Straight Edge y orgullosas: Testimonios de mujeres straight edgers

Viviendo sin alcohol, sin drogas, sin sexo casual y escuchando mucho hardcore.
29.7.16

Este artículo fue publicado originalmente en Broadly Alemania.

A menudo se acusa a la Generación Y de ser desinhibida y hedonista en lo referente a los narcóticos. Y es verdad, probablemente nunca había sido tan fácil acceder a las drogas tan rápida y anónimamente como lo es hoy. Ya no es preciso que hagas el esfuerzo de encontrar un porro en la calle, arriesgándote de ese modo a que la tomba te lleve por unos pocos gramos de maría. Actualmente puedes pedir drogas por internet desde la comodidad de tu hogar. Además, en lo relativo al sexo rápido e irrelevante, 2016 marca otro hito: puedes descargar una app, deslizar la imagen hacia la derecha unas pocas veces, quedar y adiós muy buenas. Es un juego de niños.

Publicidad

Pero a pesar de todo esto, cada vez más personas deciden llevar una vida saludable y libre de drogas y eso es lo que hacen los seguidores del movimiento straight edge, cuyo nombre procede de la canción de la banda Minor Threat que lleva ese mismo título. Su lema: "No bebas, no fumes, no folles", es un claro alegato de rechazo hacia los excesos de la sociedad.

undefined

Hablamos con cinco mujeres straight edge acerca de sus motivos, del sexo ocasional y de la escena dominada por los hombres. Y nos dimos cuenta de algo: también puedes pasarlo bien estando sobria. Solo tienes que intentarlo.

Colleen no dice que es straight edge cuando conoce a alguien por primera vez. Foto cortesía de la protagonista.

Colleen, 24, straight edge desde hace cinco años

A Colleen le gustaba dejarse llevar cuando era adolescente. Bebía mucho alcohol en las fiestas y en los conciertos, a veces hasta el punto de desmayarme. "Cuando me hice un poco más mayor decidí de un día para otro que no bebería alcohol nunca más", explicó. "Por desgracia, en Berlín se ve mucha gente jodida por culpa del alcohol o las drogas. También hubo un caso grave de alcoholismo en mi familia y eso me influyó un montón. Beber alcohol y fumar, para mí, significan apoyar un sistema que yo no quiero apoyar. También soy vegana y una vida libre de drogas se acerca mucho a esa misma idea. No quiero poner nada dentro de mí que pudiera cambiar mi esencia".

Su grupo de amigos lo sabe y apoya totalmente su estilo de vida. Sin embargo, esta chica de 24 años no menciona su condición de straight edge a la primera de cambio. "Los extraños a menudo reaccionan estúpidamente y no lo entienden, supongo que porque el alcohol por desgracia está muy interiorizado en nuestra sociedad, de modo que si no bebes, eres la excepción. La gente siempre parece desconcertada y no entiende por qué una persona joven no bebe alcohol, pero de vez en cuando encuentro a alguien a quien mi estilo de vida le parece súper chévere, aunque siguen afirmando que ellos nunca podrían vivir así".

Publicidad

Para Colleen, que su pareja beba de vez en cuando no supone un problema. Pero también se distancia del sexo esporádico. "Para mí, ser straight edge también supone tratar a las demás personas con respeto y tener siempre compañeros nuevos en la cama a mí no me parece respetuoso. El sexo es algo íntimo que no deseo compartir constantemente con parejas nuevas.

Colleen también se ha dado cuenta de que, en general, el mundo straight edge está dominado por los hombres, aunque dice que la distribución de géneros en su propio grupo de amigos straight edge es "muy equilibrada". "En los conciertos, el número de mujeres es mínimo y es difícil de encontrar demasiadas bandas de hardcore compuestas por mujeres. Quizá ese sea el motivo por el que hay más hombres implicados en este tema, porque es más accesible y está más presente para ellos".

undefined

Kat dejó de beber alcohol cuando tenía 16 años. Foto cortestía de la protagonista.

Kat, 34, straight edge desde hace 18 años

El abuelo de Kat era un borracho y aquello le influyó mucho cuando, con 16 años, decidió vivir una vida libre de alcohol, tabaco y drogas. Sin embargo, Kat no entró en contacto con el término que describe su estilo de vida hasta mediados de los noventa. "Me gustaba que hubiera una etiqueta para mi estilo de vida, incluso aunque el tipo de música que se asociaba al straight edge por aquel entonces no tuviera nada que ver conmigo. Como estoy predispuesta a la adicción, fumar, beber y drogarme siempre serán mala idea para mí". Para Kat, el straight edge es sinónimo de "vivir sobriamente para hacer la revolución".

