Diez bandas que están dándole forma al nuevo metal colombiano

Román Gonzáles nos presenta una lista que repasa los sonidos emergentes del metal nacional.
4.5.16

Desde hace 30 años existe en Colombia una solida tradición metalera. Las primeras generaciones enmarcadas en los sonidos extremos del país consolidaron el género en ciudades como Medellín y Bogotá, donde se forjaron una serie de escenas históricas que defineron al metal nacional. Pero ahora se visualisan nuevos movimientos, nuevos lugares, en donde hace unos diez años era inpensable soñar que brotarian manifestaciones igual de importantes a las de hace algunas décadas.

Publicidad

En ciudades como Barranquilla o Bucaramanga, donde por tradición cultural era imposibe pensar que emergiera la semilla metalera, están apareciendo escenas pequeñas pero poderosas. Podemos ver cómo nuevos dinamizadores abren el espectro musical con producciones muy superiores en calidad y estilo a las de sus antepasados.

El problema es que muchas de estas nuevas bandas no tienen la suficiente visualización, pero están ahí: en los barrios y en los garajes. Están moviéndose, tocando, producidiendo y, sobretodo, le están dándole nuevos aires al metal colombiano.

Por eso los invitamos a dar un breve recorrido por algunos de los nuevos sonidos que están emergiendo desde hace unos años en diversos lugares de Colombia.

(No apto para radicalismos).

***

Absolution Denied

Ciudad : Medellín
Género : Melodic Death Metal

Esta es una banda que rebasa los límites preestablecidos de una ciudad que ha producido gran parte del metal mas radical del país. Absolution Denied hace a un lado las cavernarias formas del decálogo del metal medallo y rompe esquemas en cuanto a sonido y actitud. El grupo, que nació con un concepto maduro y muy claro, tiene un perfecto equilibrio entre agresividad y melodia, que se demuestra en las formas en las que se desplazan entre lo gutural y lo armónico. Su genial propuesta se asemeja a la de grupos como The Haunted o In Flames.

God Of Lies

Ciudad : Medellín
Género : Thrash Death Metal

En un mundo reinado por toda falsedad y lleno de máscaras, God Of Lies se muestra como un mesías reconciliador que con su sonido refrescante se caga en esta realidad. Son rápidos y extremos, autogestionados y activistas. Este grupo retoma las estéticas del thrash clásico pero le mete arreglos técnicos como riffs pesados que parecen los golpes de un Dios que destrulle una ciudad por pura diversión. También incluyen armonias técnicas hechas con las guitarras que muestran un estilo más del death melódico, algo así como At The Gates, lo que le da un plus a esta virtuosa banda.

Virgin Killer

Ciudad: Bucaramanga
Género: metal subterráneo colombiano

Los hemos visto en vivo y superan lo escuchado en su trabajo discográfico, algo difícil en una época de música hiper producida. Su sonido y puesta en escena nos remite a la vieja escuela del metal. Tienen un estilo muy ochentero, metal puro y duro, hecho con ritmos que nos hacen pensar en un pandilla de motociclistas o en un noche de cerveza y cabeceo en algún bar oscuro. Sus veloces canciones cantadas con unan voz aguardentosa estilo Lemmy Kilmister, nos remiten a los primeros años de Dark Angel. Por su estilo, este grupo hubiera encajado perfectamente la new wave of british heavy metal de los 80. Sin duda somos afortunados de que aparecieran en Bucarramanga unas cuantas décadas después.

Bonestorm

Ciudad : Bucaramanga
Género : Death metal

Su sonido es tan demoledor que no hay apelativos para describir tanta pesadez y agresividad. Hasta el fan más exigente de los géneros guturales hace una reverencia ante el basto sonido de esta banda. La mejor forma de describirlos es con la palabra brutal. Son como el grupo sueco Grave pero al estilo colombiano. O sea muy violento. En su último disco dejan claro que su fórmula es la correcta: todo es un conjunto de elementos de muy buen gusto, logrados con una impecable producción musical y gráfico. Bonestorm es una banda que llama la atención por su concreta propuesta y por su proyección que va más allá de los límites de Santander.

