FYI.

This story is over 5 years old.

Bandcamp, ¿Santuario de la música independiente o cuna del meme-core mexicano?

Qué gran momento para ser mexicano, de veras. Una guía personal al submundo jabonoso de Bandcamp en México hoy.
11.7.16

Hoy en día los servicios para escuchar música están haciendo lo mismo que en su tiempo hizo la industria del radio. La payola en Spotify o Apple Music es tan vigente hoy en día como la acción de darle un dinero al locutor de los 40 Principales por poner a HAASH todo el día, la única diferencia es que ahora HAASH aparece en un banner de tu servicio musical favorito, al lado de La Arrolladora Banda Limón y Jessy y Joy. Por eso y otras razones, plataformas como Bandcamp son tan importantes: fomentan la interacción directa con el músico (y su cartera), emulando casi a la perfección la oferta y la demanda de música original.

Publicidad

Pero como suele pasar en las plataformas digitales, independientemente de su función se convierte en un nido de trolls, los cuales despliegan otro tipo de talento con el afán de demostrar que tan expansiva puede ser la definición de música. Desde hace meses me meto a Bandcamp buscando lo más reciente o lo más vendido de México, y cada vez más se convierte en una experiencia similar a Facebook: la diversidad de las publicaciones varía desde lo más solemne a-lo-más violento a-lo-más ridículo que puedes escuchar en el lapso de cinco clicks. Después de escuchar cientos de proyectos nacionales que aparecen esporádicamente en Bandcamp, decidí compartirles esta guía comprensiva de navegación auditiva.

México es la nueva capital mundial del black metal y no mucha gente lo sabe

Cuando la gente piensa en metal pesadísimo con inclinación esotérica, México no es el primer país que viene a la mente, pero eso cambia cuando te das cuenta que Xalapa, Irapuato y CDMX tiene sus propios sellos exclusivamente dedicados a vender música oscurantista. No estamos hablando exclusivamente de black metal, las variaciones van desde trash, death, suicide, hasta post-black-metal-shoegaze (lo que sea que eso signifique). Algunos de estos sellos mexicanos se han dedicado también a promover metal de Venezuela, Rusia y otras partes del mundo como una manera de promover el metal Mexicano. A pesar de no tener miles de seguidores, estos perfiles rara vez regalan su música, y eso les ha funcionado para que usuarios en países muy metaleros como Noruega contribuyan comprando sus lanzamientos.

Somos una verga para el vaporwave (a pesar de ser en pleno 2016)

Hay cosas que los mexicanos adoptamos porque son una razón para hacer que alguien más se cague de la risa. Por eso somos tan buenos y creativos para los memes. De igual manera somos expertos en vaporwave y francamente creo que es porque tenemos mucho material con el cual trabajar, desde Vuela Vuela hasta El Sol de México tenemos mucha música que está a solo un pitch-down de darte chingos de risa y ponerte a bailar quedito.

Esa rica historia de música pop cagada nos ha ayudado a desarrollar el oído de una manera impresionante, y proyectos como Teorema del Meme y Sentidos Apuestos lo han captado muy bien, tomando música del esquema mundial como Las Manos Quietas y convirtiéndola en genialidades de Vaporwave. Hasta tenemos proyectos de Vaporwave basado en Metal, qué gran momento para ser mexicano de veras.

Las víceras tambien son música

Hay un lado de Bancamp que es bastante 4Chan. Mínimo en cuanto a iconografía, ambos tienen muchas imágenes de mujeres animé (o en su defecto, mujeres reales) siendo bañadas en semen y mutiladas hasta sangrar. Pero en Bandcamp tenemos música para acompañar estas imágenes para que el terror se te meta también por lo oídos. En general encontramos muchos proyectos agresivos y de contenido cuestionable, con tags como putrid, gore, grind, hasta ese subgénero que consiste en sonidos de cochis (arriba). Diversión para toda la familia pues.

Es bastante bizarro meterte a la página y ver música inspirada en bukake, pero cuando lo piensas dos veces te das cuenta que va de acuerdo con las dinámicas sociales del país, combinadas con la obsesión con la cultura japonesa que se ha dado en diferentes partes de México. Aquí son llevadas a un extremo increíblemente violento. La música en sí tiene mérito por ser especialmente repugnante, pero no pasa de ser una curiosidad que te topas muy seguido en la búsqueda musical.

Demasiada gente tiene acceso al sitio, o a Internet en general

En el pseudocumental de Banksy, Exit Through The Gift Shop, el enigmático artista concluye diciendo que tal vez algunos de nosotros no nos deberíamos dedicar al arte a pesar de que en teoría todos podemos. Esto es algo que el repertorio de Bandcamp te recuerda una y otra vez si eres un buscador dedicado y le das click a cualquier portada que te llame la atención. Para nada estoy diciendo que está mal que quien sea haga música, eso es algo que como sociedad, estuvimos esperando por mucho tiempo: la democratización de las artes. Pero cuando esa democratización genera algo como Bochini, es normal sentirse bastante abrumado.

No confundamos música cagada con música propositiva con nombres cagados, como este EP de Veston Vulture que se enfoca en cómo debe oler el cabello de Ximena Sariñana. Pero ciertamente se pueden perder buenas oportunidades en la plataforma cuando hay tantos proyectos de broma. Vengo de la generación HTM (Hazlo tu mismo, pueden usarlo para sustituir DIY porque regionalismo), en la que muchas personas que no se les consideraba talentosas lograron trascender en el underground creando orquestas digitales en una versión pirata de Fruityloops, utilizando conceptos intrínsecos a la exploración de nuestra cultura. Entonces sí impacta mucho toparse con proyectos basados en comida mexicana…

Algunos proyectos triunfan aquí, básicamente el nuevo Myspace

Sí, la plataforma no es ideal, hasta la fecha no he escuchado de un grupo en México que logre abrirle a HAASH gracias a Bandcamp, pero muchos cumplen con satisfacer la necesidad esencial del músico: ser escuchados. Grupos increíbles como MUERTE, Los Blenders, Equinoxious han usado la plataforma para sacar versiones físicas de sus discos y sonar en partes del mundo que no se esperaban. Lorelle Meets the Obsolete, Juan Cirerol y RITUALZ han encontrado nueva vida vendiendo su música por aquí, hasta eminencias como Murcof han aprovechado la herramienta para promover material nuevo. En general el movimiento nuevo de Garage en México ha usado la plataforma para sobresalir.

En tiempos de guerra entre plataformas y mientras los ejecutivos de Soundcloud agarran la pinche onda y dejan de borrar la música de artistas independientes, vamos a tener pocas opciones para escuchar música nueva. O sea ¿El radio? ¿MTV? No todos pueden estar tan preocupados por tu salud mental/auditiva como lo estamos aquí en Noisey. El ejercicio de escuchar absolutamente todo lo que te ofrece una plataforma como Bandcamp es bastante inútil, pero después de leer esto espero que estén mejor preparados para sus propias excursiones cibernéticas.

O bueno, no me hagan caso y escuchen este Vaporwavesito inspirado en 7-Eleven:

***Pro-tip: Si ven música de algo llamado Rodrigo y Gabriela, no le den click.

Joey Muñoz no va a escuchar los demos que le mandes de Bandcamp, síguelo en @joeytijuana