"De modo que hago cosas que probablemente no haría si estuviera borracha. Ser straight edge es una decisión personal, mientras que ser vegana es una decisión que he tomado por otros seres vivos. No tengo una bola de cristal para ver el futuro, pero ahora mismo —y este momento lleva 18 años en marcha— tengo la sensación de que ser straight edge es un compromiso de por vida para mí. Retrospectivamente, es lo más inteligente".

Publicidad

Kat define su orientación sexual como pansexual. Para ella, lo que importa es la persona, no su género. Sin embargo, no podría estar con una persona que bebe, fuma o se droga. "Ya lo he vivido todo: ver Netflix en un cuarto de estar lleno de humo, bromear con un man que olía a alcohol, preocuparme por si mi pareja se metería demasiado speed en una rave y se despertaría junto a otra persona… No necesito repetir nada de eso. Quizá para tener una aventura, pero no para una relación que supuestamente ha de tener futuro".

undefined

Anna bebió y fumó durante años antes de ser straight edge. Foto cortesía de la protagonista.

Anna, 26, straight edge desde hace varios años

"Para mí es o abstinencia o fracaso total. A estas alturas ya me conozco bastante y sé que me resulta totalmente fácil volverme adicta a las cosas. Quiero evitar eso", explica Anna. Afirma que ella bebía, fumaba y fumó hierba durante años. "Vi en mi grupo de amigos lo que las drogas pueden hacerle a las personas y yo no quería eso para mí, pero sigo estando a favor de la idea de dejar que la gente haga lo que quiera siempre y cuando no haga daño a los demás y que sea suficientemente mayor como para conocer las consecuencias".

Aparte de sus propias dificultades para encontrar un medio saludable en lo que respecta a consumir, los motivos de esta mujer de 26 años también son políticos. "En este mundo, gran parte de lo que sucede está mal y yo no puedo cambiar nada de eso poniéndome hasta el culo solo para que resulte más cómodo para mí. Vivo un estilo de vida straight edge porque quiero que mis sentidos estén en plenas facultades, porque sé cómo puedo ser cuando no estoy sobria y no puedo soportar verme así. Y vivo vegana por otros seres, ser una vegana straight edge es para mí la consecuencia de desear un mundo mejor para todos y de intentar aportar mi granito de arena a esa idea".

Publicidad

Anna ya no está en contacto con muchos de sus antiguos amigos. Al principio pensó que el mundo de los consumidores y los no consumidores podían unirse, pero con el tiempo acabó por resultarle demasiado estresante. "No puedo relajarme cuando la gente que me rodea está borracha o drogada. Conozco muy pocas personas que sean soportables cuando han consumido alcohol. No sé si una cosa va de la mano de la otra, pero las personas evolucionan de forma diferente y, en determinado momento, no había nada que nos uniera una vez que el alcohol desapareció de la ecuación para mí. Una amistad no puede sobrevivir únicamente alimentándose de recuerdos bonitos. Mis antiguos amigos intentaron durante un tiempo convencerme sin éxito de que bebiera con ellos, pero a mí me parecía de lo más jodido".

Anna, a diferencia de muchas otras personas de la escena, es más abierta en lo referente al sexo con parejas esporádicas. "Decidí que una relación no consiste necesariamente en tener sexo, especialmente porque existe un enorme espectro detrás de las relaciones hetero-monógamas. Siempre y cuando todo suceda consentidamente entre dos adultos, no veo cuál es el problema. Lo único que me parece realmente importante es que todo el mundo esté al mismo nivel". En general, le gustaría que hubiera más alternativas a la heteronormatividad dentro de la escena straight edge dominada por los hombres. "Siempre me alegro cuando los músicos en los grandes conciertos dicen que les enorgullece que haya mujeres, queers y otras minorías en primera fila. Cuando veo sobre el escenario a personas que no encajan en el sistema binario de géneros me pongo contentísima".

undefined

Maureen se reconoció como straight edge cuando tenía 16 años. Foto cortesía de la protagonista.

Maureen, 24, siempre ha sido straight edge

Según esta mujer de 24 años de edad, siempre ha vivido de acuerdo con los principios del estilo de vida straight edge. Lleva llamando así a su estilo de vida saludable y libre de drogas desde los 16 años, cuando escuchó el término por primera vez de boca de unas personas de su círculo punk de amigos. "Evitar estas sustancias se debe a que crecí en una unidad parental que sufría de adicción. Más tarde, seguía sin tener deseos de hacerme mierda, incluso aunque en mi grupo de amigos había algunos que no eran straight edge. Además, como sigo teniendo una relación íntima con gente que tiene problemas de drogas, continúo viendo el lado oscuro", nos explicó.

