FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

¿Cómo se convierte un niño en ladrón de bancos?

Hace 17 años, tres adolescentes de Houston se encontraron frente a su colegio. Se disfrazaron, condujeron hasta un banco cercano y robaron 140.000 dólares.
9.4.15

Hace 17 años, tres adolescentes de Houston, Texas, se encontraron a la salida del colegio. Pero no iban para el colegio, sino a una cabina telefónica. Darius Clark Monroe, el líder del grupo, llamó al colegio para reportar una falsa bomba para mantener ocupados a los policías. Luego, preparados con disfraces, asaltaron un pequeño local de Bank of America con una pistola sin cargar y escaparon con 140.000 dólares. Luego del robo fueron al colegio y terminaron su día de estudio como cualquier otro, a fin de cuentas no querían una ausencia en su registro.

Durante muchos años, Monroe se preocupó por los problemas financieros de su familia. Su mamá y su padrastro trabajaban duro, pero les costaba pagar las cuentas. Monroe comenzó a trabajar en un supermercado y la situación mejoró hasta que su familia fue robada. Un episodio de America's Most Wanted Criminals le hizo entender a Monroe que muchos criminales, inclusive los desatentos, logran escapar. Tal vez él podía hacerlo, dada su reputación como mejor estudiante del colegio. Pero estaba equivocado, un mes después del robo Monroe fue detenido. Aunque tuviera 16 años, fue condenado como adulto por la gravedad de su crimen.

Publicidad

En prisión, Monroe se dio cuenta que quería ser cineasta. Después de tres años de condena, fue dejado en libertad condicional. Durante este tiempo, Monroe estudió sin parar y logró cursar suficientes créditos para completar una licenciatura en la Universidad de Houston dos años después. Luego asistió al Tisch School of Arts, donde el robo se convirtió en su tesis. Spike Lee, el director artístico de este programa de cine fue el productor ejecutivo del proyecto.

El resultado es Evolution of a Criminal [La evolución de un criminal], un documental autobiográfico sobre un adolescente que se convirtió en ladrón de bancos. La película comienza en una iglesia, Monroe todavía es un niño y está dejando a su madre en el altar para casarse por segunda vez. Este amor incondicional se ha mantenido, y en la pantalla es evidente que los dos están dispuesto a hacer cualquier cosa por el otro y a perdonarlo todo.

La película es una colcha de retazos compuesta por fotografías familiares, videos caseros, comedidas reconstrucciones y entrevistas con Monroe. No hay un solo narrador, sino que los eventos se desarrollan a través de múltiples voces que hablan en off.

Me encontré con Monroe en Nueva York para conversar un poco más acerca de la película y lo que piensa la gente acerca de como debería verse un criminal.

VICE: En la película, los personajes hablan de cómo "le has dado la vuelta a tu vida" y de lo diferente que eres ahora a cuando robaste el banco. ¿Percibes esto?

Darius Clark Monroe: No. Lo cómico es que cuando estaba haciendo el análisis de mi pre-tesis en 2007, le dije a mi profesor, Jay Anania, que le había dado una vuelta de 180 grados a mi vida. Me dijo: "Darius, solo te conozco hace tres años. Pero podría apostar lo que fuera a que sigues siendo el mismo tipo que robó el banco y eso es lo que me fascina de ti". La gente cree que uno tiene que ser "El doctor Jekyll y el señor Hyde".

Publicidad

Con esta película he pensado mucho en mi vida y en ese pequeño niño que caminaba con su madre hacia el altar. He crecido, pero queda mucho de él, es un mismo ser el que ha sido parte de todo este proceso.

En términos de la ley y el crimen, la gente cree que hay que ser malo para cometer errores, y ese no es siempre el caso. Las buenas personas también toman decisiones muy equivocadas en su día a día.

¿Cómo convertiste una vivencia personal en una historia cinematográfica?

En un principio, la historia iba a ser la de un chico a quien le ocurre un trágico incidente, pero ahora es un cineasta y tiene buenos modelos a seguir. Esta idea me pareció aburridísima. Así que decidí que la historia trataría acerca de cómo este chico termina involucrado en el crimen.

