FYI.

This story is over 5 years old.

Drogas

En Chile están cosechando el primer cultivo de mariguana medicinal pero siguen arrestando a sus consumidores

Un municipio en Santiago aprobó la producción de aceite de cannabis para probar con 200 pacientes, pero la posesión de mariguana sigue siendo razón para encarcelar personas.
20.11.14

​La policía estaba alerta cuando Paulina Bobadilla y su hermano salieron a dar un paseo en auto el día 15 de julio en Santiago, Chile. Dos días antes se acababa de detonar una bomba casera en un vagón de metro vacío. Esta bomba fue una de muchas que han ocurrido en Chile en los últimos diez años.

La policía consideró que Bobadilla y su hermano se veían "sospechosos" y se los llevó. Los oficiales encontraron veinte gramos de mariguana en su auto.

Publicidad

Bobadilla no consume mariguana pero Javiera, su hija de siete años de edad, sí. La pequeña toma oralmente aceite de cannabis para tratar su esclerosis tuberosa, un trastorno genético que provoca que crezcan tumores en su cerebro, en su corazón y en otros órganos vitales. Su problema con frecuencia le causa episodios de epilepsia refractaria, una clase de epilepsia que puede llegar a provocar mil ataques al día.

Según su madre, a Javiera le dan ataques epilépticos constantes a toda hora del día. La medicina que le recetaron los doctores para disminuir los ataques le provocaron pérdida de la visión y dañaron su hígado y la glándula tiroides.

"Su dosis máxima era de seis antiepilépticos al día y eso me salía en 13,600 pesos al mes", dijo Paulina a VICE News. "Si compro mariguana en el mercado negro, los veinte gramos que necesita al mes me cuestan 5,453 pesos. Pero si pudiera cultivarla en casa, el tratamiento de mi hija prácticamente sería gratis".

El tratamiento con cannabis de Javiera y fumar mariguana con fines recreativos son igual de ilegales ante la ley chilena. Sin embargo, es posible que esa ley cambie pronto.

El martes pasado, la comisión de salud de la Cámara de diputados de Chile inició formalmente la discusión sobre la despenalización de la mariguana para uso medicinal y recreativo. Esta discusión se inició tres semanas después de que el gobierno aprobara oficialmente el primer cultivo de mariguana respaldado por el gobierno de Chile.

Publicidad

A finales de octubre, el gobierno de chile aprobó la producción de aceite de cannabis el municipio de La Florida ubicado en la capital del país. Este aceite estará destinado únicamente para probarlo en doscientos p​acientes de cáncer que atiende el sistema de salud pública de Chile. La operación de cultivo del gobierno va a plantar cuatro variedades de dominante indica: Durga Mata II, Wappa, Ice Cream, Nubela y Pandora. Todas las semillas se importarán de Ho​landa.

El alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, permitió que VICE News accediera a los 850 metros cuadrados de cultivo de mariguana con la condición de que no tomáramos fotos comprometedoras que revelaran la ubicación de las instalaciones. Carter aseguro que mantener en secreto la ubicación era necesario para "evitar que la gente trate de robar la planta".

"Es por eso que tenemos enrejado eléctrico y cámaras de seguridad las 24 horas del día", dijo Carter.

Si el proyecto de cultivo en La Florida resulta exitoso, Chile sería el primer país latinoamericano en cultivar mariguana con apoyo del gobierno para uso medicinal. Las reformas antidrogas en Uruguay tuvieron progresos sin precedentes el año pasado al despenalizar en cultivo, la venta y el consumo de mariguana. La reforma no discriminaba entre el uso medicinal y el uso recreativo de la mariguana, lo que le daba acceso a todos los ciudadanos.

"No queremos tener nada que ver en la cuestión del uso personal de la mariguana", dijo Carter. "Preferimos concentrarnos en el ámbito medicinal. El objetivo es ofrecer un tratamiento para el cáncer que sea más natural, más saludable y más asequible".

Publicidad

La fundación Daya va a supervisar la iniciativa financiada por el gobierno. Esta fundación es una organización sin fines de lucro que hasta ahora ha invertido cerca de cien mil dólares (1,358,220 pesos) en el proyecto. La fundación espera que el cultivo pueda cosecharse a más tardar en abril de 2015 y se planea que el gobierno inicie los ensayos clínicos poco después.

"El objetivo es hacer que el acceso a las terapias alternativas sea más democrático", dijo Ana María Gazmuri, presidenta de Daya Foundation, a VICE News. "Por el momento, las únicas personas que tienen acceso a estos tratamientos son los que pueden pagarlos, es decir, la élite".

"Yo llegué a la convicción de que la política prohibicionista había fracasado. Uno va teniendo otro tipo de contacto, ve lo que ha pasado en Colombia, México, en Centroamérica".

Aunque la iniciativa chilena está tomando fuerza, también existe oposición.

"Aún no hay suficiente evidencia sobre la efectividad y la seguridad del uso de la mariguana como para que podamos recetarla sin preocuparnos", dijo Jorge de la Heras, director de la Academia Chilena de Medicina, durante un debate​ nacional reciente que trataba sobre el uso terapéutico de la mariguana.

A pesar de la controversia, el proyecto de cultivo en Chile sigue adelante. Es probable que este proyecto represente un cambio drástico en la actitud con respecto a la mariguana en la época post dictadura del país.

Publicidad

Este mes, la revista chilena Qué​ ​pasa publicó una entrevista en la que Ricardo Lagos, ex presidente de Chile, expresó que estaba a favor de la legalización de todas las drogas y que la mariguana sería un buen punto de partida.

"Yo llegué a la convicción de que la política prohibicionista había fracasado. Uno va teniendo otro tipo de contacto, ve lo que ha pasado en Colombia, México, en Centroamérica", dijo Lagos. Cabe destacar que Lagos fue partidario de la actual política antidrogas del país, la cual provocó que arrestaran al doble d​e personas por posesión de narcóticos que por tráfico de drogas.

Para Paulina Bobadilla, confesar que su familia consume mariguana es la una manera que tiene para defenderse del sistema judicial. "Si logro que se de a conocer mi caso, va a ser mucho más difícil que el gobierno me encarcele por querer ayudar a mi hija", dijo Paulina.

Su temor no es injustificado. En este año, se sabe que la policía chilena ha arre​stado a más de 16 mil personas por posesión de mariguana y ha decomisa​do al menos 210,632 plantas.

A pesar de que corre el riesgo de que la arresten, Bobadilla creó un blog llamado Mamá Cultiva, donde comparte historias de tratamientos exitosos gracias a la cannabis y ayuda a los padres que buscan un tratamiento alternativo para las enfermedades de sus hijos.

"Nos visitan miles de padres frustrados. Nos escribe gente de México, de Argentina y de otros países de Latinoamérica", dijo Bobadilla a VICE News mientras llevaba a su hija al patio trasero de su casa, donde cultiva la planta.

Publicidad

"El debate sobre la legalización de la mariguana va a ser difícil. La esfera médica tiene muchos intereses que proteger", dijo Bobadilla. "Aseguran que no hay evidencia científica que pruebe que no existe riesgo al recetar mariguana pero los efectos secundarios de la medicina que recetan son mucho peores".

Incluso aunque Chile legalice la mariguana con fine​s​ medicinales en 2005, todos los proyectos de cultivo requieren la aprobación del servicio agrícola nacional. En Chile sólo se ha aprobado un cultivo de la mariguana medicinal antes del proyecto de La Florida pero el contrato que permitía el cultivo se revocó poco tiempo después.

En 2008, la administración de la presidente Michelle Bachelet clasificó a la mariguana como una droga de T​ítulo I. Esto quiere decir que cualquier persona detenida por posesión de mariguana recibirá la misma sanción que un traficante de cocaína o heroína. La administración de Bachelet prometió que modificaría esta ley. El senador Fulvio Rossi expresó su apoyo contra dicha ley al adm​itir que consume cannabis. Rossi fue el primer legislador en proponer la iniciativa de legalizar la mariguana ante el Congreso de Chile.

Sin embargo, por ahora, los pacientes y los que consumen mariguana con fines recreativos aún tienen que apegarse a las leyes actuales. Según estas leyes, la sanción puede ir desde una multa de 435 mil pesos hasta veinte años en prisión, dependiendo de la cantidad de mariguana de por medio.

En junio de este año, cuando la policía detuvo a Bobadilla por los 20 gramos de mariguana medicinal para su hija, su hermano mintió y dijo que él era el propietario de la droga. Se le acusó formalmente por cargos de "micro tráfico" –un cargo que se le imputa a las personas atrapan con pequeñas cantidades de droga– y tendrá que pasar 561 días en la cárcel si lo declaran culpable.

Sigue a Nicolás Ríos en Tw​itter