FYI.

This story is over 5 years old.

505: dentro del cuarto de Shifted

En su habitación de hotel en Bogotá, Shifted nos dijo cosas así: “No soy el puto Elton John, estoy haciendo techno, música hecha por jodidas máquinas”.
29.7.15
Imagen cortesía del artista.

*Entrevista realizada por Nathalia Guerrero y Cristian Herrera.

''Buenas noches, ¿don Alexander? Acá lo esperan para una entrevista… Bueno señor, ya les digo'', dice un señor bajito de bigote y cándido. Era el recepcionista del pequeño Hotel Casa Real. Previamente le habíamos dejado saber que en la habitación 505 nos esperaba Shifted, o bueno, don Alexander para él.

Ambos lentamente nos miramos, haciéndonos a la idea que algún Alexander Jaramillo saldría saludándonos: ''¿Qué más pues, muchachos?''. Para asegurarnos que no pasara, le preguntamos si Alexander era extranjero, ''Sí, claro'', responde el petiso guardían de la entrada. Entre un consuelo y nervios, esperamos entonces a que baje nuestro "Alex '', ese que en un par de años supo ganar terreno y posicionarse como uno de los estandartes de la más reciente oleada de productores techno. Y como si nada, tras tocar sutilmente la puerta del cuarto 505, Shifted nos recibía con un efusivo saludo, una predisposición entusiasta que pocas veces percibimos, inclusive con artistas del plano local.

Publicidad

Guy Alexander Brewer, antiguo miembro del dúo Commix –el mismo que supo brillar en el legendario sello de Goldie, Metalheadz­–, vio cómo el drum n' bass iba perdiendo interés a la hora de comprar discos, mientras que el noise y el industrial iban ganando cada vez más espacio en su colección. Fue así como nació Shifted, un proyecto osado pero sólido donde Brewer, desde el anonimato, encontró la forma de explorar los terrenos más sombríos del techno. Guy decidió iniciar sus propios sellos, Avian, en el mismo año que empezó con Shifted, y Mira, que fundó un año después. Ambos labels se han vuelto el hogar de artistas con un aura musical profunda y oscura, dados a la experimentación, como SHXCXCHCXSH o Sigha.

Nunca supimos si Guy le respondió al recepcionista en español, y no se lo preguntamos. En vez de eso, le indagamos sobre sus inicios en el dnb, por el público de los maxi festivales, sobre la búsqueda del loop perfecto y cuál era su lugar favorito para tocar, todo para tratar de entender un poco cómo Shifted entiende su propia música.

Afirmaste que el dnb se había convertido, con el tiempo, en una parodia de sí mismo. ¿Por qué lo piensas? ¿Presenciaste algún tipo de proceso?

Cuando tenía 14 ó 15 años estaba metido de lleno en el drum and bass. Cada disco que compraba me obsesionaba, me volaba la cabeza. Había un paisaje muy interesante en la escena en ese momento, y con el tiempo se fue deteriorando, se fue volviendo la copia de una copia de una copia… después de eso llegó el dubstep, que tuvo una gran acogida, sobre todo en el Reino Unido. A este nuevo género se le unieron muchos productores de dnb que se casaron con él. Todo el mundo se mantenía al tanto de lo que sucedía con el dubstep en esa época, y básicamente lo que sucedía con él, era que sonaba más fuerte que el resto de música, pero de una manera muy horrible.

Publicidad

Como una locura poco original.

¡Sí! Siento que es comparable a lo que está pasando con el EDM, que ahora todo el mundo lo produce.

¿Nos podemos aventurar a decir que el dubstep te parece como el EDM del drum and bass?

Sí, correcto. Y yo nunca quise hacer parte de ese pedazo. Nunca he querido hacer música cursi, ni música dance diseñada para estadios gigantes. Yo no soy eso. Hubo un momento en el que me di cuenta que solo me gustaban cinco o seis artistas de dnb, y cuando eso pasa es hora de hacerte a un lado. Al mismo tiempo me iba adentrando más y más en el cuento del techno, un género que encontraba cada vez más interesante: mucho noise, mucho industrial… eso era lo que estaba comprando. Ese fue el fin de mi relación con el dnb, estaba muy cansado de él, necesitaba un nuevo comienzo.

