Banda de Turistas ordena sus álbumes del peor al mejor

Banda de Turistas ordena sus álbumes del peor al mejor

En un mano a mano terapéutico y casi psicoanalítico, uno de los grupos más importantes y originales de Argentina revisó y desmembró su discografía.
23.11.17

“La idea es que califiquen sus discos del mejor al peor”, le decimos a Tomás Putruele (guitarra y voz), Luis Balcarce (guitarra), Bruno Albano (bajo y voz) y Guido Colzani (batería), cuatro de los cinco integrantes de Banda de Turistas con los que nos encontramos para pasar el rasero de su discografía. Los cuatro sonríen e intercambian miradas entre sí hasta que Guido rompe el silencio y dice: “Me gusta que arranque así la entrevista”.

Publicidad

Durante la primera década del siglo XXI, ningún grupo emergente argentino logró la evolución sonora y la proyección internacional de Banda de Turistas. Ha corrido mucha agua bajo el puente desde aquel 2007 en el que seis amigos adolescentes aún en edad escolar, editaron aquel Mágico Corazón Radiofónico que puso a hablar a toda la escena argentina sobre ellos y los posicionó inmediatamente como la banda emergente más interesante del país gaucho. 10 años después, con una lista más que nutrida de buenas canciones y una sólida discografía que los ha llevado a girar activamente por todo el continente desde hace 8 años, Banda de Turistas acaba de editar Mancho, un álbum que desde ya pareciera estarse convirtiendo en un nuevo hito en la carrera del grupo, al reencontrarse con la esencia de su álbum debut y llevar su sonido a un nuevo nivel de madurez.

A pocos días de dar inicio la gira con la que están promocionando Mancho en tierras aztecas, la cual va en su segunda semana, nos sentamos con el grupo argentino para realizar el difícil ejercicio de analizar uno por uno sus seis trabajos discográficos. “Está muy bueno esto que vos proponés de destruir nuestros discos y hablar con sinceridad, pero al mismo tiempo esa discografía es lo que hizo que nosotros hoy seamos la banda que somos”, advierte Luis antes de empezar con esta complicada tarea.

6. Ya (2012)

Luis: Sentimos que para ser un tercer disco y ya la banda haber ganado experiencia, quizá no está tan plasmado ese anhelo que teníamos de que las canciones sonaran de una manera y llegaran a su nivel, porque compositivamente estaban en un nivel pero quizás a nivel de interpretación y producción no le dimos todo el golpe de horno que necesitaban para hoy en día escucharlas y decir "Esto quedó impecable".

¿Sienten que se apresuraron?
Luis: Tiene que ver con los tiempos, sí. Los tiempos que se establecieron para hacer el disco y nuestro propio tiempo. Dimos hasta donde podíamos dar. El tiempo es una buena medida para interpretar lo que quizás faltó.

Publicidad

Entiendo que Tomás defiende un poco más este disco.
Tomás: Sí, yo defiendo un poco más a Ya que a El Retorno porque si bien Luis dice que la producción podía haber sido un poco mejor, lo cual es verdad, para mí tiene más climas y más posibilidades que El Retorno. Y sonoramente se grabó en un estudio en el que se trabajó un poco más el sonido y si te ponés a escuchar las canciones, compositivamente llegamos a lugares que no habíamos llegado y hay una gama linda de canciones como "Cada día" que tiene un muy buen trabajo de sintetizadores y que la seguimos tocando hoy en día; o "Encontrémonos" que compositivamente está en un nivel muy alto, pero que quizá después en la interpretación y en las versiones que grabamos no encontramos eso que uno busca en un disco, que es tratar de llegar a algo lindo y perfecto que perdure por su belleza. Sin embargo, yo escucho este disco y se me hace llevadero y lo puedo escuchar completo.

5. El Retorno (2010)

Tomás: Yo critico a este disco porque siento que las canciones en varios aspectos son vagas. Nosotros terminamos el primer disco y en vez de tocarlo por todos lados, nos encerramos a grabar el segundo disco enseguida y fue producto de un cierro de tres meses en la quinta en el campo de Guido en un lugar bastante aislado y nos las pasábamos leyendo libros de hermetismo y por eso las letras son muy originales. Pero siento que se le podía haber dado más trabajo a eso y cuando escucho el producto final me pasa que de repente escucho una percusiones altísimas que tapan la voz, guitarras que casi ni se escuchan… Como que siento que podía tener más trabajo ese disco.

