FYI.

This story is over 5 years old.

Este es el tipo que compró el disco de 5 millones de dolares de Wu-Tang Clan

Y todavía no lo ha escuchado.
9.12.15

Desde que el Wu-Tang Clan anunció que estaban haciendo un disco único titulado Once Upon a Time In Shaolin, hubo muchas especulaciones sobre quién sería el que compraría el disco, que costaba cinco millones de dólares. Primero, hubo una campaña en Kickstarter en la que se esperaba reunir la cantidad de dinero suficiente para comprar el disco y destruirlo. Luego, todo apuntaba a que Quentin Tarantino, un gran fan del Wu-Tang, lo había comprado, pero resultó que el comprador real es mucho menos emocionante. Bloomberg Business publicó un artículo en la que narran toda la historia del disco, desde su creación hasta el proceso de compra, y revelaron que Martin Shkreli era quien había comprado el álbum. Por si no lo conocen, Shkreli es un enorme fan del emo, quien hasta hace unos meses era el socio silencioso de Geoff Rickley, el ex-vocalista de Thursday, en su disquera Collect Records. Todo eso terminó cuando Rickley, quien es el fundador y CEO de la compañía farmacéutica Turing Pharmaceuticals, elevó el precio de Darapim —una droga para combatir el VIH y el cáncer— de US$13.50 a $750 la pastilla. Esa noticia causó indignación alrededor del mundo, obviamente, con artículos del New York Times detallando las protestas de miles e incluso con pronunciamientos en contra de tales abusos por parte de los candidatos presidenciales Hillary Clinton y Bernie Sanders.

Publicidad

«Shkreli escuchó sobre Once Upon a Time in Shaolin y pensó que estaría bien ser el dueño. Atendió a una sesión privada para escucharlo en el Standard Hotel, organizada por el co-fundador de Paddle8, Alexander Gilkes. Shkreli, quien se describe como un recluso, recuerda que Gilkes le dijo que si compraba el disco, él tendría la oportunidad de estar más cerca de celebridades y raperos que lo quisieran escuchar. “Entonces me convencí que tenía que comprarlo", dice Shkreli. (Paddle8 declinó comentar para esta historia, citando su política de secreto profesional). También pudo comer con RZA. “No teníamos mucho en común", dice Shkreli. “No puedo decir que logré conocerlo mucho, pero obviamente me cayó bien"».

Shkreli también detalló la controversia que enfrentó tras haber incrementado el precio del Darapim.

«A Shkreli parece causarle un poco de gracia la controversia. Dice que es su deber como el CEO de Turing maximizar las ganancias de sus inversionistas. “Lo que salió de esa conversación, es el hecho de que para esto me contrataron”, dice Shkreli. “Es como si alguien criticara a un jugador de basketball por anotar muchos puntos". Además añade que ha tratado de que el Daraprim sea más accesible en los hospitales. Mientras tanto, le ha estado jugando algunas bromas a sus críticos. En octubre, donó US$2,700 a la campaña de Bernie Sanders, el rival de Clinton, los cuales fueron donados a un centro de salud en Washington. Después Shkreli aplicó a una pasantía en la campaña del senador de Vermont. “Me gusta este juego”, dice».

Publicidad

Sin embargo, lo que más temía Shkreli era que haber alzado el precio de la droga afectaría su compra del álbum del Wu-Tang Clan.

«Shkreli parece haber estado más consternado con la manera en que el Wu-Tang Clan reaccionaría en relación a la disputa del Daraprim. “Estaba un poco preocupado porque creía que iban a cancelar el trato", dice. “Pero para ese entonces ya estaba cerrado. Desde ese momento todo ha sido como, ‘Bueno, ¿queremos anunciar que fue él fue el comprador? ¿No lo anunciamos?’ Creo que estaban tratando de ocultarlo". Paddle8 dice que no revelan la información de sus clientes».

Peor aún, ni siquiera ha escuchado el disco y dice que está esperando una oportunidad para hacerlo.

«Aún no ha escuchado Once Upon a Time in Shaolin. Está esperando una ocasión en la que se sienta bajoneado y necesite algo que realce su espíritu. “Me podría convencer de escucharlo si Taylor Swift lo quiere oír o algo así", dice Shkreli. “Pero por ahora, creo que lo voy a guardar para otro día”.

Shkreli siendo Shkreli tuiteó lo siguiente:

If there is a curious gap in your favorite artist's discography, well, now you know why.

— Martin Shkreli (@MartinShkreli) December 9, 2015

Lean la fascinante historia completa en Bloomberg Business.