Siete nuevas bandas de Tijuana que te urge conocer
Foto cortesía de la banda

FYI.

This story is over 5 years old.

Siete nuevas bandas de Tijuana que te urge conocer

La ciudad fronteriza lleva años sirviendo como base de algunos de los proyectos musicales más emocionantes en México, y aquí hay siete nuevas propuestas que lo demuestran.

Vaya Futuro, cuando fueron a grabar a Islandia

El D.F no es la única ciudad en la que están sucediendo cosas interesantes a nivel musical en el panorama independiente mexicano, sino que además, probablemente nuestra tan querida y desastrosa capital, está comenzando a rezagarse en cuanto a propuestas y nuevos movimientos sonoros que propongan y disparen algo verdaderamente bueno.

Vamos: si analizáramos a los nombres que conforman a nuestros playlists de “bandas nacionales”, notaríamos que si bien el 90% viven en la Ciudad de México, el 85% no son originarias de aquí, y que sus comienzos se dieron en ciudades como Monterrey, Cancún, Zacatecas, Mérida y Guadalajara, entre muchas otras más. Sin embargo, de entre todas estas ciudades y regiones mencionadas, existe una cuyos pasos están comenzando a marcar una diferencia, y que si bien aún no logra una presencia fuerte en la capital, vaya que vale la pena seguirle de cerca para no perdernos su increíble futuro.

Publicidad

Como el título deja bastante claro, me refiero nada más y nada menos que a la caliente, fronteriza y siempre llena de leyendas urbanas (“Donkey & The Bride”) Tijuana, una ciudad que si bien en plan de broma muchos tienen en mente como el destino preferido del “Kamp Krusty”, fuera de toda esa cábula aburrida y gastada, es probablemente uno de los lugares más relevantes a nivel de propuestas hoy en día en nuestro país.

Hablar de Dani Shivers o San Pedro el Cortéz quizás esté un poco demás, y es que ¿qué podría yo decirles de estos reconocidos proyectos que no se haya dicho ya? Si bien ambos caminan en líneas completamente distintas, me parece que sus nombres son ya muy conocidos y valdría más la pena centrarnos en lo nuevo, nuevo. Lo que apenas está comenzando a hacer ruido, lo que apenas está saliendo de entre las piedras y lo que nos da razón para estar escribiendo/leyendo esta nota.

Para entender el porqué del revival de la escena en Tijuana, tenemos que sumergirnos hasta principios de los 90, cuando comenzaban los primeros pasos de Staura, una banda conformada por Gaby Spica, René Soberanis (mejor conocido como Loopdrop, otra gran banda de dicho escenario) y Omar Foglio, un personaje que más adelante se convertiría en el promotor #1 de la escena independiente en Tijuana, dándole vida al Swenga Fest en el ‘95.

¿Por qué es importante mencionar a Loopdrop? Pues bueno, durante la trayectoria de este proyecto, el público local comenzaría a voltear sus cabezas hacia lo que sucedía en los pocos foros y bares que contaban con un espacio para bandas en ese entonces, y a través de esta clase de iniciativas y apoyos, otros nombres como Ibi Ego cobrarían vida a principios del 2000, junto con bandas de la misma línea como Shantelle.

Publicidad

Así como era importante mencionar a Staura y Loopdrop para dar a entender que ellos lograron consolidar un terreno fértil para el nacimiento de Ibi Ego y Shantelle, el haber traído al tema a estos dos últimos es igual de importante para que comprendan el porqué de la llegada de Celofán (eventualmente conocidos como Vaya Futuro), Mint Field, Policías y Ladrones, Grenda y sí, hasta Dani Shivers.

Puede que la labor de Rubén, You, Gabriel Duprat y David Bravo en Ibi Ego (así como la de Eric Curiel y Julio Pillado en Shantelle) no fueran una influencia directa en todos los proyectos que están a punto de escuchar, pero así como cualquier otro pionero, ellos iniciaron algo que además de volver a darle un segundo aire a la música independiente de Tijuana, inspiraría a todos esos músicos primerizos, a no necesariamente tomar a The Strokes o cualquier otro grupo extranjero como ejemplo a seguir, sino a clavarse en su escena local y comenzar sus propios proyectos siguiendo esos mismos pasos.

¿El resultado? Una nueva oleada que si bien no abarca a todos las bandas que llevan ya años haciendo cosas, como San Pedro El Cortéz, sí recorre a varias nuevas propuestas que no tienen mucho tiempo (algunas ni un año) de haber comenzado.

