FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

"El cine se hace con huevos": una entrevista con el director Santiago Mohar

La película 'Los Muertos' de Santiago Mohar es un retrato íntimo y descarado de la clase alta mexicana.
1.4.16

Todas las imágenes son cortesía de Santiago Mohar.

La película Los Muertos de Santiago Mohar es un retrato íntimo y descarado de un grupo de jóvenes de la clase alta mexicana. A su vez, es una reflexión del México violento, del eterno conflicto entre clases sociales y de la ingenuidad de la juventud adinerada. Dirigida por Santiago Mohar, quien la hizo con tan sólo 23 años y un presupuesto muy bajo, la película es una muestra de que el cine no se hace con dinero, se hace con buenas ideas y, sobre todo, con huevos.


Relacionado: Carlos Slim tiene el doble de dinero que todo México


Platicamos con el director de la película, que se estrena en cartelera el 22 de abril.

VICE: ¿Tú eres el director y guionista de la película? Cuéntame de qué se trata.
Santiago Mohar: En general prefiero evitar los temas de la película. No la podría describir en términos temáticos. En cuanto a la historia, es una anécdota que sucede un fin de semana en la vida de un grupo de personas, en la que se mezclan una serie de incidentes trágicos que tienen diferentes significados políticos por la clase social de los personajes; la mayoría de los personajes son de clase alta.

¿De dónde surge la idea?
La película es un retrato, un testimonio. Todo lo que sucede en ella me pasó a mí o a gente a cercana, es una mezcla. Yo hice literalmente una lista de estos incidentes —que sucedieron durante el sexenio de Calderón— y los organicé de una manera más o menos coherente. Por entonces yo no vivía en México, así que mucho era de lo que me enteraba. Fue la mezcla de todo esto.

Por ejemplo, una semana antes de irme de México mataron a mi primo en un asalto. Me fui de México con una impresión muy fuerte, parte de esta violencia caótica. Pasé cinco años fuera del país y toda la información que venía de México eran noticias del narco, asesinatos, etc. Mi impresión de México era muy violenta. Cuando regresé a vivir aquí, para encontrarle algún tipo de sentido a todo esto que estaba pasando, junté estas historias y escribí el guión.


Relacionado: Fotos de personas que van a uno de los antros más exclusivos de la Ciudad de México


La relación entre los personajes es violenta también. Platícame de esto.
Son personajes asquerosos. Esto tiene que ver con el tipo de relaciones que el entorno de la burguesía en México crea. La burguesía se ve obligada a tener relaciones endogámicas, en espacios cerrados, porque es supuestamente peligroso salir a la calle, así que se genera violencia entre ellos también.

Hay un juego interesante entre realidad y ficción en tu película, ¿cuál fue tu propuesta en este sentido?
Quise que hubiera momentos en que prácticamente fuera un documental y por otro lado momentos muy falsos. Al principio, la fiesta está sobreactuada, hay música grandilocuente y diálogos medio ridículos. Y luego en Tepoz todo se transforma en momentos muy secos. Al final de la película no hay ni un solo diálogo. La película pasa por diferentes tonos. Empieza en un tono falso, el segundo acto es muy real y el tercer acto es totalmente abstracto. Esa era la idea.

¿Cómo le ha ido a la película, qué tipo de crítica has recibido?
La película ha recibido mejores críticas fuera de México, sobre todo en Sudamérica. En México la gente se la toma muy mal. En el Festival de Cine de Morelia la odiaron. Algunas personas la tachan de moralista, lo cual me parece absurdo. Mi mensaje no es que lo que sucede esté mal, pero sí me parece importante reconocer lo que ocurre; lo que está mal es hacerse pendejo respecto a lo que pasa. La película es una forma de no hacerse pendejo. La tragedia no es buena ni mala, es trágica.

Hay gente en México que se lo toma personal. A nadie en México le gusta identificarse con los ricos, los ricos generalmente dicen que ellos no son ricos, que hay alguien que es más rico.

Esta película está hecha con muchos huevos. ¿Cómo fue el proceso desde escribir el guión hasta ahora que está por estrenarse.
No tengo el dato exacto, pero de ficción no creo que haya una película mexicana más barata estrenada en salas de cine en mucho tiempo. Y no se ve como una película barata, no es cine guerrilla. Es una película bastante convencional en ese sentido, el trabajo de la productora, Regina Galaz, hizo que las carencias económicas no tuvieran importancia. Su esfuerzo ha sido fundamental para llegar a donde estamos. Una de las cosas que no sabes cuando empiezas a hacer una película es lo tardado de los procesos. Ya van tres años desde que empezamos. Yo tenía veintitrés cabrón, ya tengo otra novia, ya peso diez kilos más… Por eso ya no he vuelto a ver la película, hay muchas cosas que hubiera hecho diferente.


Relacionado: La población callejera de la Ciudad de México se enfrenta a depósitos humanos


En el rodaje nadie cobró, sólo el staff. Todas las casas eran de amigos, los coches fueron prestados, lo único que se pagó fue la gasolina y la comida. De nuevo, Regina hizo milagros con lo que tenía. Hice una película con los medios materiales y emocionales de los que disponía. Era la única película que podía hacer en ese momento. Sale mi mamá, mi tía, mis amigos, etc. Con lo que tienes la haces. Muchas veces las cosas salen mal cuando haces algo que está fuera de tu alcance. Lo importante es tener un equipo profesional y dedicado.

¿Por qué crees que tú pudiste hacer una película de esta manera? Hay muchos jóvenes cineastas que se quedan con su guión en las manos.
Pienso que tenemos una idea errónea en México de cómo se hace cine. Creo que las universidades de cine en México mal acostumbran mucho a los alumnos haciéndoles creer que el cine se hace con dinero. Yo pienso que el cine se hace con huevos. Yo era el director y también asistente de producción, y acabando el llamado llevaba al sonidista a su casa, a las cuatro de la mañana. Es el "precio que tienes que pagar" para hacer una película de esa manera.

Hay un herencia muy gringa como de la idea de "producción" y de dinero y es por eso también que tenemos algunas películas tan malas. Si ves lo que cuestan las películas mexicanas yo no sé en qué chingados se gastan el dinero.