Muchos documentales incluyen solo información general para los temas que tratan. Pero tú eres fiel al recrear la historia de la manera más personal posible. ¿Puedes explicar esta decisión?

Lo consultamos con expertos, terapeutas y consejeros. Pero a medida que nos sumergíamos en la edición, nos dimos cuenta que la historia no era solo sobre mí, sino sobre mi familia. Al principio pensamos que las tomas deberían estar divididas en dos: primero habría un momento personal y luego un experto hacía el cierre. Pero eso sería demasiado frío, aunque fuera importante. Creo que la audiencia suele ser más inteligente de lo que esperamos y la gente es consciente de estas circunstancias.

Publicidad

Entre más personales, más específicas eran las ideas y me parecían cada vez más universales. En el documental ves a gente real lidiando con sus problemas y hablando sobre sus experiencias y espero que esto proponga un cambio de perspectivas en cuanto a verdades preestablecidas. El público que se da cuenta del 'toque personal' comenta: "Oh, wow, estas son personas reales. No son estadísticas".

He visto estas reacciones ante mi película. He visto a muchas personas responder de manera muy emocional, nunca pensé que lo harían.

¿Recuerdas alguna reacción específica que te haya sorprendido?

Lo extraño es que la gente no dice nada. Estaba en el Dallas International Film Festival y recuerdo a una pareja de gente blanca muy tranquila. Después de la película, la mujer me buscó y estaba cubierta en lágrimas. Me dijo: "Esto me recordó un evento de mi vida. No puedo decírtelo pero… gracias. Miré a su esposo quien también lloraba. ¿Qué pasó? ¿Hicieron un juicio personal sobre alguien? ¿Fueron judicializados? ¿Fueron castigados y nunca perdonados?

Una mujer de Duke escribió sobre mí y me tildó de criminal, un malandro, una porquería sin arreglo. Después de que vio el documental hablamos y me confesó que su cerebro casi explota, porque había puesto en duda la imagen que ella consideraba correcta. Me da mucha curiosidad cuando hablan de criminales. ¿Cómo se ven en su imaginación? La gente siempre me dice: "Darius, no te ves como un criminal. No me recuerdas a uno". ¿Entonces quién lo hace? Muchos no responden, nunca me confesarán sus estereotipos.

¿Te molesta cuando alguien te dice que: "no pareces un criminal"?

Primero pienso: "oh, ¿eso es un cumplido?". Pero después me molesto.

Publicidad

Las personas dicen todo tipo de cosas en las sesiones de "Preguntas y respuestas", ni siquiera se dan cuenta de lo ofensivos que pueden ser. Una mujer alguna vez me dijo: "Me alegra tanto que hables bonito. ¡Hablas tan bien para ser un hombre negro! Tal vez si Trei y Pierre [los cómplices de Darius] pudieran hablar como tú les habría ido mucho mejor". La mujer pensó que me estaba haciendo un cumplido y acto seguido me abrazó. Pero todo eso es muy ofensivo para mí. ¡Muy!

Me siguen diciendo eso acerca de Pierre, aún lo juzgan por las apariencias, basándose solamente en cómo habla, sin siquiera darse cuenta de cuántas veces se ha perdido en el camino, de cómo su educación fue muy distinta a la mía. Él nunca tuvo el mismo apoyo que yo recibí de mi familia, de mis profesores. La película trata de la responsabilidad individual, pero también hay temas sistémicos que la gente pasa por alto.

Si alguien más hubiera dirigido la película, ¿qué habría faltado?

Me produce curiosidad pensar en cómo se habría aproximado alguien más a esta historia. Estoy seguro de que habría mucho más rap y hip-hop en la banda sonora. Partes de esta historia y esta travesía habrían sido explotadas de una manera con la que yo no estaría del todo de acuerdo, o tal vez no. Pero creo que en el clima que vivimos hoy en día en el cine, definitivamente habría sido muy llamativo, muy de chicos malos, muy a la moda, mucho acerca del getto y poco acerca de la humanidad.

La Evolución de un Criminal se estrenará en Los Angeles el 12 de junio como parte del Festival de Cine de Los Ángeles.

Sigan a Hannah en Twitter.