Mint Field

De finales del 2013 para acá, el shoegaze comenzó a sonar en diversos foros de la República Mexicana. Un ejemplo de esto son los Bleak Boys de Aguascalientes, Hexagrams de León, Pure Morning de Sinaloa y claro, Los Mundos de Monterrey/D.F. Sin embargo, el enfoque sonoro que todas estas propuestas abordaban se bañaba de toques sombríos y matices un tanto obscuros, que daban la impresión de llevar acercamientos o muy recargados en el punk, o muy recargados incluso en temáticas tristes y melancólicas. Quizás es por eso que a la llegada de una banda como Mint Field, las cosas comenzaron a dar un giro un poco más alegre.Primeras Salidas, el EP debut del trío conformado por Amor Amezcua, Estrella Sánchez y Andrés Corella, muestra un lado más colorido y alegre de este género, quienes además le agregan un toque de noise-pop.

Publicidad

Mint Field es una banda joven, que apenas está descubriéndose a sí misma, pero con un gran talento que poco a poco le ha ido dando forma a la dirección que seguirán en el futuro. El 2016 será un año importante para ver los cambios en su sonido y su fortalecimiento como banda.

Late Nite Howl

La música de Pablo Dodero, A.K.A Late Nite Howl, me provocó un sentir de tristeza y nostalgia que normalmente llega cuando tengo a muchos amigos en casa durante una buena cantidad de tiempo, pero al momento en que se van y cada quien regresa a sus destinos, todo pareciera tornarse un tanto gris —un vacío. Su hermoso concepto folk no abusa de los acordes alegres ni de las canciones melosas, sino que más bien pretende rendirle tributo a su tristeza y depurarla a través de poéticas canciones que se desenvuelven en hábiles arpegios y una voz muy profunda.

Feeling Sad y qué? Probablemente Late Nite Howl es el mejor soundtrack para sentirlo, sacarlo y seguir adelante.

Vaya Futuro

Probablemente de todas las bandas que actualmente están rondando por el D.F y que además, están verdaderamente logrando cosas a nivel nacional e internacional, Vaya Futuro sea el referente más importante de todas las provenientes de Tijuana.

¿Recuerdan que al principio de este texto les hablaba de la importancia de Ibi Ego y Shantelle? Pues bueno, Luis Aguilar (vocalista de Vaya), fue de esos primerizos que al verles en vivo, se puso como meta llegar al status de estos mismos. Muchas sorpresas se llevaría más adelante pues, al inspirarse no sólo en artistas extranjeros, sino en sus bandas locales favoritas, el proyecto que formaría junto a Miguel Ahuage, Aldair Cerezo, Armando Aguilar y Lou Ross, llegaría incluso a viajar a Finlandia, a grabar en el mismo estudio que Damon Albarn y Björk entre muchos otros más, junto el increíble Ben H. Allen, productor del Fading Frontier de Deerhunter.

Publicidad

Vaya Futuro es de esas bandas que difícilmente creo se vayan a convertir en algo “de culto” porque al final, tienen todo para hacer un breakthrough internacional al nivel de Lorelle Meets The Obsolete. Sin embargo en lo que eso sucede, los invito a sumergirse en su nuevo álbum titulado Perro Verde y Triste que recientemente salió a la venta, y que de las mejores cosas que han salido en este 2015 a nivel nacional.

Grenda

Otra de las cosas sumamente interesantes de la nueva oleada de talentos independientes en nuestro país, es la edad con la que muchos productores y músicos están no sólo incursionando en la música, sino logrando cosas grandes y dándose a conocer de manera tan temprana.

Grenda —cuyo nombre real es Eduardo Amezcua—, es uno de estos ejemplos, pues con sólo 17 años de edad ha logrado crecer paso a paso desde sus pequeños gigs en MEEP (Música en el Patio, dinámica de shows y videos realizada allá), hasta el aniversario de las CyberWitches en Guadalajara e incluso a tocar en la edición de MUTEK México de este año.

Su música mezcla varios ritmos y vertientes que si bien no se establecen en un concepto concreto, definitivamente denota pequeños pasos rumbo a lo que más adelante conoceremos como un “Grenda más maduro”. La realidad es que al escucharlo se siente cómo todo parte de una exploración por encontrarse a sí mismo, y eso es quizás lo más emocionante de escuchar a este joven productor, quien a la par de artistas como Norbert Duke de Forecast In Rome (originarios de Guadalajara), ofrecen un live show completamente profesional que es obligatorio ver, para comprender en totalidad su sonido.

