FYI.

This story is over 5 years old.

La música de las cavernas: Una entrevista con Mariano de Pellejos

Platicamos con el baterista de una de las bandas más sucias de México sobre su nuevo disco, ‘Soy Cavernas’, y el estado actual del país.

Ilustración cortesía de la banda

“El Gas” fue un parteaguas: tanto el video como la rola se han convertido en una especie de éxito de culto. Pellejos, la banda detrás de esta oda a la idiosincrasia mexicana, es un proyecto que reta toda lógica dentro del rock en español, tumbando sus clichés como muros de contención de obra pública.

Su primer LP homónimo, aparte de ser un increíble vinil de colección, es una rareza con sus bases cimentadas en rock urbano, punk, blues y chilanguismo encabronado. “El Gas” es todo esto y más, una colección de frases callejeras sin sentido que no caben en sus seis minutos de duración. Tanto así que ahora tienen “El Gas 2” en su recién estrenado segundo disco, Soy Cavernas.

Publicidad

“Siempre nos fue bien, hasta que nos fue mal. Y de ahí pal real.” Canta Nacho Perales al principio de esta secuela, la voz rotunda de Pellejos cuyo trabajo de día es ser ajustador de seguros, por lo cual seguramente se enfrenta a escenas horrorosas en su día a día, analizándolas meticulosamente. Después de gritar “¡Salud, invertebrados!” antes de comenzar el disco, abre la primera rola con “Amo a los que se matan, lenguas y tripas viejas.”

Este punto medio entre el morbo y el humor es lo que caracteriza a la banda, al menos conceptualmente hablando. La música cambia del primer LP a este, tomando más libertades, lo cual en parte puede deberse a la inclusión de sangre nueva. Esteban Aldrete de SOLEDAD entró a la hora de grabar este material, y su manera de tocar se nota. Las canciones sueltan la estructura y optan por forma libre.

Mariano Villalobos, el baterista de la banda y el más extraño de los cuatro integrantes, se sentó con nosotros para platicar un poco del estado actual del proyecto, su nuevo disco, y el estado actual del país.

Noisey: ¿Cómo es que se juntaron a formar Pellejos? ¿Cuál era la meta?
Mariano: A nosotros nos gusta el rock desde que éramos cadetes. Teníamos el rock en la sangre muy metido. Y hace unos seis años, tal vez, dijimos, “Vamos a entrarle al toro.”

No todos vienen de tocar música, ¿cierto?
Daniel, Esteban y yo somos artistas visuales. Nacho viene por otro camino, es un ajustador de seguros… Cuando hay grandes percances, es una especie de detective.

Publicidad

Cuando los escuché por primera vez tenían una canción del Chavo del 8.
Sí, una farsa, una ironía de todos esos valores mafufos. Lo llevamos a algo demencial, en la que los personajes tienen una orgía sangrienta al final. Después de eso sale el primer disco.

El LP debut de Pellejos.

Me encantó la presentación en vinil que tiene su primer disco.
Nosotros sacamos el primer vinil no como una cuestión de nostalgia, mucho menos retro. Al contrario, el fin era interactuar con un objeto manufacturado industrialmente, y hacer algo a partir de ese objeto. Que te lleve a más, y sea un vehículo para el prendidón.

¿Su nuevo disco, Soy cavernas, saldrá en vinil?
No, es un disco diferente.

Cambió mucho el sonido entre Soy cavernas y su debut. ¿Cómo lo describirías?
Tenemos un rock bien tiesesote, y no tiene que ver con lo solemne. Lo solemne es de palo. Por eso Pellejos, porque es algo tieso, duro. No es una música con la intención de bailar; es algo que se te atora en el gañote. Viene mucho de la calle, de experiencias callejeras.

Mariano Villalobos, baterista de Pellejos. Foto por Reed Dunlea.

¿Cómo componen las letras?
Viene mucho de la calle, de experiencias callejeras y avistamientos urbanos.

Hablemos un poco de “El Gas 2”. ¿Por qué la necesidad de expandir esta canción?
El gas es algo cotidiano, de la calle. Es una metáfora y un vehículo con el cual le damos forma a las experiencias, a la memoria y pulula constantemente en el inconsciente colectivo: ¡EL GAAAAAAAAAAS!

Publicidad

Hay un sampleo del Muertho en este disco, han estado tocando juntos de repente. ¿Cómo se da esa relación?
Yo lo conocía desde hace años, hasta lo cargaba a ese Muertho. La amistad se estrechó cuando vino a tocar a la Pulquería [Insurgentes, en la Colonia Roma, DF]. Y nos pareció lo que cuenta su manera callejera. Y ese intro, “Satanas, ¿Dónde estás?” tiene mucho que ver con el sentimiento del disco. Ahora anda en Guadalajara, y lo apoyamos para conseguir toquines.

Pellejos en vivo. Foto cortesía de la banda.

También está “Gente poseída por rocolas 2”.
Nos entusiasma mucho esa rola. Ahora a lo mejor tiene otro giro. La rocola es el autómata que se quita la piel y te abre un espacio. Tiene un espacio donde habitan las emociones y los sentimientos, y todas esas rolas te rellenan la cabeza. Sólo tienes que meterle algo por la ranura.

Este segundo disco es más puntual al hablar de México; no diría que es un disco de protesta, pero es de nuevo una sátira nacional.
Habíamos pensado que este disco iría más cargado al amor. Y de repente solito se recargó y tocamos este punto sobre México, surgió naturalmente empezar a cantar “Le abrieron un boquete a la nación, le abrieron un boquete al escudo nacional, hoy cavernas. Y las águilas se bajan de la bandera para irse a chupar.”

¿Qué significa cuando dicen “Una luz al final del narco-túnel”?
Pues es un punto medio tijuanense de los narco-túneles; de repente parece que vemos la luz al final de la oscuridad, y de repente te jalan para adentro. Por eso también decimos: Estamos. Hundidos. Mexicanos.

Pellejos estarán presentando Soy Cavernas el viernes 17 de julio en el Multiforo Urbano Bajo Circuito. La entrada es libre y como invitado especial estará El Muertho. Aquí pueden ver toda la info.

Tenemos dos paquetes con una camiseta y el nuevo disco de Pellejos, Soy Cavernas. Los ganadores serán las personas que nos manden una prueba de que fueron a la presentación del disco; de preferencia, una selfie con alguno de los miembros de la banda.