FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Mira el trailer de nuestra entrevista con Barack Obama

Obama tocó una gran variedad de temas relevantes como la política exterior, lo caro que son las colegiaturas universitarias, el calentamiento global y la legalización. La entrevista completa será publicada el próximo lunes 16 de marzo.
13.3.15

El presidente Barack Obama expresó lo avergonzado que se sintió al saber que los senadores republicanos pasaron por alto su autoridad en materia de relaciones exteriores al publicar una carta abierta a los líderes de Irán donde dejaban claro que cualquier acuerdo nuclear que firme el gobierno será anulado tan pronto termine la administración de Obama.

El presidente realizó este comentario durante una entrevista exclusiva el martes pasado con Shane Smith, fundador de VICE. En esta entrevista, Obama tocó una gran variedad de temas relevantes como la política en Washington, la política exterior, lo caro que son las colegiaturas universitarias y el calentamiento global. La entrevista será publicada en VICE el próximo lunes 16 de marzo.

Publicidad

En cuanto a Irán, Obama señaló que la intromisión de los senadores en un tema delicado en la diplomacia exterior, y el poco respeto que le tienen al puesto del presidente "no refleja la forma en que EU maneja sus negociaciones".

"Me dan pena ajena", declaró el presidente refiriéndose a las 47 firmas en la carta. Entre los funcionarios que firmaron se encuentran los líderes republicanos del senado y los posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2016, que son Ted Cruz (de Texas), Marco Rubio (de Florida) y Rand Paul (de Kentucky). "La carta no sólo iba dirigida al ayatolá —el líder supremo de Irán y al que se refirieron como nuestro enemigo mortal— sino que su argumento principal era: no hagas tratos con nuestro presidente porque no creemos que sea capaz de cumplir lo que acordó […]. Nunca antes se había visto algo parecido".

El martes pasado se sumaron otros integrantes del partido republicano en apoyo a la carta, entre ellos el ex gobernador de Texas Rick Perry, el senador de Pennsylvania Rick Santorum y el gobernador de Luisiana Boby Jindal. A partir de ese día, los tres nombres se agregaron oficialmente a la lista de simpatizantes.

Los miembros del comité del Partido Republicano ya habían tratado de arruinar los esfuerzos de Obama por garantizar un acuerdo con Irán en relación al programa nuclear de la República Islámica. Hace apenas unas semanas, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se presentó ante el Congreso para dar un discurso en contra del acuerdo que se está discutiendo en Ginebra. El portavoz de la Casa Blanca, John Boehner, invitó al primer ministro israelí a presentar sus argumentos ante el Congreso sin haber consultado a la administración de Obama.

Publicidad

La carta de los legisladores republicanos hizo énfasis en que si se firma un acuerdo nuclear sin la autorización del Congreso, es probable que no dure mucho.

"Al observar las negociaciones nucleares con nuestro gobierno, nos queda claro que no comprenden por completo nuestro sistema constitucional", decía en la carta. "Si no cuenta con la aprobación del Congreso, entonces no es más que un mero acuerdo ejecutivo […]. El próximo presidente tiene el poder de revocarlo con una simple firma. Además, los próximos miembros del Congreso podrían modificar los términos del acuerdo en cualquier momento".

El ayatolá Ali Khamenei, líder supremo de Irán, respondió a la carta abierta con una declaración que publicó el martes pasado en su página web. En esta declaración dice que el protocolo internacional en política exterior indica que los acuerdos deben respetarse aún cuando los gobiernos cambian de administración. La inferioridad y la traición de los legisladores estadounidenses es una clara muestra de "las trampas y los engaños" que utiliza Washington, "un tema que nos preocupa", señaló el líder.

"Los senadores estadounidenses anunciaron oficialmente que cuando termine la administración de Obama, todos sus compromisos dejarán de ser válidos", observó Ali Khamenei. "¿No significa eso que la ética en la política está en crisis y que el sistema estadunidense se está desmoronando?"

Ali Khamenei no canceló las negociaciones a pesar de la carta de los senadores y de la oposición de los líderes más conservadores de Irán.

Obama calificó la acción del Partido Republicano como "un enfoque político poco flexible". No obstante, aseguró que seguirá esforzándose para garantizar un acuerdo con Irán.