Publicidad

Policías y Ladrones

Existen dos caras de la música garage en México: La vieja escuela de Los Explosivos, Los Chicos Problema, Mustang 66 y hasta Los Monjes, que en los años 60 se consagraron como uno de los padres de este género, y, por supuesto, la nueva escuela de bandas con muchísimas sub-ramas y vertientes dentro de su sonido, como lo son Los Blenders, O Tortuga, Dinosaurios Surf Club y otras más.

En el caso de Policías y Ladrones, yo colocaría al 70% de la banda en la nueva oleada, pero dejaría el otro 30% flotando hasta encontrar un mejor concepto, porque si bien no precisan el toque clásico de Los Monjes o Los Explo, sí se desentienden del acelerado y rápido juego de rasgueos de Los Blenders y O Tortuga. Para entenderlos más, su situación geográfica les ha brindado mucho de los sonidos norteamericanos que comúnmente llegan a la frontera y dan ese toque extra a los proyectos que nacen en ciudades de este tipo. Sin precisar un aspecto punk abusan de sus distorsiones, pero no dejan a un lado aquellos dulces matices pop que nos hacen repetir sus canciones una y otra vez cuando las escuchamos en sus audífonos.

Al final, este conjunto conformado por Alonzo, Iván, Luis y Andrés Corella (quien también forma parte de Mint Field), retoma mucho del aspecto sucio de las propuestas emergentes que, como podrán notar en esta lista, parecieran inclinarse a tendencias menos punk, para dejarle a este y otros nombres como San Pedro el Cortéz, la responsabilidad de crear pequeños moshpits y reventar bocinas en los improvisados escenarios de Tijuana.

Publicidad

Entre Desiertos

Lejanos a todas estas bandas que parecieran precisar de sonidos muy distorsionados (ya sean garage, noise o shoegaze), lo de Entre Desiertos va más de una tendencia pop muy agradable pero que no por eso debemos de considerar menos experimental.

Este joven conjunto que no tiene tanto tiempo de haberse puesto a trabajar, y su música está más recargada hacia un aspecto de “rock alternativo”, pero que no se cierra a jugar con otros instrumentos para dar vida a canciones ligeramente más conceptuales. Recientemente liberaron su primer trabajo de estudio que rápidamente subieron a Bandcamp, y éste más que decirnos “ a qué suena Entre Desiertos”, más bien nos tira una pista de “a qué podría sonar Entre Desiertos”. ¿Por qué? Porque cada canción pareciera denotar un toque distintivo como diciendo lo mucho que podrían hacer si siguieran esa línea, pero sólo dejándonos con la pequeña prueba de esta misma.

Siento que Entre Desiertos aún tiene mucho por demostrar, pero para haber dado sus primeros pasos, no está mal.

Ramona

Rolas para pasar la tarde, darle play y no prestar mucha atención a lo que sucede a tu alrededor. Debo confesar que Ramona da el feel de ya los has escuchado en otra parte, hace mucho tiempo. Quizás esta es mi manera amable de decir que no siento me propongan nada nuevo, pero no por eso puedo dejar de fuera a otro proyecto que ya se mudó de Tijuana al D.F y que además, poco a poco, ha ido dando pequeños pasos para crecer y hacerla en grande.

Jesús Guerrero y compañía formaron parte de una serie de bandas que en los tiempos de Roberto Orozco en Discos Intolerancia, lograron tener un buen alcance mediático, acomodándose con otros proyectos de este tipo como Jandro. Si bien no entiendo muy bien por qué, con el tiempo que lleva, Ramona no ha hecho un breakthrough más relevante, quizás me queda claro que en una escena capitalina que precisa más de proyectos ruidosos en vez de canciones cheesy, estos no se hayan clavado muy bien en el gusto de la gente. Pero bueno, como dije anteriormente van dando pasos pequeños y tal parece ser que no planean parar.

Estos son los proyectos que últimamente nos ha lanzado Tijuana, y cuyas carreras llevan menos de un año (a excepción de Vaya que apenas comenzó su verdadero camino bajo este nuevo nombre).

Honestamente creo que la República Mexicana tiene músicos por todos lados que traen cosas mil veces mejores que la de extranjeros que solemos idolatrar. Más adelante estaría bueno seguir recorriendo a otras bandas de otras partes de provincia, pero de momento estoy seguro que estos nombres, si bien puede no llegar a amarlos, algo bueno tendrán que añadir a sus playlists.