Hablaste de música cursi en el dnb, ¿crees que pasa lo mismo con el techno?

Claro, hay mucha música cursi en el techno. Por ejemplo Alex Stein. Él hace lo suyo, yo hago lo mío, pero es muy inusual que me pongan a tocar con un artista como él en el mismo espacio, sería muy raro que en ciudades como Ámsterdam o Berlín me pongan a tocar en medio de dos artistas que toquen techno cursi; no pasaría, o no pasa tan seguido como me pasa en otros lados.

Podría aburrirme también del techno. A veces me aburro, pero la diferencia es que este género tiene muchos más elementos que me mantienen interesado. Puedo durar tres días trabajando solo en sonidos de percusión, y a la otra semana, si me aburro de eso, puedo empezar a trabajar en la caja de ritmos… Hay muchas cosas dentro de este género que me mantienen interesado, y no creo que hubiera tantas cosas en esa época dentro del dnb. Cuando tenía 16 ó 17 años nunca habría dicho lo mismo porque estaba enamorado del género, pero hoy es diferente. Quizá en diez años el dnb vuelva a ser una escena maravillosa de la que me vuelva a enamorar.

Publicidad

Pero por ahora parece que vas de largo con el techno. Comenzaste a producirlo de manera anónima, al parecer porque querías que la gente se fijara en la música por su esencia misma, y por nada más. Ahora que saliste de esa etapa anónima, ¿Crees que lograste el objetivo que querías?

Yo quería saber si lo que estaba haciendo era algo verdaderamente bueno, y no algo que simplemente tuviera mi nombre. Saber eso en ese momento era muy importante para mí, saber si estaba haciendo buen material, o si a la gente le gustaba solo por lo que hacía antes. Esa era básicamente la razón tras el hecho. La respuesta que recibí es que gente que yo respetaba empezó a poner mis tracks.

¿Como quiénes?

Regis, Function, Dettmann… Los putos astros. Gente que me entusiasmaba mucho en ese momento, poniendo mis canciones. Luego los conocí y hablamos de muchos temas…

Básicamente lo lograste

Sí.

Basándonos en lo anterior, ¿cuál es la importancia que le das a ponerle nombre a las cosas dentro de tu carrera musical?

Siempre depende. Hay veces que no tengo ni la más puta idea de cómo nombrar una canción y termino saliendo con cualquier cosa, y hay otras veces donde sé exactamente cómo se va a llamar. Soy un gran creyente de que mi música siempre debe ser algo más que la suma de sus partes, necesita tener algo más al final, algo más que la música misma. Por ejemplo cuando compro y escucho música, pienso en el disco mientras escucho sus canciones, luego me fijo en la portada, en si tiene imágenes raras o algo… Empiezas a entender la vibra del disco.

Publicidad

Empiezas a entender el disco como un concepto unificado.

Exactamente. No importa si no sabes completamente de qué se trata este concepto, es más un estímulo que se siente. El nombre, el artwork, las imágenes que usa el disco, muchísimas cosas.

¿Todo el conjunto de elementos que mencionaste podría ser una razón de peso para haber creado Avian?

Esa definitivamente fue una de las razones por las que empecé el sello. Es divertido sacar discos, es divertido escoger el artwork, y cuando todo funciona junto puedes decir que te involucraste en todas las partes del proceso para sacar tu disco en físico, y ese es un sentimiento putamente especial. También hice Avian porque quería imprimirle mi propia estética a las cosas que publicaba. En el pasado saqué discos con personas a las que no les importaba tanto esa estética, esa sensación alrededor del producto. Solo querían sacar tracks de techno, sin fijarse en nada más. Esa no es la forma en la que yo hago las cosas.

Esa debe ser la mejor parte de manejar un sello, ¿cuál es la peor parte?

