Ambivalent revela que casi pierde la audición tras presentarse en festival de Holanda

El norteamericano busca conscientizar al público electrónico sobre los peligros auditivos que conlleva el ámbito de la fiesta.
16.11.17
Imagen de archivo.

All Ears Campaign, como su nombre lo indica, es una campaña gestada por la plataforma musical británica Watch The Hype, con la que buscan conscientizar al público electrónico acerca de los peligros auditivos que conlleva el ámbito de la fiesta, haciendo especial énfasis en la enfermedad conocida como tinnitus.

Una de las historias que forman parte de la iniciativa es la de Kevin McHugh, mejor conocido en el circuito como Ambivalent. El DJ y productor estadounidense, conocido principalmente por su trabajo en el sello Minus, confesó la experiencia vivida en un festival de Holanda el año pasado, donde decidió presentarse sin protección para los oídos. Al transcurrir una hora de su set, el oído derecho de McHugh súbitamente perdió la audición, debido al cambio inesperado del sistema de sonido por un tono sinusoidal bastante opaco.

"Era como una de esas molestas señales de prueba que solían hacer en la televisión. Pero tomando un lado de tu cabeza. Corté los monitores de inmediato. Me comenzó a doler el estómago y pude sentir el frío del pánico hacerse cargo. No podía dejar de pensar en mí: ¿hasta acá llegué?, ¿así quedarán mis oídos para siempre?, ¿he arruinado el resto de mi vida como músico?", relata Ambivalent. "Esos pensamientos eran inevitables, pero el asunto urgente era cómo lidiar con la realidad inmediata de un rack que se acerca a un final, y una multitud de 1000 personas potencialmente infelices. No había otro DJ o personal del evento a la vista, solo yo, una multitud de bailarines, y este tono siniestro que me decía que había destruido todo. Mi mejor opción fue buscar un nuevo track, mezclarlo con mi buen oído en mis audífonos y esperar algún tipo de rescate. Repetí este proceso durante unos angustiosos 30 minutos antes de que alguien apareciera".

Por suerte, horas más tarde la audición de Ambivalent volvió a la normalidad mientras se dirigía al hotel. 18 meses después del pequeño susto, el norteamericano deja una grata reflexión: "Muchos de nosotros tenemos esto en común: amamos apasionadamente el poder emocional y físico de la música. Todos tenemos la misma vulnerabilidad: nuestros oídos son órganos delicados que no fueron construidos para el mundo moderno. Si amas el mundo que tus oídos te traen, es imprescindible que los protejas. Mi primer acercamiento con casi perder mi capacidad auditiva ha logrado que esa lección quede en mí de manera profunda".

Lee la entrevista completa a continuación.