Winona manda: Nueve canciones sobre la protagonista de ‘Stranger Things’

Es imposible no enamorarse de Winona Ryder.
1.8.16

Winona Ryder en Stranger Things.

Vayamos donde vayamos, todos hablan sobre Stranger Things, la serie de Netflix que tiene enganchado a medio mundo. En la oficina, a la hora de comer, tomando una cerveza, leyendo cualquier página de internet. Incluso sin haberla visto todavía, es imposible no dejarse llevar por la euforia, aunque sólo sea por la buena noticia que supone que Winona Ryder vuelva a estar en el candelero.

Winona Ryder fue una de las mayores musas para todo indie que pasase su adolescencia durante los 90. Aparecía en nuestras películas favoritas, en nuestras canciones favoritas, y en nuestros chismes favoritos. Tengo una amiga que decía que para un músico, salir con Winona Ryder era sinónimo de triunfo (con buenos discos, no sólo por las noticias del corazón) y lo cierto es que así fue para Beck, Dave Pirner (Soul Asylum), Conor Oberst (Bright Eyes) o Ryan Adams, pero también estuvo con músicos de grupos como Counting Crows o Third Eye Blind, así que ni siquiera su puntería está libre de uno que otro gatillazo. De cualquier manera, aprovechamos la vuelta de la toda poderosa Winona Ryder, para repasar algunas de las mejores canciones que hemos escuchado sobre ella.

LISPECTOR — “Winona Forever (Tattoo Song)”

"Puedes cambiar la forma como te vistes, pero no puedes cambiar los libros que has leído". Esta es la historia de uno de los tatuajes más célebres de la historia del cine. Johnny Depp tatuándose "Winona Forever", para posteriormente bórralo en parte y acabar llevando "Wino forever" (siempre borracho) el resto de sus días. Sólo hay una cosa más boba que el amor romántico: el desamor en Hollywood.

RYAN ADAMS — “Cry On Demand”

"Fui un ignorante eligiendo novia. Conocí a esta persona famosa y pensé, ¡saldré con ella! Pero todo lo que hicimos fue torturarnos mutuamente, fue algo realmente estúpido. En primer lugar no sé lo que estaba haciendo con ella.

“Todo el mundo sabe que estuve saliendo con Winona Ryder, vaya puta cosa. ¿Quién no lo haría? Realmente me gustaba. De hecho es una persona increíble, no es nada de lo que la gente piensa. Es una chica normal con problemas de gente normal que habla de cosas de chica normal, que necesita que la tomen de la mano para cruzar la calle. Así que, ¿cuál es el problema en que salga con músicos? ¡Le gusta la música!".

"Cry on Demand" no es la única canción que escribió Ryan Adams sobre su relación con Winona. "She Wants to Play Hearts" también es sobre ella, pero es posible que podamos encontrar su rastro en más canciones de Gold y Demolition (ambas con dedicatoria a Winona en los créditos).

UNREST — “Winona Ryder”

Unrest es uno de los grupos más injustamente olvidados del indie americano de los 80 y 90. En esa época Winona era un ícono para muchos músicos, para bien y para mal. En este caso se trata más bien de lo segundo. "Winona está llorando. No siento ninguna compasión". Hay dos versiones de esta canción: la cantada por Mark Robinson (XX) y por Bridget Cross (XY), cada una desde una perspectiva distinta. Nuestra favorita es la versión de Bridgett. Escuchen más a Unrest.

PAPERHOUSE — “Pale Winona”

Los indies españoles no fueron una excepción en nada, ni siquiera a la hora de buscar sus iconos. Paperhouse le cantaron a Winona a mitades de los 90 con un inglés bastante malo en este hit a medio hacer donde cantan "me gusta lo pálida que eres Winona, me haces sentir tan bien". Reescuchada ahora nos da una mezcla de nostalgia y vergüenza que no sabemos cómo gestionar.

PRIMUS — “Wynona's Big Brown Beaver”

Los Primus nunca se caracterizaron por su buen gusto a la hora de escribir letras. Tienen ese sentido del humor de tipo amargado que se sienta en la última fila de la clase. En esta canción hablan de la voracidad del castor marrón de una tal Wynona. El castor es una metáfora que se usa en inglés para describir un coño peludo, así que ya ven por dónde van los tiros. El grupo siempre ha mantenido que la canción no hablaba de Winona Ryder, pero en un momento en que la vida amorosa de Winona Ryder estaba en toda la prensa, la duda es más que razonable. Lo peor del tema es que la gracieta estuvo nominada al Grammy como mejor canción de Hard Rock. Debe ser que el rock es así.

MATTHEW SWEET – “Winona”

A Mathew Sweet le faltaba un título para una de sus mejores canciones y estando en el estudio, Lloyd Cole le propuso llamarle Winona por su obsesión con la película Heathers. Una historia tan normalita que se convirtió en un rumor que acompañaría para siempre al disco. "Intenté llamarte, pero la línea estaba ocupada", canta el bueno de Matthew. Winona, ve y contéstale el teléfono.

BRIGHT EYES — “Classic Cars”

Conor Oberst pasó de ser el cantautor favorito de los indies más sensibles al número uno en ventas de la noche a la mañana. Tenía 25 años, le llamaban el nuevo Bob Dylan, y lo encontraron besándose con Winona Ryder. Unos años más tarde escribiría "Classic Cars" sobre su relación con una mujer mayor (Winona tiene 10 años más que él). No sabemos qué tiene de real el rumor, pero Conor Oberst siempre ha usado sus relaciones como punto de partida de sus canciones, así que todo el mundo asumió que hablaba de Winona.

CHINO XL — “Can't Change Me”

Desde el momento en que la agararon robando en una tienda, fue fácil imaginar su nombre en boca de cualquier rapero. Es una verdadera lástima que la temática "Free Winona" no traspasase el mundo de las camisetas, porque si lo mejor que pudimos sacar de ese robo son versos como "Winona Ryder no puede robar suficiente mierda como para hacer feliz a esa puta"… Quizá no valió la pena.

LOS FLAMERS — “La Winona”

¿Winona es la hija del jefe de la tribu? Da igual si es nuestra Winona o es otra. "Te juro que te ves requetebién Winona". Casémonos Winona, he encontrao el grupo perfecto para que toque en nuestra boda.

***