Lidiar con las cosas que salen mal: los retrasos, los discos mal prensados… También mantenerse al día con todas las cosas que requiere un sello. Ese tema no fue tan complicado los últimos años, pero en este, particularmente, ha sido bien difícil. He viajado de Oriente a Occidente desde que comenzó el año, no he parado ni un momento en mi casa, y francamente ya estoy cansado de eso. Estoy desesperado por un poco de calor de hogar, por un poco de espacio para mi cabeza. Cuando tu ritmo de vida empieza a andar a mil, te empiezas a dormir en los laureles: "mierda no he hecho esto, no he hecho lo otro", y el lío es que tienes a muchas personas detrás tuyo que confían en ti, y te dan su música para que la saques. Una cosa es cuando se trata de tu propia música. Pero cuando alguien pone su confianza en ti de esa manera, no puedes defraudarlos, esa es la parte mala. Por eso acabo de conseguir un label manager, para que me ayude con el sello, porque bajo ningún motivo quiero parar con Avian, es una parte de mi vida que disfruto mucho.

Publicidad

Nadie quiere que pares, el sonido de tu sello es serio. ¿Cuándo oyes a algún artista cómo sabes cuando es Avian o no? ¿Has unificado de alguna manera la búsqueda musical que emprendiste con tu sello?

Escucho todo tipo de material, y no puedo explicarte en palabras cuándo sé si un sonido debe pertenecer a mi sello, pero claramente la música de Avian tiene algo especial cuando la escucho.

Como un hilo conductor…

Sí, es algo que sientes. Me pasó cuando recibí el demo de los suecos SHXCXCHCXSH, ¡Eran muy buenos!, y fue de las únicas veces que decidí incluir en Avian a un artista que me mandara un demo, de resto ha sido más conociendo gente, o amigos, o amigos de mis amigos. Es muy difícil escuchar todos los demos, recibo cerca de 100 por semana. No puedo con todos, necesito tiempo para hacer mi propia música, o para mantener una maldita vida. Necesitas gente con la que tengas la confianza suficiente para decirles que la canción que acaban de hacer es una mierda, y con gente que no conozco es más difícil hacer eso.

Afortunadamente estos chicos de SHXCXCHCXSH nunca han metido la pata, siempre han tenido muy clara la idea de quiénes son, de qué manera quieren presentarse, y más importante que eso, sacan música conmigo y ya, no se ponen a sacar canciones con mil sellos, no hay ningún puto punto en hacer eso. Hay gente que se dedica a eso, a sacar trabajos en cada maldito sello en vez de escoger un solo hogar, y eso es lo que trato de hacer con Avian, trabajar con unos pocos, y ya.

Publicidad

Supongo que es lindo crecer con un sello, madurar el sonido rodeado de tu gente. A la final serás un artista con hogar, y si te vas en busca de muchos sellos por ese afán de ser masivo, muy probablemente no lo logres, ¿no lo crees?

Yo creo que la mayor razón para eso es el afán de los artistas por acumular conciertos y más fama en redes sociales, fotos en Facebook y esas cosas. Es vergonzoso, pero puedo entenderlo, porque al comienzo tomar ese tipo de decisiones es algo complicado, uno no sabe qué va a funcionar y qué no. Uno solo tiene que calmarse, y hacer lo suyo.

¿Sentiste ese mismo afán cuando estabas iniciando en Commix?

Sí, probablemente. Era muy joven, tenía apenas 22 años cuando empecé a tocar y producir, ha pasado un tiempo desde entonces. Tienes que ser paciente: si eres bueno, eres bueno.

Volviendo al tema de Commix, ¿Qué te quedó de Commix, en cuanto a técnicas de producción?

Obviamente me moldeó, así fue que aprendí a hacer música. Me tomó un tiempo salir de esa manera de producir, porque el dnb se trata de estructura, y con el techno te tienes que olvidar de eso, es algo que en vez de medir, se siente. Uno tiene que apagar ese switch estructural y más bien concentrarse en sentir cuándo se debe añadir, quitar o cambiar algo en la canción. Fue un poco complicado para mí alejarme de ese pasado de producción musical.

Entendiendo que vienes de un pasado dnb como Marcus Kaye, ¿no han hablado acerca del nuevo material que ambos hacen ahora, o quizá hayan pensado en hacer algo juntos?

