FYI.

This story is over 5 years old.

La policía de Río duda del robo denunciado por el equipo de natación de EEUU

Los atletas Ryan Lochte y James Feigen reportaron que fueron víctimas de un robo a bordo de un taxi, sin embargo las autoridades judiciales no confían en la versión de los deportistas debido a que no hay suficiente evidencia que confirme el hecho.
Foto di Michael Sohn, File/AP Photo
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Las autoridades de Brasil buscan interrogar a las estrellas estadounidenses de natación Ryan Lochte y James Feign para corroborar sus declaraciones sobre el robo a mano armada del que fueron víctimas durante los Juegos de Río, aunque parece que Lochte ya dejó el país.

Un vocero del Comité Olímpico de los Estados Unidos Patrick Sandusky, informó a las autoridades que los nadadores no estaban en la Villa Olímpica cuando llegaron a buscarlos para cumplir la orden del juez para recoger sus pasaportes.

Publicidad

"El equipo de natación se retiró de la Villa después de que terminó la competencia, así que los atletas no están disponibles", dijo Sandusky a Reuters. "Continuaremos cooperando con las autoridades brasileñas".

Ryan Lochte reportó haber sufrido un robo junto con Feigen y otros dos miembros del equipo en un taxi el domingo pasado, cuando regresaban a la Villa después de una fiesta.

Lochte, quien ha ganado 12 medallas, la última en la competencia de relevos 4x100, parece ya haber regresado a los EEUU. Feigen, quien también es parte del equipo ganador, dijo a San Antonio Express-News que seguía en Brasil, pero no dio más detalles.

El caso aumentó las preocupaciones por la delincuencia en Río, y desacreditó las afirmaciones de las autoridades brasileñas de que los 85.000 policías y soldados podrían mantener a salvo a los atletas durante los Juegos.

Estos son algunos de los incidentes de seguridad en los Juegos Olímpicos. Leer más aquí.

Las autoridades brasileñas no confiaron plenamente en la versión de los nadadores, por ello emitieron una orden judicial, la cual pedía que Lochte y Feigen brindaran mayores detalles sobre lo que pasó, luego de que la policía no encontrara suficiente evidencia que apoyara las declaraciones iniciales de los nadadores, además de notar contradicciones en sus versiones de los hechos.

La juez Keyla Blank también hizo énfasis en su tranquilo regreso a la Villa Olímpica luego del incidente, como lo demuestran las imágenes de las cámaras de vigilancia.

Publicidad

"Se puede ver cómo las supuestas víctimas llegan en buen estado físico y mental", expresó la juez, de acuerdo a los medios locales. "Incluso están bromeando".

La duda de las autoridades sobre la historia de los atletas ha desatado una polémica en las redes.

'De nada sirve ser un atleta de alto rendimiento si se dicen mentiras para denigrar la ciudad que los ha recibido'.

La cuenta oficial de Lochte en Facebook está llena de comentarios escritos en inglés por los enojados brasileños.

"No merecemos los abusos de un mocoso irresponsable", escribió Maria Auxiliadora Dos Santos Ferreira. "De nada sirve ser un atleta de alto rendimiento si se dicen mentiras e inventan historias para denigrar la ciudad que los ha recibido… sí, eres un perdedor".

Mientras tanto, aunque Lochte no ha emitido un comentario, allegados a él afirman que la historia es verdadera.

"No entiendo por qué hay tanta controversia", declaró este miércoles a AP el padre del nadador, Steve Lochte. "Prácticamente los sacaron del taxi y fueron robados. Lo más importante es que él está a salvo y sólo se llevaron su cartera y su dinero".

Ya de regreso en los Estados Unidos, Lochte cambió su versión original de los hechos. Sin embargo, insistió en que fueron asaltados en el taxi y hubo un arma de por medio.

"Esto es un completo circo", dijo a NBC Jeff Ostrow, abogado de Lochte. "Es una vergüenza que las autoridades brasileñas quieran voltear las cosas para hacer lucir a Ryan como un mentiroso".

Sigue a Jo Tuckman en Twitter: @jotuckman

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs