Esta artista desafía la mirada masculina calificando distintos penes

Las mujeres chinas están burlándose del tamaño de los penes en represalia por un proyecto artístico que califica el atractivo de las mujeres.
24.9.21
Ilustración del emoji de la mano pellizcando y del emoji de berenjena
Algunas mujeres chinas se burlan del tamaño del pene para desafiar el sexismo. Ilustración: VICE World News

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Una artista china está luchando contra una obra de arte controvertida que califica la apariencia de las mujeres, al asignar puntajes a los genitales de los hombres.

Como parte de una creciente tendencia para burlarse de los penes en la comunidad feminista en línea del país, Lin Yutong, de 23 años, asignó puntajes a los penes y supuesta potencia sexual de 14 artistas masculinos de renombre en función de las dimensiones de sus rasgos faciales y dedos.

Publicidad

El arte digital fue una respuesta a la obra del artista Song Ta, en la que filmó en secreto a cerca de 5.000 alumnas en un campus universitario y les asignó puntuaciones en función de su apariencia. Song hizo un video de más de siete horas, titulado “Feas y más feas”, con un número desplegado en la parte inferior de cada clip que indica la clasificación de las mujeres.

Si bien la obra se produjo originalmente en 2013, su reciente exposición en un museo de Shanghái provocó una fuerte indignación. Los críticos en línea acusaron al artista de violar las leyes de privacidad y alentar la objetivación de los cuerpos femeninos para el placer de los hombres. Debido a las protestas, el museo se disculpó en junio y retiró la obra de arte.

La reacción violenta contra la obra de arte de Song refleja el creciente rechazo de las mujeres chinas contra el sexismo cotidiano y los actos de discriminación por parte de los hombres.

Algunas mujeres están adoptando tácticas más agresivas, como las burlas hacia los penes, para confrontar la mirada masculina, pero también han enfrentado críticas por alimentar el odio en un debate de género cada vez más intenso en China.

En la obra de Lin, titulada “Una guía para identificar vegetales”, los artistas masculinos fueron emparejados con un tipo de vegetal que supuestamente se asemeja a sus penes. Por ejemplo, Song obtuvo una puntuación baja de 68 sobre 100 y fue emparejado con berenjenas. El artista y activista político Ai Weiwei recibió 56,2 puntos y le asignaron camotes.

Screenshot 2021-06-30 at 5.53.38 PM.png

La artista Lin Yutong coloca una imagen de la obra de arte de Song Ta 'Feas y más feas' (izquierda) junto con una imagen de unas berenjenas. Imagen: Lin Yutong

Una puntuación superior a 60 indica que pasaron la prueba, escribió Lin en una nota al pie, mientras que una puntuación inferior a 50 es “extremadamente mala” y debería ser tomada como una señal de alerta para las mujeres. La nota más baja entre los 14 artistas masculinos fue 47,8.

Tanto Song como Ai evitaron responder a las solicitudes de comentarios de VICE World News.

IMG_0077 2.JPG

La obra de arte de Ai Weiwei (izquierda) se coloca junto a una imagen de unos camotes. Imagen: Lin Yutong

Lin, que vive en la ciudad de Fuzhou, al sureste del país, contó a VICE World News que su obra ofrece una refutación a la pieza de Song y una nueva perspectiva en la objetivación de los cuerpos femeninos. Si bien los hombres hablan abiertamente sobre el tamaño de los senos y las vaginas, las mujeres rara vez hablan de los penes de los hombres, incluso entre sus amigas cercanas, dijo.

Según Lin, “Objetivar a los hombres es un acto que nace de la impotencia”. La artista agregó que en lo personal, no siente una falta de respeto por los artistas que aparecen en su obra. “Sé que el ojo por ojo no puede acercarnos a la igualdad, pero puedo iniciar una discusión al respecto. Al menos no me quedaré en silencio”.

Publicidad

En años recientes, las mujeres chinas se han vuelto más críticas del body-shaming y la misoginia. Están cada vez más hartas de ser juzgadas constantemente por el tamaño de sus senos, el tono de su piel, la forma de su cuerpo y si son vírgenes o no. Ahora, muchas consideran burlarse del cuerpo de los hombres, especialmente de sus genitales, como una forma de contraataque.

Algunas de estas feministas llaman a los hombres “agujas”, “palillos de dientes” y “hongos enoki” —que hacen referencia a los penes pequeños— para criticar sus comportamientos sexistas, actos de acoso o simplemente su arrogancia, que muchas mujeres creen que son producto de una sociedad patriarcal.

“Esos hombres del metro siempre tienen las piernas abiertas. ¿No tienen un lugar para poner sus hongos enoki?”, publicó una mujer en Weibo, el sitio de microblogging.

“¿Los hongos enoki están llamando gordas a otras personas?”, señaló otra publicación. “Puedes perder peso si estás gordo. Pero no puedes hacer nada si lo tienes pequeño”.

En las plataformas de redes sociales como Weibo y Douban, la búsqueda de “hongos enoki” arrojó al menos cientos de publicaciones similares criticando a los hombres. Algunas usuarias de Internet escribieron publicaciones extensas analizando lo que consideraban tamaños decepcionantes de hombres chinos, citando registros de vendedores de condones.

Publicidad

Pero Xiao Meili, una activista feminista de la ciudad suroccidental de Chengdu, dijo que al burlarse de los genitales de los hombres, muchas mujeres están protestando por el body-shaming que han experimentado.

La táctica también tiene el peligro de potencialmente promover la narrativa convencional que asocia la masculinidad con los penes grandes, dijo Xiao.

“Puedo entender por qué muchas lo dicen como una forma de confrontar a quienes están en el poder”, dijo. “El mundo tiene muy pocas opciones para que las mujeres ataquen a los hombres. A veces, las mujeres simplemente nos aferramos a lo que tenemos cuando estamos enojadas”.

pinching hand meme

Los memes que se burlan del pene se utilizan en todo el mundo, pero se han vuelto particularmente controvertidos en países donde los movimientos feministas encuentran una fuerte resistencia de los hombres jóvenes que se sienten frustrados por ser atacados en una sociedad que ya está plagada de competencia incesante.

En Corea del Sur, las mujeres están usando el emoji de la “mano pellizcando” para burlarse de los penes pequeños de los hombres, en protesta contra las disparidades de género. Pero los grupos de derechos de los hombres perciben ese activismo feminista como odio contra los hombres.

En China, los hombres también se han ofendido y han atacado a las activistas feministas por avivar una guerra entre dos géneros. Algunos han acusado a las mujeres de menospreciar a los hombres chinos y favorecer razas extranjeras, por la creencia de que poseen genitales más grandes.

Kailing Xie, investigadora sobre género y política en la Universidad de Warwick, dijo que las voces más agresivas en la comunidad feminista, que a menudo se incrementan en las redes sociales, podrían alimentar divisiones y potencialmente dañar el movimiento por los derechos de las mujeres.

Dijo que burlarse del tamaño del pene también promueve el mito de que el placer sexual de las mujeres se trata solo de tamaño y no ayuda a las mujeres a entender cómo darse placer a sí mismas.

“Es genial que las mujeres jóvenes se sientan empoderadas de alguna manera para hablar sobre sexo”, dijo Xie. “Pero en términos de cómo crear un espacio constructivo y alcanzar un tipo de entendimiento, no creo que sea útil burlarse de los genitales de nadie”.

Sigue a Viola Zhou en Twitter.