Publicidad

Conozco a Marcus desde hace un buen tiempo, de hecho hace poco se mudó a Berlín y quedamos de vernos pronto. Pienso que lo último que ha hecho como productor ha sido putamente increíble y ambos hemos tenido un gran desarrollo en diferentes áreas del techno, pero nunca he hablado de eso con él. Recuerdo que en 2004, 2005 él era un capo para mí, nada podía llegar a ser mejor que eso. Fue uno de los últimos grandes artistas de dnb, a mi criterio.

Ahorita mencionaste el tema de la estructura a la hora de producir, y eso me recuerda a que en entrevistas previas afirmabas que tus canciones funcionan en forma de bloque: es un loop que se repite por muchos minutos, se mantiene y muere. ¿Cómo sabes cuándo el loop debe terminar, cuando la canción está completa?

No lo sé, solo lo sé. Algunas veces simplemente pienso "esto ya se está poniendo aburrido" y lo termino, así, sin más…

Por ejemplo Robert Hood dice que Dios es el que le muestra cuándo deben terminar sus canciones…

Bueno, de algo puedo estar seguro, y es que Dios no tiene nada que ver con mis producciones.

Te hago lo pregunta por la manera en la que entiendo la estructuras de tus canciones. De pronto el final de una canción o de un bloque de loops dentro de esta obedece a alguna lógica en tu cabeza o a algún sistema que hayas creado.

Mi música se trata básicamente de encontrar el loop perfecto, de encontrar sonidos que pueda sentarme a oír una y otra vez por mucho tiempo, sin sentirme aburrido. Cuando eso pasa, siento que es tiempo de cortar la canción. Cuando me pongo frente a las máquinas (porque ya casi no hago música en el computador) y veo las lucecitas parpadear, cambió aquí, cambio allá, hago tal efecto, y en un momento siento que es momento de grabar, de manera inexplicable.

Publicidad

Recordamos la primera vez que escuchamos los discos que hiciste con el nombre de Pacific Blue, nos voló la cabeza.

¿En serio? Yo odio esos trabajos.

¿No volverías a usar ese nombre de nuevo?

No. De hecho tengo muchos amigos que han intentado convencerme de usar de nuevo ese nombre: ¿Hey, qué ha sido de Pacific Blue? De pronto rescato dos canciones de esa etapa, pero para mí el resto suena igual, y siento que no suena como yo. Es música para clubs, y yo no soy eso.

¿Qué ha pasado con tu otro sello Mira? ¿Muchos viajes y poco tiempo?

No he sacado nada, de hecho voy a acabar Mira, básicamente porque a estas alturas Avian y Mira se convirtieron en lo mismo, entonces no había punto. Empecé a pensar que podría poner la música que estaba seleccionando en ambos sellos y no habría diferencia. Entonces Avian se va a volver el único sello. De hecho planeo sacar una compilación del sello dentro de poco, la primera que haré.

¿Tienes fecha para eso?

No tengo idea, apenas he seleccionado dos canciones. Toca esperar un poco, ser paciente. No solo se viene la compilación, se vienen muchos discos próximamente.

Nathalia y Cristian afuera del Restaurante Pizzería Sopas y Tablitas. Justo arriba tocó Shifted en Bogotá. Sí, es en serio. Foto por Juan Pablo López.

Pensando en el trabajo de A Model Authority que hiciste con Sigha, ¿no han planeado un live juntos próximamente?

Sí, hicimos ese álbum juntos hace como dos años. Cuando lo hicimos estábamos emocionados por iniciar un nuevo gran proyecto, pero lo dejamos enfriar, porque cada uno vive muy ocupado. Pero hace poco hicimos material nuevo y la idea es por fin hacer un maldito live. Salga lo que salga sé que va a ser bueno y va a ser divertido, Sigha es mi mejor amigo, las cosas con él siempre resultan bien.

Publicidad

Hace poquito leímos en tu Twitter que te preguntabas cómo sería tocar un tema de Prurient en el club Space, Ibiza. ¿Finalmente lo hiciste?

No, para nada. Quería irme de esa isla lo más pronto posible; concluí que Ibiza no es para mí.

Nunca hemos ido, pero han dicho que es una isla donde hay de todos para todos.