¿Crees que eso se haya debido a la presión del éxito del primer disco?
Tomás: Yo creo que sí, pero más que por la presión en sí, creo que tuvo que ver con una inconsciencia nuestra de creer que la música era más libre. Se pudo haber trabajado más, era como que decíamos "tengo esta canción", nos encerrábamos en un cuarto y la tocábamos un rato y la grabábamos. Que está buenísimo porque tiene una frescura y una originalidad que quizá con tanta producción se hubiese perdido. Pero hoy analizándolo de lejos ese disco, casi no lo puedo escuchar, no así las canciones porque las seguimos tocando en vivo.

Publicidad

¿Y ustedes que piensan de El Retorno?
Luis: Para mí es un disco original y único que no se parece a ningún otro disco del rock argentino y eso a mí me lo pone muy por encima de Ya. Más allá de que el resultado no sea tan equilibrado a nivel de producción, hay que pensar que ese disco estuvo mezclado en 20 horas. Nosotros queríamos mezclar en Abbey Road por la mística e historia de ese estudio y el presupuesto nos dio para eso. Quizá por ese capricho el disco quedó como quedó. El ingeniero se entusiasmó al escuchar nuestra música y mezcló el disco, pero lo mezcló como si nosotros ya fuésemos unos músicos consagrados que tocan perfecto. Quizás hubiera requerido un poco de producción; sin embargo, es un disco que en el global a mí me cierra por originalidad y por único. No hay un disco igual en el rock argentino.

Guido: Ese disco además es una obra del primer tema al último. Vos lo ponés desde el principio hasta el final y es un disco que te va a hacer entrar a esa introspectiva de Banda de Turistas. No te va a llevar a un imaginario global, popular o social sino que es nuestro propio mundo. Todas las canciones se conectan entre sí. Desde “El Rogadero” hasta “La Traición de Helena” y pasando por “Lo comandas”. Todas tienen un metamensaje muchísimo más elevado que cualquier otro tema de Ya.

Bruno: Ya creo que es un disco más pretencioso y es una pretensión un poco desenfocada. El Retorno tiene una conexión con algo más natural. Tal vez la producción falló un poco pero estábamos tratando de demostrar algo que tal vez en Ya está un poco aparentado.

4. Lo que más querés (2014)

Guido: Ese disco tiene una desconexión a lo que es la continuidad de una obra en un disco. Se transformó en un manojo atado de canciones, no en unas canciones que forman un disco. Refleja la época quizá. Esa época en que empezaron a salir dos o tres singles en Spotify seis meses antes de que saliera el disco y antes de que saliera ya habíamos ido de gira a España, a México y por Argentina. Y de repente nos encontramos que nos faltaban tres cuartas partes de un disco y así fue que fuimos uniendo canciones.

Bruno: Fue como una recopilación. Fue difícil de hacer porque habíamos llegado a las 52 canciones, entonces estábamos muy perdidos en la elección y no sabíamos qué hacer. Es un disco muy irracional.

Publicidad

Sin embargo, en ese disco hay canciones muy buenas que llevan el sonido de Banda de Turistas a otro nivel, como “Estoy bien mal”, “Dejarte ir” o “Lo que más querés”, además de tener “Química” su mayor éxito hasta la fecha.
Tomás: Sí, tiene muy buenas canciones por separado. Es como una linda colección de singles pero no representa un sonido de Banda de Turistas. Estábamos un poco perdidos.

3. Cóctel de Instantáneo (2007)

Tomás: Ese EP fue grabado en un plan muy inconsciente. Es nuestro disco más inconsciente. Está grabado en dos o tres días, inventado en el momento, sin proceso de composición y construido en conjunto ahí. Eso lo hace particular. Hoy lo escucho y me parece que sigue estando bien, es el disco más raro que tenemos.

