nba

Thunder vs. Rockets: mismo espectáculo, identidades diferentes

Los Cavs y Warriors llegarán a las Finales, pero aún podemos disfrutar partidos como el de anoche en Houston.
6.1.17
© Thomas B. Shea-USA TODAY Sports

Una secuencia, incluso si se trata de la última de la noche, no cuenta la historia completa, especialmente en un partido tan alocado y con tantos puntos con el de anoche en Houston entre el Thunder y los Rockets. De todas formas, los últimos momentos del encuentro lograron resumir lo acontecido. Con un puñado de segundos en el reloj y el marcador empatado a 116, Rusell Westbrook condujo el balón, burló a James Harden, y lanzó un triple que rebotó la parte trasera del aro. Por otro lado, Harden se sacó la marca de encima, atrapó el rebote, y vio a un libre Nenê dirigirse al tablero. Harden pasó el balón, Nenê lo atrapó y recibió una falta, y sus dos tiros libres sentenciaron el partido.

Publicidad

En el espectáculo entre los dos presuntos favoritos para llevarse el premio MVP de la NBA, Westbrook ganó el duelo individual, anotando 49 puntos en contraste con los 26 de Harden, y superó su marca personal más alta con ocho triples. La estrella del Thunder pasó la mayor parte de sus 37 minutos en la duela paseándose por la defensa de Houston. Se apropió del perímetro y del aro, donde se cansó de hacer fintas y layups. En general lució imparable, y Harden bien a secas.

Sin embargo, Harden tuvo quien lo ayudara. Nos regaló destellos de su virtuosismo —una finta en el primer cuarto sobre Westbrook provocó que la jugada se repitiera una y otra vez—, pero los demás jugadores de los Rockets también aportaron lo suyo. Los cinco titulares de Houston acumularon estadísticas de dos dígitos. Antes de anotar los dos tiros libres del gane, Nenê sometió a la línea frontal del Thunder con su catálogo completo de fintas, y Eric Gordon salió de la banca para anotar 22 puntos y cinco triples. Como se esperaba del líder en asistencias de la NBA, Harden estaba más que dispuesto a generar espacios para sus compañeros. Si jugadas de este tipo resultan poco asombrosas es porque Harden nos tiene bastante acostumbrados.

Algunas esferas de la NBA colocan el partido de anoche como referendo. No se trata de un juego de uno contra uno. Este tipo de opiniones inmediatas y poco pensantes siempre ignorarán, brevemente, no sólo los números de asistencias de Westbrook (10.3 por partido, tan sólo detrás de Harden), sino también las diferencias esenciales entre los dos equipos. En las últimas temporadas, Houston ha logrado armar un plantel alrededor de su mejor jugador. En su primera campaña sin Durant, Oklahoma City tiene que arreglárselas como sea. Comparemos a Gordon con Victor Oladipo, el compañero de Westbrook. Gordon juega los últimos minutos con los Rockets y le permite a Harden abrir la duela y jugar libremente para crear jugadas. Oladipo prefiere tener el balón y conducirlo; precisamente lo que Westbrook hace.

Sin embargo, les dejamos un consuelo para el Thunder, equipo que ha perdido tres partidos consecutivos, y sus fans: horas antes del arranque, Cleveland fichó a Kyle Korver. Los Cavs y Warriors llegarán a las Finales, todas las temporadas, para siempre. Todo lo que los Rockets y el Thunder hagan no importará más. Así que no se preocupen y disfruten el espectáculo.