Sí, es verdad, de pronto me quedé con una mala impresión del lugar. Hubo momentos que disfruté, y es una isla putamente hermosa, pero la gente que tuve en frente mientras tocaba fue el peor público imaginable. Es como si hubieran cogido las peores personas de Alemania, Italia, Inglaterra y España, y los hubieran puesto frente a mí, a escuchar canciones que no querían oír. Ante eso solo podía pensar, "sáquenme rápido de este puto lugar".

Es que definitivamente Space no es tu nicho.

Totalmente de acuerdo. Eso fue justo antes de venir acá, así que llegué de muy malas pulgas, el único lugar que contemplaba era mi casa, consentir a mi perro y descansar, pero en vez de eso estaba en Ibiza.

Ojalá Colombia ya te haya subido el ánimo. Es que tener un público difícil debe ser algo bien complejo de manejar. Un público que no importa qué toques, igual no les va a gustar .

Hace poco hablaba con Sigha acerca de eso, y concluí que 60% de los toques que hago tienen un público de mierda, básicamente. Otro 20% tienen un público más malo de lo habitual, y el 20% restante son los mejores toques, con un público excelente.

Publicidad

Suena a un porcentaje horrible.

Lo es. Por ejemplo esta noche sé que va a ser divertido, porque es un lugar pequeño, solo 100 personas. Generalmente prefiero sitios pequeños, es mejor.

Ojalá quedemos dentro de ese 20% que es bueno. En esta época de festivales por todo el mundo y de masas exigiendo música 24/7, debe ser muy complicado satisfacerlos a todos. ¿No sientes cuando tocas en esos festivales que 'vendes' tu sonido de cierta manera?

Nunca va a ser posible lograr satisfacer a todo el mundo. Yo diría que la palabra no es venderlo sino doblarlo, reducirlo, y hay gente que es verdaderamente buena en eso. Pero no lo digo por todos los festivales. Por ejemplo, hace dos semanas toqué live en Awakenings en fente de 45.000 personas, y me estaba cagando encima de mis pantalones, pero esa presentación sí la disfruté mucho. No es que quiera hacerlo cada maldita semana, siento que destruiría mi creatividad y me destruiría como persona. Es mucho más probable que regrese emocionado e inspirado al estudio si toqué en un lugar pequeño con un buen sonido, donde la gente aprecie esa onda noise, o al menos sepa qué putas les estoy poniendo a oír. Cuando toco en estos festivales grandes y terribles termino pensando: "mi mamá tenía razón".

¿Tienes un lugar favorito en el mundo para tocar?

Sí, pero no voy a mencionarlo, es el mismo lugar que todos prefieren y ustedes ya deben saber de cuál hablo. Es el mejor lugar para tocar, la vibra que tiene por dentro me sigue dando escalofríos. Todos dicen lo mismo, pero es de verdad lo que se siente.

¿Crees que nombres grandes del underground se venden cuando se presentan por ejemplo en Ibiza, o en festivales grandes?

Pienso que a la gente le gusta mucho hablar, y es gran parte gracias al internet. Ahora todos tenemos una puta opinión acerca de todo, y la verdad me parece una mierda. Parece que hay una ola actual de puristas del techno oldschool, y la verdad que se jodan. O sea, Ibiza ha sido la casa del techno por muchos años, solo porque en los últimos años haya ganado una mala reputación de techhouse a lo Jamie Jones, no quiere decir que siempre haya sido así. Es lo que es. Hay un punto donde ya no se trata de la música, sino que a la gente le gusta involucrarse. Que hablen, no importa.

No recordamos bien de qué se trataba, pero una vez en RA te peleaste con un fan…

Sí, de hecho lo disfruto. No entro usualmente a esas páginas, pero si alguien dice algo sobre mí, obviamente voy a responder, es mi derecho como ser humano. No soy el puto Elton John, estoy haciendo techno, música hecha por jodidas máquinas, ¿entonces por qué no puedo responderle a un maldito nerd en Nebraska en el sofá de su mamá que tiene su portátil entre las piernas con la página de RA abierto? Obviamente voy a decir algo.

¿Qué podemos esperar esta noche (se refieren al gig en Bogotá el jueves 18 de julio)?

Esperen techno. Alguna mierda bien oscura y extraña que los haga bailar, lo que me gusta tocar.