Drogas

Duración, adicción y ansiedad: 15 realidades del crack

Nos acercamos a un experto para conocer de forma certera los mitos más populares que giran alrededor de esta sustancia.
6.7.18
a
ilustración por @sinmuchasfotos

Artículo publicado por VICE México.

En México son muchos los mitos sobre el consumo de crack, mejor conocido como piedra. Esta droga, creada con la combinación de bicarbonato sódico y clorhidrato de cocaína, se ha vuelto tan popular en este país que se cuentan muchas historias, la mayoría trágicas, respecto a su consumo.

Algunos dicen que es bastante adictiva y te convertierte en una especie de Medusa porque todo lo quieres convertir en piedra. Otros la recomiendan, más que por sus efectos, por su bajo costo. También la han relacionado con la marginalidad, e incluso se ha considerado como la cocaína de las clases menos privilegiadas.

Publicidad

Para entender un poco más de la sustancia y de sus efectos en nuestro organismo hablamos con el psicológico Óscar Ávila, especialista en adicciones por la UNAM, y esto fue lo que nos contó.


Es más potente que la cocaína: Depende

Todo depende de la pureza de la sustancia y de el nivel de consumo. Aunque son drogas con efectos muy similares, el crack, al ser fumado, entra en contacto con el sistema respiratorio y llega directamente al sistema nervioso; por ello, algunos de sus efectos pueden presentarse de manera más agresiva e inmediata en el organismo.

Lección: conoce bien la piedra si vas a consumirla.


Su efecto pasa rápido: Sí

La sustancia no ingresa de manera directa al torrente sanguíneo, sino a los pulmones, y eso hace que llegue muy rápido al cerebro, pero al no quedar retenida en el sistema circulatorio, sus efectos, aunque son potentes, duran poco tiempo.

Lección: no esperes que su efecto dure lo mismo que el del LSD.


Es la droga más adictiva: Depende

El crack es una sustancia que afecta directamente al sistema nervioso, ya que sus alcaloides invaden los sistemas de placer en el organismo pero no se retienen en el sistema, lo que provoca una necesidad de consumo frecuente que puede llevar a la dependencia. Pero otras drogas, como la heroína u otros opiáceos, tienen un nivel de adicción similar.

Lección: no te enganches.

Las drogas y los límites


Sufres cambios de humor: Sí

Su consumo te produce euforia, pero al pasar el efecto puedes presentar un bajón en tus emociones, porque tu cuerpo desecha la sustancia. Es por ello, que en un momento te puedes sentir feliz y en otro muy decaído. Es un constante ir y venir de emociones en el corto tiempo en el que se consume una dosis y otra.

Publicidad

Lección: si fumas piedra, conoce sus efectos.


Te hace violento: Depende

Los efectos del crack en el organismo duran unos 20 minutos. Durante ese tiempo, la persona se mantiene en un momento de euforia, lo que puede provocar conductas inusuales y en ocasiones peligrosas, pero no de agresión. El problema llega cuando pasa el efecto, ya que la ansiedad es muy fuerte y provoca brotes psicóticos entre los consumidores frecuentes, lo que puede generar un estado de irritabilidad y agresión hacia los demás.

Lección: conoce tu organismo y no malvibres a nadie.


Afecta al corazón: Sí

Al ser una droga que afecta al sistema nervioso, provoca que se acelere tu ritmo cardiaco. Eso es bastante peligroso porque además de generar problemas en el corazón a largo plazo, puede producir taquicardia y arritmia, que te pueden llevar a un infarto y a la muerte.

Lección: cuida a tu corazón.


Los principales adictos son de grupos sociales menos privilegiados: No

El momento de auge del crack fue a partir del año 2000. Se convirtió en una droga muy popular por sus efectos y su bajo costo. Pero aunque hoy en día sigue siendo muy accesible económicamente para los consumidores, su precio depende de la zona en que se compra y de la pureza de la sustancia.

Lección: las drogas no discriminan.


Su uso durante el embarazo perjudica al feto: Sí

Esta droga estimula las áreas de placer que tenemos en el cerebro y si se consume durante el embarazo es probable que el feto presente los mismos efectos que la madre. Esto afecta su desarrollo y producirá posibles cuadros de ansiedad y estrés cuando nazca.

Publicidad

Lección: cuida a tu bebé.


Te adelgaza: No

Su consumo genera una situación placentera que te hace olvidar las necesidades básicas del organismo, como comer o dormir. Pero no sólo inhibe el apetito, también el deseo sexual. Es decir, lo que te adelgaza no es la droga, es que te olvidas de comer cuando la fumas.

Lección: come sanamente y haz ejercicio.


Las consumidoras pueden amamantar: No

Si la madre consume crack, es probable que el bebé presente convulsiones o taquicardia, ya que la leche materna se mezcla con los alcaloides y químicos que se consumen al fumar la droga. Por ello no es recomendado amamantar, ya que los efectos de la sustancia son más potentes en los infantes y duran más tiempo: un promedio de 60 horas en el organismo del menor después de haber sido amamantado.

Lección: se responsable con tu recién nacido.


El síndrome de abstinencia es peor que el de otras drogas: No

El síndrome de abstinencia del crack se presenta en el organismo con mayor rapidez que otros, pero es muy similar al de la cocaína. Vas a sufrir una fatiga intensa, patrones de sueño bastantes inusuales y mucha desesperación.

Lección: no abuses de ninguna sustancia.


Causa ansiedad: Sí

Una de los principales efectos del crack es la ansiedad. Se presenta casi de manera inmediata cuando pasan los efectos de euforia que genera el consumo. Es común que sientas una gran necesidad de consumir otra dosis. Es como si no existiera la sensación de saciedad después de consumirla.

Publicidad

Lección: no dañes a otros por conseguir piedra.


Produce depresión: Depende

Depende del contexto y tu estado de ánimo en el que la consumas. Si estás triste, al pasar el efecto de la sustancia, es muy probable que te sientas peor. Si la pruebas por primera vez, quizá no te sientas decaído emocionalmente. Pero si eres un consumidor habitual de crack, es bastante común que presentes cuadros de depresión que intentarás calmar con la sustancia, lo que generará mayor ansiedad y depresión. Es como una bola de nieve que no deja de crecer.

Lección: busca ayuda con un especialista.


Te vuelves paranoico: Sí

La cocaína y sus derivados, en cualquiera de sus presentaciones, provoca que se creen cuadros psicóticos y esto desencadena paranoia, ya que el consumidor, por lo regular después de mucho tiempo de consumo, comienza a desarrollar conductas de tipo delirante: se siente observado o perseguido, y en ocasiones presenta alucinaciones y hasta tendencias suicidas.

Lección: no te confíes con ninguna droga.


Te genera convulsiones: Sí

Los alcaloides presentes en el crack producen problemas neurológicos y deterioro neuronal, eso genera problemas con la sinapsis —la comunicación entre las neuronas— y la habilidad motriz, lo que puede provocar convulsiones entre los consumidores que se agravan con el tiempo y la ingesta crónica de la sustancia.

Lección: cuida tu cuerpo.