seguro que barça y madrid también lo hacen

El Darmstadt 98 alemán ofrece abonos gratis a sus fans más desfavorecidos

El SV Darmstadt 98, de la Bundesliga alemana, ha presentado su última (y muy loable) iniciativa: ofrecer abonos de temporada gratis a sus fans con ingresos más bajos.
19.7.16
EPA Images/Arne Dedert

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Justo antes del inicio de su segunda temporada en la Bundesliga, el SV Darmstadt 98 alemán ha anunciado sus planes para ofrecer abonos de temporada gratuitos a sus aficionados con ingresos más bajos. Tras 33 años en las categorías inferiores del fútbol germano, el Darmstadt ascendió la pasada temporada a la máxima categoría por primera vez y se ha convertido rápidamente en un símbolo del triunfo de la modestia.

La revista alemana Kicker ha detallado las condiciones de la oferta del Darmstadt, abierta especialmente a trabajadores con ingresos bajos y pensionistas; los niños y adolescentes de familias numerosas también pueden acogerse a esta iniciativa.

El Darmstadt y la Bundesliga misma han diseñado el programa conjuntamente. Markus Pfitzner, vicepresidente de la competición, ha asegurado a Kicker que la responsabilidad social es "muy importante" para la liga: "Queremos dar a los residentes más desfavorecidos de Darmstadt la posibilidad de ver a su equipo en directo. Estamos encantados de poder ofrecer estos abonos para la próxima temporada".

La concejal Barbara Akdeniz, del ayuntamiento de Darmstadt, se ha mostrado igual de entusiasmada con la iniciativa del club: "Es importante mantener una sociedad integrada y luchar contra la exclusión social, y es por eso que es tan importante que el Darmstadt esté de nuestro lado".

El club germano tiene una larga tradición de compromiso social y realiza grandes esfuerzos para interrelacionarse con sus fans tanto dentro como fuera del estadio. El objetivo de esta última iniciativa es devolver al fútbol la accesibilidad que debería caracterizarle: en el contexto actual, donde los clubes parecen obsesionados con los ingresos de los palcos VIP, esta idea parece una isla paradisíaca en un océano de codicia.