Incinerating Prophecies

Ciudad: Barranquilla
Género: Brutal Death Metal

Este caso supera toda lógica cultural en la costa. Teniendo en cuenta que esta es una region donde pareciera que solo ha florecido el sonido de Irene Martínez y de la Niña Emilia, Incinerating Prophecies es una negación a la tradición musical de Baranquilla. Ademas, por las condiciones en las que el grupo nació, rodeados de carnaval y trópico, podemos decir que sin duda, su sonido extremo, radical y casi gore, definitivamente genera un precedente en esta zona del país. Sin antecesores que gestaran algo minimamente cercano al death metal, este grupo se alza como una especie de colonizador de sonido y estética. Incinerating Prophecies encabeza una nueva tradición en la creciente escena de su ciudad, la misma que está abriendo una nueva puerta de oro en Colombia.

Profania

Ciudad: Jericó / Antioquia
Género : Death

Quienes piensan que el metal solo está ubicado en las grandes capitales del país, están muy equivocados porque en las veredas más apartadas de nuestros pueblos ahí cosas muy interesantes. Así es el caso de Profania. Cobijados por otra clase de bendiciones, se han convertido en embajadores de la cultura del metal al suroeste del departamento de Antioquia. Su propuesta tiene un estilo death metal lleno de densidad y melancolia, muy al estilo de Paradise Lost. El sonido de Profania es más pesado que extremo, algo lento, pero muy agresivo, como para cabecear mientras se agitan los puños en el aire.

E.N.E.M.Y

Ciudad: Manizales
Género: Thrash

En los últimos años, la zona cafetera de Colombia se ha vuelto la cuna de una nueva generación de thrashers que regresan para colonizar a un público ávido de energía. E.N.E.M.Y hace parte de esa estética, ritmos de guitarras repetitivos llenos de groove intercalados con punteados virtuosos. Baterías que no son muy extremas pero sí pesadas, agresivas y llenas de remates. Es una banda con un estilo clásico, chalecos de cuero, mancuernas con taches y actitud ruda.

T Machines

Ciudad: Medellín
Género: Death metal core

Al ser liderados por Juancho Gómez, guitarrista de Masacre, pensaríamos que es una continuación del sonido clásico del death metal antioqueño. Pero para nuestro agrado, este side project del ex Pestilencia, es una patada a los prejuicios de muchos. T Machines tiene la armonia del metal core, pero la mezcla con la pesadez y la oscuridad del death. Es una comvinación perfecta, muy agresiva, que no es tan extrema ni brutal, pero que te despierta el demonio interior. Con esta banda puedes armar un pogo o simplemente saltar al ritmo de sus goples que son tan pesados que desmiembran cabezas con cada headbanging.

Sexecution

Ciudad: Cali
Género: Heavy / Speed

Cali tiene una fuerte tradición metalera, así parezca que su escena está extinta. Estas chicas cautivan por retomar elementos clásicos del heavy speed con elegancia y personalidad. Sexecution nos trae la nostalgia del estilo más clásico del brit heavy, ese sonido un poco primitivo y vintage, cantado con voz de concervatorio, muy trabajada, que pasa de notas altas a agudas con facilidad. Este grupo tímidamente va llamando la atención con su propuesta, asi que esperemos que giren más por nuestras ciudades, para poder cabecear con su poderoso sonido.

Black Vomit 666

Ciudad : Bogotá
Genero : Black / Speed / Thrash

Los imaginamos caníbales por la crudeza de su sonido. Al escucharlos se recuerda una época de cuero, taches y aroma a azufre. Son un dúo ultra agresivo que no necesita más para llenar el espectro de su sonido oscuro y sucio. Esta es un banda podrida, como las del black ochentero. Su música que parece grabada en una mazmorra de tortura, tiene un sonido muy directo que te cae como un golpe en la nariz. Black Vomit 666 no necesita de un sonido bien producido ni virtuoso para obligarte a correr en circulos lanzando puños y patadas contra todo lo que se mueva.

***
Román González es uno de los metaleros más reconocidos de la vieja escuela de Medellín. Es músico, publicista, gestor cultural, docente, director de Del Putas Fest, un erudito de la historia del metal colombiano y amigo de todos. Síganlo por aquí y por aquí.