Asia y Pacífico

El gobierno chino advierte a EE. UU. que no tolerará su intervención en el Mar de China

Esta semana la administración de Trump dijo que ayudaría a proteger los intereses de todas las naciones que se disputan el control de esa zona marítima, pero China aseguró que eso podría dañar la paz y la estabilidad en la región.
26.1.17
Imagen vía Adam Warzawa/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El gobierno de China ha lanzado una advertencia: no permitirá ninguna intervención de Estados Unidos en el Mar de China, luego de que la Casa Blanca dijera esta semana que tomaría acciones para prevenir "una invasión" en la región.

En una conferencia de prensa realizada el martes pasado en Beijing, el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, dijo que el gobierno considera que el país norteamericano no tiene ningún poder sobre lo que sucede en esas aguas.

Publicidad

"Instamos al gobierno de Estados Unidos a que respete los hechos, que se exprese y actúe cuidadosamente para así evitar dañar la paz y estabilidad en el Mar de China, expresó Hua. "Nuestras acciones en el área son justas y razonables. No importa que haya cambios en otros países, la determinación de China para proteger su soberanía y derechos marítimos no cambiarán".

China presenta su nuevo jet de combate, ¿una copia del modelo norteamericano? Leer más aquí.

China proclama tener soberanía sobre casi todo el también llamado Mar del Sur, mientras que Vietnam, Filipinas, Taiwán, Malasia y Brunei de la misma forma afirman tener derechos sobre esa zona marítima. China ha reforzado su postura a través de programas para crear nuevas islas y patrullas navales en la región, una de las más transitadas en el mundo, con ganancias comerciales de aproximadamente 4,5 mil billones de dólares cada año, que además cuenta con una gran riqueza de gas y petróleo.

Los comentarios del gobierno chino son una respuesta a las palabras de Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca, quien aseguró que la administración de Trump "haría su mejor esfuerzo para proteger nuestros intereses", durante una conferencia de prensa.

'Están tomando el control de territorios que no le corresponden'.

Spicer se refirió a las islas sobre las que China asegura tener soberanía y dijo: "están en aguas internacionales y no forman parte de China propiamente, nos aseguraremos de defender los intereses internacionales contra cualquier invasión extranjera". Sin embargo, el secretario no especificó en qué consiste dicha estrategia.

Harry Krejsa, investigador en el Centro por una Nueva Seguridad Americana, especialista en temas de Asia y Pacífico, dijo a VICE News que la ambigüedad con la que habla la administración norteamericana es lo que ha vuelto tensas las relaciones con China.

China ordena la detención del joven activista que lucha por la democracia en Hong Kong. Leer más aquí.

"Para calmar la situación, sería necesario que la estrategia de Estados Unidos fuera clara" explicó Krejsa. "Tanta ambigüedad respecto a qué tan lejos están dispuestos a llegar puede resultar peligrosamente desestabilizador", añadió el investigador.

Los comentarios de esta semana son el último estira y afloja entre la administración de Trump y Beijing, y llegan sólo días después de las polémicas declaraciones que hizo el empresario y ahora posible secretario de Estado, Rex Tillerson. El hombre de negocios dijo que las acciones de China son similares a las de Rusia cuando ocurrió la anexión de Crimea. "Están tomando el control de territorios que no le corresponden", expresó Tillerson.

Publicidad

No es de sorprender que China reaccionara a tales acusaciones, incluso el diario China Daily publicó en su editorial algunas declaraciones sobre la administración de Trump, describiéndola como "una mezcla de ingenuidad, falta de visión, prejuicios y fantasías políticas".

Michael Jordan gana la batalla contra la piratería china. Leer más aquí.

Krejsa dijo que las declaraciones de Tillerson no intentaban ser provocativas, pero sonaron como si lo fueran. "Estoy seguro de que la administración de Trump no amenazaba con iniciar una guerra, pero podría interpretarse como una amenaza de bloqueo, lo que generalmente sí es considerado un acto de guerra".

De acuerdo al especialista, Estados Unidos necesita una "política exterior clara y bien articulada" para evitar que China continúe con los actos hostiles. "La administración de Trump parece no entender lo que está en juego, ni su papel en esta disputa".

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES