Chico Che Chico
Cortesía del artista

Chico Che Chico: El arribo del vástago de “Quén pompó?”

El hijo de la más grande institución de la música tropical mexicana, estrenó un disco con reversiones de los éxitos de su padre.
25.10.18

Si un jefe de la música tropical existe en México, ese es Chico Che. No hay falla con sus canciones. La que pongas donde sea que la pongas irremediablemente prende todas mechas. ¿Alguien lo duda? Aquí tres preguntas que al ser formuladas llevan a cualquiera a tararaear las historias que su autor trazó mientras se lamia los bigotes: “¿Quén pompó?”, “¿Dónde te agarró el temblor?” y “¿De quén chon?”. Hitazos imbatibles de la pista de baile, cañonazos certeros firmados hace décadas por el de los overoles y que, a pesar del trote del tiempo, a la fecha siguen sin toparse con un contrincante a la altura (acaso las composiciones de Rigo Tovar podrían dar batalla).

Al mando de La Crisis, Francisco José Hernández Mandujano domó la radio de los años setenta y ochenta con temas para sacudir la barriga en la playa (“Uy qué miedo”, “Me pasas el resto”), pero también con tonadas donde, sin temblores de mano, señalaba el miserable estado del país (“El peso flotando”, “El sustazo del negrazo”). El suyo es un cancionero sabroso, cachondo y rasposo que recientemente personajes como Lng/SHT, Caloncho, Rebel Cats, Okills y Comisario Pantera han retomado con la ayuda de, nada menos, el hijo de Chico Che, quien elocuentemente se ha bautizado como Chico Che Chico, en el disco compilatorio Quén pompó reloaded, donde repasa los éxitos más emblemáticos de su padre.

La tarea es riesgosa, pero Chico Che Chico se muestra confiado: “Lo que estoy haciendo con este disco es un homenaje, compartiendo un legado. Pero también enseñándole esas canciones a las nuevas generaciones. Este cruce nos permitirá acercarnos a los jóvenes y también a quienes siempre han escuchado a mi papá”. Enfundado en overol, con los ojos ocultos tras unas gafas oscuras, el heredero cumbianchero asume que carga con una “responsabilidad fuerte, pero trato de darle mi propia identidad a lo que canto. Estoy retomando las canciones de mi padre, pero al mismo tiempo guardando una distancia sana. Carreras como la suya ya no se dan, por eso quiero compartir una historia así de grande”.

NOISEY: ¿Cómo recuerdas a tu padre?
Chico Che Chico: Me tocó convivir con él cuando yo era un niño, en las giras, principalmente. Él siempre estaba de viaje y cuando yo tenía vacaciones me iba con él, lo alcanzaba en algún lugar del país. Antes todo era en autobús, y él contaba con su propio camión, ahí viajaba para todos lados. Pero también tenía una camper, y ahí nos íbamos mi hermano menor y yo; justo arriba del toldo de la cabina había un pequeño camarote, y ahí nos metíamos a dormir. La vida que conocí fue así, viajes, tocadas, bocinas e instrumentos.

Siguiendo con tu padre, pese a hacer música tropical, lo suyo era el rock. Sus comienzos fueron en esos polvosos terrenos.
Así fue. Grabó algunos discos de rock al inicio de su carrera, con Los Temerarios. Le encantaba esa música. Si pones atención puedes notar que lo que él hacía era una fusión de rock con cumbia (hay una versión de “¿Quén pompó?” así, muy rockera). Se fijaba especialmente en los guitarristas que lo acompañaban, para él era importante que fueran rockeros porque le gustaba mucho Carlos Santana y Eric Clapton. Cuando se murió abrimos un locker en la casa y encontramos muchos discos; Tracy Chapman, Dire Straits, Joe Cocker. Le gustaban mucho los Beatles, John Lennon, especialmente. “¿De quén chon?” era una canción que al principio no quería grabar porque entonces era así, como dices, muy rockero; de entrada fue complicado meterlo al estudio para que se decidiera al fin a grabarla. Y mira, terminó siendo el éxito que lo llevó a viajar por todo México.

Otra cosa que poco se sabe es que no nació en Tabasco, sino en el viejo DF.
Muchos lo toman a mal, pero lo tengo que comentar: así fue, nació en la hoy llamada CDMX. Sin embargo, donde comenzó a forjar una trayectoria fue en Tabasco. Desde muy pequeño se fue a Villahermosa para tocar rock con Los Temerarios y Los Bárbaros. Por muchos años fue la voz del sureste, hasta que nació Chico Che y La Crisis.

Durante los primeros días de La Crisis no usaba overol, después lo adoptó para convertirlo en su emblema. ¿Cuántas prendas de ésas habrá acumulado?
No sé cuántos overoles habrá llegado a acumular. En su momento sacamos toda su ropa, tenía mucha, pero yo no uso nada suyo, por respeto. Recuerdo un overol especialmente, el que se puso para el video de “Qué culpa tiene la estaca”, con el grabado de un sapo en un estanque. ¿Sabes qué coleccionaba? Llaves. Tenía la costumbre de llevarse las llaves de los hoteles cuando se la vivía de gira, imagínate, acumuló una gran cantidad.

1540491916956-2M6A2147

Foto cortesía del artista

Con todos sus objetos se podría llenar un museo.
Ya lo hemos pensado antes. Aprovechando que tendremos un presidente tabasqueño, vamos a proponerle que se concrete el plan de construirle un museo. Porque Andrés Manuel López Obrador es su fan, en varios discursos ha mencionado canciones como “Uy, qué miedo” y “¿Quén pompó?”.

Bueno, tu padre le hizo una canción al Negro Durazo y escribió un tema muy cotorro para el terremoto del 85, algo inimaginable en estos días de corrección política.
Se arriesgaba mucho. Al Negro Durazo le hizo “El sustazo del negrazo”. Ahora es sólo un recuerdo, pero entonces meterse con él era peligroso. “¿Dónde te agarró el temblor?”, la hizo apenas pasó el terremoto, pero por respeto hubo que esperarse tantito para hacerla pública. Grabó más de 400 canciones en 34 álbumes. Eran otros tiempos, otro tipo de carreras; a veces lanzaba hasta tres discos en el mismo año, así que hizo canciones con temática de todo tipo. La mayoría lo ubica por sus canciones chuscas, pero fue mucho más que eso.

Desde tu ver, ¿qué tienen esos temas, por qué siguen gustando tanto?, ¿cómo se convirtieron en himnos de tianguis y bautizos, bodas y borracheras de toda clase?
Mi padre se rodeó de músicos con mucha alma. Siempre buscó innovar. Mi teoría es que no importa qué tipo de música te guste, cuando conoces a Chico Che te haces fan, sus canciones le pegan a todos. ¿Qué tienen de especial? Mh. Honestidad, son honestas. Sencillas, honestas y con alma.

Conéctate con Noisey en Instagram.