Maureen con frecuencia escucha comentarios típicos como, "Vaya, yo nunca podría hacer eso", "¿no sientes que te estás perdiendo algo?", o "¿te lo pasas bien cuando sales de fiesta?". "Mis amigos y mi familia reaccionan de forma positiva o neutral ante este tema. Eso significa que no les importa o que son felices por mí porque llevo un estilo de vida bueno para mi salud. Muchas veces recibo el respeto y el reconocimiento de otras personas. Algunas personas se sienten felices de poder designarme como conductora de la noche para llevarles a casa. Ah, pero también están las personas que creen que tienen que sentir pena por mí".

Publicidad

Maureen no se ve necesariamente a sí misma como parte de la escena straight edge, incluso aunque vive según su estilo de vida, de modo que no espera que sus parejas potenciales lo sean. "Para ser exactos, nunca he tenido una 'relación straight edge', si quieres llamarlo así, pero mi novio actual lleva bastante tiempo evitando consumir sustancias, dos años exactamente. He mantenido y mantengo relaciones íntimas con personas que han tenido malas experiencias con las drogas, o incluso que son adictas a ellas, así que no quiero descartar completamente tener una relación con alguien que tiene problemas con las sustancias. Nunca se sabe dónde nos puede llevar el amor".

Maureen no lamenta su decisión de ser straight edge: "Me gusta más vivir plenamente todos mis sentimientos que intentar borrarlos con alcohol, incluso aunque a veces sean incómodos".

undefined

Melixxx probó el alcohol y el tabaco cuando tenía 15 años. Foto cortesía de la protagonista.

Melixxx, 24, straight edge desde hace casi 9 años

Malixxx llegó inicialmente a la escena straight edge mediante la música. "No tardé en sentirme frustrada por el carácter nihilista y destructor del punk alemán clásico, de modo que el hardcore old school se convirtió en mi música favorita. Minor Threat y grupos así, PMA, los clásicos… En aquella época decía, 'No, gracias, soy edge' cuando la gente me ofrecía alcohol". Por aquel entonces tenía 12 años. En realidad probó el alcohol y el tabaco cuando tenía 15, pero finalizó sus experimentos con sustancias al cabo de medio año.

"No, no arranco los cigarrillos de la mano a la gente, ni tampoco soy miembro de una secta, simplemente lo hago por mí misma", afirma esta mujer de 24 años. "Creo que es paradójico que la gente me mire raro por cuidar mi cuerpo y del medioambiente, por respetar a otros seres humanos y por vivir una vida vegana, cosa que me hace más tolerante e incluso más respetuosa que mis congéneres, pero si te pones hasta el culo de drogas y alcohol todos los fines de semana y vomitas hasta el primer tetero nadie te dice nada".

Ella no tiene problemas con la gente menos inhibida con el consumo, siempre y cuando no tenga que mantener una relación con ellos. "Si tuviera una pareja que no viviera una vida vegana y straight edge, fumar sería algo inaceptable", explica Melixxx. Durante mucho tiempo se consideró a sí misma asexual, antes de descubrir su amor por las mujeres, lo que dificulta mucho más encontrar una pareja en la escena straight edge. "La selección de mujeres no heterosexuales, veganas y straight edge dentro de los círculos en los que yo me muevo, que también encajen con mis criterios personales Y que me resulten interesantes es realmente escasa. Conozco más hombres edge que mujeres. Es como buscar una aguja en un pajar".

Mellow explica el hecho de que haya más hombres que mujeres en la escena del siguiente modo: "El hardcore y el straight edge son cosas para gente dura. Tienes que ponerte a prueba. La gente a menudo atribuye el hardcore y el straight edge exclusivamente a machos musculados llenos de testosterona. Aquí las mujeres, como pasa tantas veces, solo son un bonito accesorio que te gusta tener al lado pero que no quieres que diga nada. Solo son realmente aceptadas en la escena después de llevar muchos años o si son pareja de un tipo de la escena".

"Echando la vista atrás, pertenecer a la escena me ha enseñado que hay otras personas como yo ahí fuera y que está bien ser como soy". Sin embargo, "una vez escribí en un texto que la comunidad hardcore y straight edge solo es un reflejo de la mayoría de la sociedad pero con mejor música. Y lo sigo pensando".

***