas heridas. En la biografía de Copeland, se nos revela que durante un ensayo, mandó a la chingada a Sting apenas lo vio diciéndole: "ni se te ocurra hacer contacto visual conmigo, mucho menos decirme alguna cosa sobre la manera que toco mi batería, idiota de mierda".

Publicidad

Otra razón para que no soportara a Sting era que no tomaba en cuenta al resto de la banda para arreglar las rolas que Sting componía. Jamás escuchaba sugerencias y, esto lo sacaba de quicio.

The Pixies – Kim Deal y Black Francis

La gran lástima de esto es que Pixies es una de las bandas underground –​si es que esto se puede decir– de Estados Unidos, que si hubiesen seguido juntos un par de años más, quizás se volvían gigantes. Pixies siempre estuvo adelantado a su época, algo que, su vocalista Black Francis siempre odió. Tampoco estaba muy feliz con que la mayor atención se la llevara la bajista, Kim Deal. Incluso la separó de sus próximos discos, lo que hizo que Kim formará su otra banda, The Breeders, a la cual le estaba yendo muy bien.

Otro gran problema fue, –y esto es más clásico de lo que piensan, amigos– que un integrante de la banda –Kim Deal– trajera alguno de sus temas y, al líder de la banda y compositor primordial –Black Francis– estos les parezcan terribles. Obviamente esto sumó a la ya existente tensión entre ellos dos y, mientras le abrían a U2 por el 92, Black Francis mandó todo a la mierda.  Fue a la radio y anunció que la banda se estaba separando, cosa que los otros miembros de The Pixies se enteraron via fax. Una putada, cuando menos.

Led Zepellin – Jimmy Page, Robert Plant, John Paul Jones

La eterna disputa entre quién tiene el puto ego más gigante: el guitarrista o el pinche vocalista. Estos hicieron sentir siempre a John Paul Jones como si sobrara, y esto nunca fue de su agrado, según sus propias palabras.

Robert Plant
A Robert Plant no le gusta Stairway to Heaven, siente que Led Zepellin no inventó nada y, tampoco quiere nada que ver con la idea de Jimmy Page de reunir a la banda.
Robert Plant le dijo, literalmente, a Jimmy Page que se fuese a descansar. "Creo que necesita irse a dormir un rato, y pensar esa idea de nuevo. Actualmente no estamos en la misma página pero, son cosas que pasan".

Jimmy Page
Jimmy quiere con todas sus ganas que la banda vuelva y está obstinado de que Robert haga todo para que esto no suceda. "Todo el mundo quisiera que hiciéramos más conciertos para la banda. Robert está jugando con todo esto y estoy obstinado, si te soy honesto. Yo no canto, así que no puedo hacer mucho sobre eso. Gracias a él, la reunión parece casi improbable".

​John Paul Jones
John viajaba separado del resto de la banda y, solamente los veía en los shows. Tampoco fue de su agrado que inicialmente no fuese invitado a su reunión para el Live Aid de 1985. Apenas lo llamaron sólo un día antes y se vio forzado a tocar teclados en "Stairway To Heaven", mientras el bajista que tocaba con Robert Plant en sus tours de solista, tocaba su parte original. La prueba más grande de que jamás le dieron la importancia que se merecía fue cuando en la introducción al salón de la fama del rock n' roll, por el año noventa y cinco, Jones agradeció sarcásticamente a sus compañeros de banda por "acordarse de su número de teléfono".

​​