Bruno: Ese EP lo hicimos cuando ya estábamos componiendo y haciendo los demos para nuestro primer disco. Está muy bueno pero no tiene ninguna canción.

Luis: Otra cosa importante del EP, es que fue una punta de lanza para que el productor e ingeniero de sonido Mario Caldato Jr (Beastie Boys, Beck, Super Furry Animals, Ween, etc.) quisiera mezclarnos. Ese fue el material que nosotros le enviamos a Mario por email para mostrarle nuestro trabajo. A él le gustó y luego le enviamos los demos del primer disco y así fue que se dio esa relación. Teníamos no más de 20 años y es como que fuimos los primeros millennials argentinos, todo lo hicimos por Internet. No había precedente de eso.

Publicidad

Guido: Imagínate que cuando nosotros empezamos nació Facebook y nosotros no lo entendíamos hasta que después se fue desarrollando. Usábamos MySpace y la red social argentina Fotolog. Hoy en día cualquier cosa que hagas está a los dos segundos en cualquier plataforma social.

2. Mágico Corazón Radiofónico (2008)

Luis: Ese disco tiene una particularidad y originalidad que a mí me pone orgulloso porque me digo: "Esto que logramos es único". La conjunción fue perfecta entre las letras, la música que hicimos y la mezcla de Mario que fue decisiva. Todavía me sorprende hoy 10 años después de haberlo hecho. Creamos algo inconscientemente que después se fue repitiendo en nuestra discografía. Ese fue nuestro Big Bang.

Tomás: Es un disco completamente inconsciente. Eran todas cosas que nos pasaban y que teníamos ganas de poner en el disco y entonces las hacíamos. Llegamos a un sonido que no sé como se logró, fue mágico. Fue algo tan espontáneo que es difícil ganarle a eso. Tiene una gracia y una chispa extra con la que es muy difícil competir.

Bruno: A mí ese disco me parece muy bueno, sigue teniendo cierta vigencia y nos definió como grupo. Le tenemos mucho cariño porque lo hicimos en cierta manera para salvar nuestra vida. Estábamos en el último año del colegio y sabíamos que después de ese año íbamos a tener que estudiar o trabajar y configurar una vida que no queríamos porque queríamos ser músicos, salir de gira, grabar y hacer lo que hacemos ahora. Fue un disco que un poco salvó nuestra vida y nos abrió el camino para hacer una carrera en la música. Entonces le debemos mucho también.

1. Mancho (2017)

Guido: Yo creo que hay una conexión directa entre Mágico Corazón Radiofónico y Mancho. Sentimos que este disco está marcando un hito como etapa en el sentido de que arrancamos tocando con una inconsciencia y de repente llegamos a lo mismo 10 años después. Es como que Mancho es un disco en el que ya están los dos pies en nuestro sonido.

Luis: Definitivamente hay una conexión entre nuestro primer disco y Mancho. Como que después de 10 años sentimos que llegamos a una identidad y que estamos parados en un lugar. Es un disco que me encanta y lo escucho todo el tiempo en mi casa. Me gusta escucharlo en diferentes momentos.

Publicidad

Tomás: A diferencia del primero, este disco tiene una conciencia que antes no estaba. Se pensó un poco más sobre lo que queríamos y la búsqueda sonora está un poco más trabajada. La producción que hizo Norman Mac Loughlin es muy artesanal, buscó sonido por sonido lo que necesitaba cada canción. Se buscaba cómo hacer que cada tema llegara a un buen nivel de sensaciones y que transmitiera la esencia de la canción. Es un trabajo que buscamos y se logró.

Bruno: Después de hablar de todos estos discos de los que estuvimos hablando, no fallidos sino que tienen algunas cosas con las que no nos sentimos muy cómodos, es como que nos debíamos este disco y se dio de una manera muy honesta y natural, entonces tiene esa connotación para mí. Es un disco genuino y feliz que está hecho porque necesitábamos hacerlo para demostrar quienes éramos nosotros.

***

Banda de Turistas está de gira por varios Estados de México toda esta semana y hasta el 16 de diciembre. Checa las fechas más cercanas a tu localidad aquí.

Sigue a Richie en Twitter.