Publicidad
Última hora

Todo lo que sabemos hasta ahora del atentado suicida de Manchester

Hay al menos 22 muertos y 59 heridos tras las explosiones en el Manchester Arena, durante el concierto de Ariana Grande.

por Staff de VICE, y VICE Staff; traducido por Mario Abad
23 Mayo 2017, 10:08am

Los servicios de emergencia en el Manchester Arena. Foto por Peter Byrne/PA Wire/PA Images

Anoche, un presunto terrorista suicida se hizo estallar provocando la muerte de al menos 22 personas e hiriendo a más de 50. Si finalmente se confirma que se trata de un atentado, el incidente ­–que se produjo cerca de las 22:30 de la noche en el vestíbulo del estadio, en el momento en que los asistentes abandonaban el recinto­– será el que se ha cobrado más víctimas en el Reino Unido desde el del pasado 7 de julio de 2005.

En las redes sociales, varios testigos aseguran haber oído un fuerte estruendo en el momento de encenderse las luces del estadio, y en varios vídeos puede apreciarse el pánico de los presentes tras la explosión. "Oí un estruendo enorme y de repente todo el mundo empezó a correr hacia nosotras, gritando y llorando", declaró a BBC Jessica, una de las asistentes. "Nos arrollaron para poder salir", añadió.

A medida que avanzaba la noche, comenzaron a conocerse los testimonios de otras personas que describieron la situación. "Todo el mundo entró en pánico", aseguraba Isabel Hodgins a Sky News. "El pasillo estaba a tope y olía a quemado; vimos mucho humo al salir de allí".

Andy Holey había llegado al estadio para recoger a su esposa e hija tras el concierto. "Hubo una explosión que me empujó hacia atrás unos 30 metros, de unas puertas a otras. Cuando me levanté, vi cuerpos por el suelo […] No hay duda de que fue una explosión y bastante fuerte. Ocurrió cerca de las taquillas, en la entrada del estadio", afirmó a la BBC.

Otros testigos aseguran haber visto clavos y tornillos dispersos por la zona del vestíbulo tras la explosión, lo que sugiere que podría tratarse de una bomba de clavos.

En un comunicado emitido poco antes de las 3:00, el jefe de la Policía de Manchester, Ian Hopkins, declaró: "Ahora estamos considerando el suceso como un atentado terrorista hasta que dispongamos de más información. Estamos trabajando codo con codo con la red policial antiterrorista nacional y con los servicios de inteligencia del Reino Unido".

A las 7.04 de la mañana de hoy, Hopkins dijo que se trataba de un solo atacante masculino que portaba un dispositivo improvisado que hizo detonar. Murió en la explosión.

Los servicios de emergencia llegaron en masa a la zona poco después de la explosión y desplegaron 60 ambulancias y 400 agentes de policía. El servicio de ambulancias afirma que ha transportado a 59 afectados por la explosión a hospitales y que ha tratado varios viandantes heridos por "lesiones que aparentan ser metralla", según la BBC.

Cerca de las 6.30 de la mañana, la ministra del Interior Amber Rudd ha emitido un comunicado en el que decía: "Ha sido un ataque inhumano que deliberadamente tenía por objetivo algunos de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad —los jóvenes y niños que estaban en un concierto de música pop. […] Esta misma mañana, más tarde, estaré en la Sala de reuniones de la Oficina del Gabinete (o COBRA, por sus siglas en inglés) que preside la primera ministra, para recopilar más información, para saber más sobre este ataque en particular, y ahora mismo no puedo hacer más comentarios al respecto".

Rudd añadió: "El terrorismo ya ha afectado anteriormente a la gran ciudad de Manchester. Su espíritu no se doblegó; su comunidad siguió adelante. Esta vez se ha tratado de un ataque en particular sobre los más vulnerables de nuestra sociedad. Su intención era propagar el miedo; su intención era dividir. Pero no se saldrán con la suya".

La Policía Metropolitana ha escrito un tuit en el que dice que hoy habrá más agentes de policía por las calles de Londres a raíz del ataque.

Aunque nadie ha reivindicado el ataque, los simpatizantes de ISIS lo han celebrado en las redes sociales. En un vídeo, un hombre enmascarado que sujeta un letrero en el que se lee "Manchester" con la fecha de hoy ha dicho, "Esto es solo el inicio. Los leones de Estado Islámico de Irak y el Levante empezamos a atacar a todos los cruzados".

Debido al ataque, los partidos políticos británicos han suspendido las campañas de las elecciones generales. En un comunicado, Theresa May ha dicho: "Estamos trabajando para determinar todos los detalles. Tenemos presentes en nuestros pensamientos a las víctimas y las familias de los afectados". Jeremy Corbyn ha tuiteado un comunicado que empezaba así: "Estoy horrorizado por los espantosos acontecimientos de la noche anterior en Manchester. Todo mi apoyo a las familias y amigos de aquellos que han fallecido y de los afectados".

Una fan de Ariana Grande a las afueras del estadio tras el atentado

Una fan de Ariana Grande a las afueras del estadio. Foto por Peter Byrne/PA Wire/PA Images

El alcalde de Manchester, Andy Burnham, ha emitido un comunicado en el que dice: "Londres se recompuso [después del 7 de julio] y, del mismo modo, Manchester, a su manera, se recompondrá, resistirá y se mantendrá unido. Así somos. Así lo hacemos. No ganarán. Estamos de luto —hoy nos han herido— pero como dije al principio, somos fuertes, y esta ciudad ya ha superado días difíciles en el pasado y lo mismo haremos ahora".

Líderes mundiales como el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, el primer ministro japonés Shinzo Abe y el presidente de China Xi Jin Ping, han hecho llegar sus condolencias. Donald Trump ha dicho que los responsables son "malvados" y "unos perdedores", y ha añadido: "Todo nuestro más absoluto apoyo y solidaridad para la gente del Reino Unido".